Pages

Friday, April 26, 2013

Cárcel federal

 

“¿Cuál es el secretismo en torno a los incidentes que ocurren y que están pasando en meses recientes en esa institución penal?”

 
Siento una gran curiosidad. ¿Qué será lo que está pasando de verdad en la cárcel federal? ¿Cuál es el secretismo en torno a los incidentes que ocurren y que están pasando en meses recientes en esa institución penal? ¿Por qué no hay más fiscalización a lo que acontece allí y al secretismo de las autoridades? ¿Será porque le tienen miedo a los federales o es a los gatilleros? No tengo nada que ver con la cárcel ni con los federales ni con lo que pasa allí, pero tengo una gran curiosidad porque es tan poca la información que trasciende que cualquiera pensaría que se trata de un encubrimiento maquiavélico de los hechos.

En lo que va de año, en el Centro Metropolitano de Detención, ubicado en Guaynabo, han ocurrido al menos seis incidentes que incluyen dos asesinatos y varios tiroteos a la institución:
 
(1) El 26 de febrero, desconocidos dispararon y asesinaron en su vehículo al guardia correccional, Osvaldo Albarati Casaña, cuando salía de laborar en esa cárcel. Se dijo que él investigaba actos de contrabando y otras incidencias en el penal.
 
(2) El 6 de marzo apuñalaron y asesinaron en la cárcel al confinado Glaston Smith, un hombre de 51 años quien estaba detenido desde el 26 de febrero de 2013.
 
(3) El 8 de marzo agentes federales ocuparon drogas, armas blancas y celulares en medio de un operativo relacionado con la investigación del asesinato del guardia correccional, Albarati Casaña.
 
(4) Al día siguiente, el 9 de marzo, la guardia penal Magaly González Montijo fue arrestada en la misma cárcel por cargos de contrabando dentro de la prisión, enfrascarse en actos sexuales con un confinado y destrucción de evidencia.
 
(5) El 18 de marzo se hicieron disparos contra la cárcel desde el expreso PR-22. El tiroteo no dejó heridos.
 
(6) El 10 de abril tirotearon de nuevo, con entre cuatro y seis proyectiles, la institución, aparentemente desde un vehículo en marcha por la PR 165,.
 
De lo poco que ha trascendido, y por lo que he conversado con varios agentes federales y otras personas conocedoras, de lo que aparentemente se trata es de líderes del narcotráfico que intentan controlar desde la cárcel sus negocios afuera y que se han infiltrado hasta en las mismas esferas del gobierno correccional. Pero también tiene mucho que ver el aumento en la población penal por las ofensivas de varias agencias federales como el Negociado Federal de Investigaciones (FBI) y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) para combatir el trasiego de drogas y para arrestar gatilleros, algunos de los cuales están presos en esa institución.
 
A eso hay que añadir que en la cárcel federal hay un serio problema de hacinamiento de convictos y que ante tantos incidentes, no solo los presos se afectan sino sus familiares porque han aumentado los cotejos en la cárcel y se han limitado las visitas de familiares. El tema del hacinamiento de presos y las violaciones a los derechos civiles es algo que no se puede olvidar en Puerto Rico, donde tenemos la historia reciente en el sistema penitenciario estatal que provocó que los confinados radicaran aquel famoso pleito de clase en el pleito Morales Feliciano, el más longevo en el sistema de justicia federal en la historia de la Isla (33 años de litigio y más de $250 millones en multas).
 
Además de eso, la inestabilidad en la cárcel federal ha trastocado los procesos en el Tribunal federal, afectando las operaciones de otras agencias. Por ejemplo, se supo que ha provocado dilaciones en el traslado de la vistas en el Tribunal federal, como ha reseñado la Prensa. Y sin duda alguna, otros de los perjudicados con lo que pasa allí son los agentes de ley y orden, y sus respectivos familiares, porque es evidente que cada día más arriesgan sus vidas y su seguridad.
 
Me parece que es momento de empezar a fiscalizar y a exigir más transparencia en la información que se difunde porque se trata de las vidas de muchos, más allá de los confinados y los federales. El público debe saber.
 
(NOTA: Esta columna fue publicada en El Vocero el 24 y el 25 de abril de 2013 - http://www.vocero.com/carcel-federal/)

No comments:

Post a Comment