Pages

Saturday, June 17, 2017

Sexo, Cosby y los medios


Los medios se encargaron de crear el ambiente de circo, pero el juicio se declaró nulo ayer



Sexo, Bill Cosby  y prensa. Bill Cosby, sexo y prensa. Prensa, Cosby, Sexo. Sea cual sea, la realidad es una sola y es ineludible.  Su nombre ya no se asociará a la comedia ni será la figura cimera que abrió tantas brechas o dio oportunidades para tantos negros, latinos, judíos, musulmanes y otras minorías en los medios de comunicación en los Estados Unidos. Siempre se hablará de Cosby, el sexo y la gran cobertura noticiosa que ha generado.


Es que no todos los días cae un héroe. Por eso es que para muchos toma por sorpresa la determinación de hoy de que el juicio por abuso sexual en su contra fue declarado nulo. La imagen de esta figura mediática de la nación americana siempre estará manchada porque el caso fue grande. 60 mujeres lo acusaron de violación. La noticia fue portada en incontables medios y él perdió oportunidades, le cancelaron giras y programas. Se convirtió en la burla incluso de muchos negros a los que él mismo les abrió las puertas.

Los medios y la excesiva cobertura noticiosa generaron todo un ambiente de polarización en su contra. En las redes sociales las mujeres le llaman violador y abusador. Todas las actrices que él descubrió y les abrió oportunidades le dieron la espalda, con excepción de la que hacía de su hija “Rudy Huxtable”, Keshia Knight Pulliam, en la serie The Cosby Show, quien lo acompañó al juicio.

Fue acusado, sentenciado y crucificado en la corte de la opinión pública. Lo acribillaron en las redes sociales, pero el juicio se declaró nulo. ¿Por qué? Porque una cosa es lo que se comenta en los medios o se fomenta por grupos de personas, a veces promovido por publicistas, abogados y feministas como pasó en este caso, y otra, lo que hicieron los abogados de defensa con todo su mollero económico, y quizás, evidencia. Es decir, una cosa es lo que se especula y otra lo que se presenta en la corte y convence al jurado. Ahí es que se distinguen las cosas.

En ese sentido, es importante que todo periodista, relacionista, comunicador y persona que ha seguido este caso, esté atento porque la manipulación en los medios de comunicación siempre ha existido y ahora alcanza niveles grandes usando las redes sociales.


Antes de ayer, la actriz Lili Bernard que fue una de las que acusó a Cosby de drogarla para abusar de ella sexualmente, se dirigió a la prensa frente a la corte y le reclamó a los medios que no lo perdonaran. Dijo que tenían que seguir el linchamiento de su figura porque mientras se proyectaba como Dr. Huxtable en su serie de televisión, como el padre adorable y cómico televisión, violaba mujeres y era un depredador sexual.

Ayer, el relacionista público de Cosby, Steven O’Neill, al salir del juicio dijo que muchos medios se prestaron para publicar medias verdades y falsedades motivadas por la abogada mediática Gloria Allred, y leyó unas expresiones contundentes de la esposa de Cosby, Camille Cosby, que decían lo siguiente:

“¿Cómo describo al fiscal de distrito? Abundante y explotadoramente ambicioso. ¿Cómo describo al juez? Altamente arrogante en su colaboración con el fiscal de distrito. ¿Cómo describo los abogados de las acusadoras? Totalmente poco éticos. ¿Cómo describo a muchos pero no a todos los medios en general? Como entidades descaradamente viciosas que continuamente diseminaban omisiones a la verdad de manera intencional con el propósito primordial de vender ávidamente el sensacionalismo a expensas de una vida humana” (Declaración de Camille Cosby, leída por un portavoz)


Toda esta reacción es normal cuando una figura ha sido perseguida públicamente, como lo fue Bill Cosby. Sin embargo, esto no quiere decir que Cosby sea inocente. Ojo, que también se manipula la prensa de ambos lados.  Tampoco quiere decir que se debe aplaudir las agresiones a las mujeres. Por el contrario. Hay que combatirlo.

Sin embargo, es bien fácil destruir una vida y una carrera de una figura prominente precisamente porque es prominente como lo fue Cosby, sin pensar en el efecto que esto pueda tener en otros casos. 

Por eso el papel de la prensa y de los medios de comunicación tiene que apegarse a la verdad y no tener agendas o prestarse a agendas por amiguismos, por dinero o por favores. Hay que presentar todos los ángulos de la noticia, y escudriñar hasta conseguir la realidad. Sólo así es que se consigue el verdadero poder, y siempre, el tiempo es el que dice lo que de verdad pasó.




REFERENCIAS:

A continuación les incluyo otras nueve  columnas o entradas a este blog que he redactado sobre el tema del sexo y cómo los medios manejan estas informaciones. Les recomiendo la #9 del año 2011 “El sexo nubla a los políticos”, para un contexto algo más histórico:

1.      2017 - Un juez llamado tiempo
2.      2015 - ¡Qué rico el sexo kinky!: de obscenidad y policías
4.      2012: Morality in Media
6.      2012: Créeme, te miento: la manipulación en los medios https://enblancoynegromedia.blogspot.com/2012/07/creeme-te-miento-la-manipulacion-en-los.html
7.      2011: “Maripily es noticia”: así opinan los periodistas https://enblancoynegromedia.blogspot.com/2011/07/maripily-es-noticia-asi-opinan-los.html

No comments:

Post a Comment