Pages

Friday, April 26, 2013

Cárcel federal

 

“¿Cuál es el secretismo en torno a los incidentes que ocurren y que están pasando en meses recientes en esa institución penal?”

 
Siento una gran curiosidad. ¿Qué será lo que está pasando de verdad en la cárcel federal? ¿Cuál es el secretismo en torno a los incidentes que ocurren y que están pasando en meses recientes en esa institución penal? ¿Por qué no hay más fiscalización a lo que acontece allí y al secretismo de las autoridades? ¿Será porque le tienen miedo a los federales o es a los gatilleros? No tengo nada que ver con la cárcel ni con los federales ni con lo que pasa allí, pero tengo una gran curiosidad porque es tan poca la información que trasciende que cualquiera pensaría que se trata de un encubrimiento maquiavélico de los hechos.

Wednesday, April 17, 2013

Comunicar terror

 

“El terrorismo sabe que causa miedo y que el miedo es noticia”

 
Boston = Miedo. Miedo = Parálisis. Terror = Histeria. Es todo parte de una estrategia bien concertada que utiliza a los medios de comunicación masiva como la prensa, radio, televisión y cable TV, y potencia el mensaje con el eco que generan las imágenes, la especulación y los comentarios imparables en las redes sociales. El terrorismo sabe cómo manipular el miedo colectivo usando los medios masivos.
 
Es igual si se trata de terrorismo interno o lleve el nombre de al-Qaeda, ETA, McVeigh o cualquier loco que entre a tiros en lugares públicos. Se genera el mismo pánico porque el terrorismo sabe cómo provocar ansiedad en la población y mantener en vilo a la gente con la incertidumbre de desconocer qué es lo que en realidad acontece y como poder controlar su entorno. Los actos terroristas que ocurrieron en la tarde del lunes durante el Maratón de Boston demuestran precisamente eso: una estrategia bien pensada para generar miedo. Es una estrategia del terror.
 
El difundir el terror es la primera lectura en un análisis desde el punto de vista de la comunicación de los eventos que mantienen, aún hoy, a la sociedad estadounidense y a gran parte del mundo en profundo estado de ‘shock’.

¿Qué pasó con José Enrique?

 

"Es obligado examinar por qué los medios han ignorado este tema después de haber sido parte o de haber provocado incluso boicots”

 
¿Y qué pasó con José Enrique? Esta es una pregunta que me vengo haciendo hace varias semanas y meses, recordando la discusión pública a finales del 2012 en torno a la agonía y el vil asesinato del publicista José Enrique Gómez Saladín.
 
El País se estremeció con la manera en que ocurrió la muerte y se generó toda una ola de indignación colectiva promovida desde las redes sociales con el lema #TodosSomosJoseEnrique. Miles de personas, incluyendo artistas, se tomaron fotos con el cartel que leía “Yo soy José Enrique” y la subían a Internet en solidaridad. Hasta se creó un boicot contra el programa de televisión SuperXclusivo porque en él se repitieron las especulaciones que dijeron primero en el FBI, en la Policía, y que salieron en otros medios noticiosos en torno a los posibles móviles del crimen. ¿Y qué pasó después de tanto ruido y boicot? Nada. El crimen sigue impune y la Prensa en general, callada. En las redes sociales que tanto se habló del tema, se mantiene un silencio irresponsable. ¿Dónde está la gente que habló y gritó tanto hace unos meses?
 
Desde una perspectiva de análisis crítico de los medios de comunicación, es obligado examinar por qué los medios en Puerto Rico han ignorado este tema después de haber sido parte o de haber provocado incluso boicots. ¿Por qué el silencio? ¿Es parte de una censura por temor a ser víctimas de otros boicots o quieren ocultar algo? ¿Será miedo o dejadez en la cobertura noticiosa? Como analista de los medios de comunicación me siento obligada a plantear estas preguntas que al día de hoy no tienen respuestas. Lo que ha habido es un silencio imperdonable. Me pregunto si este silencio y falta de seguimiento a una noticia que fue tan fuerte en diciembre es otra muestra más de la hipocresía en la que muchos viven aquí.

Wednesday, April 3, 2013

Transparencia

“La verdad hay que administrarla. Se cuenta poco a poco, pero se cuenta con honestidad"


 
Rabindranath Tagore dijo una vez: “El río de la verdad va por cauces de mentiras. Es fácil hablar claro cuando no va a decirse toda la verdad. La verdad levanta tormentas contra sí que desparraman su semilla a los cuatro vientos. Lo falso, por mucho que crezca en poderío, nunca puede elevarse a la verdad”.
 
Esas palabras me recuerdan de lo que más leo últimamente en la Prensa internacional que es del tema de la transparencia. Que si las empresas deben ser transparentes, que si la gente no debe mentir, que si las marcas deben ser claras en lo que dicen, que si los gobiernos deben decir las cosas como son. Para mí, de lo que esto se trata es de comunicar la verdad. La transparencia es precisamente eso, decir la verdad, pero decirla por convicción, ya sea porque esa es la política institucional o es la forma de ser del individuo, no porque sea una alternativa impuesta o una moda.