Pages

Monday, July 1, 2013

Yiye Ávila: el fenómeno mediático


Mucho antes de que la Internet estuviera accesible en celulares y tabletas, antes de que uno se enterara de noticias al instante en diarios online como NotiCel, o en las páginas de endi.com o vocero.com, antes de los diarios gratuitos y antes de que Wapa América soñara con emitir su señal a los mercados hispanos en los Estados Unidos, ya existía la señal de una televisora que salía desde un barrio de Camuy vía satélite a más de 128 países. Esa señal la originaba un mogul mediático pocas veces analizado: Yiye Ávila.

El rol del evangelista Yiye Ávila como fenómeno mediático en Puerto Rico ha sido descartado por los medios tradicionales que rechazan todo lo que represente un atisbo de religión o del mal llamado fundamentalismo. Sin embargo, este pastor evangélico logró hace más de 25 años una hazaña que pocos en los medios comerciales y pocas personas han podido, y es la internacionalización de su producto.

Con el fallecimiento de este líder religioso que es referente para los cristianos en el país, vale la pena analizar su legado en la historia de los medios de comunicación local. Joaquín “Yiye” Ávila Portalatín falleció el viernes 26 de julio a los 87 años en su hogar y hoy, luego de críticas por su pasividad, el Gobernador Alejandro García Padilla decretó dos días de duelo en su honor.

¿Cómo es que un pastor, desde un barrio en Camuy, transmitía a todo el mundo vía satélite todos los días? Los cultos, su peculiar gesto de abrir y cerrar el puño mientras hablaba, sus campañas de oración en distintos países, sus oraciones frente a la cámara así como los programas que han ido evolucionando desde los más sencillos hasta espectáculos musicales y caricaturas para niños se transmiten desde Puerto Rico a todo el mundo. ¿Cuánto dinero le costaba mantener la antena de satélite? ¿Cuánto dinero debía generar para mantener la operación de su cadena televisiva, el sistema de Internet y otros? ¿Cómo es que logró crear un departamento de mercadeo directo para vender grabaciones de sus sermones y servicios, o promocionar sus libros y otros productos religiosos? ¿Cómo es que nadie recordó eso?


Análisis de mercado

En un análisis estrictamente del mercado de los medios, no se puede descartar la importancia de lo que Ávila representó. En el 1987 Ávila compró su primer canal de televisión, el canal 63, en Aguada. Hoy tiene otros en distintas partes del país. En el 1988 fundó La Cadena Del Milagro (CDM Internacional) y estableció los estudios de transmisión y sede de la misma en Camuy aunque también tiene otro estudio de grabación en la zona metropolitana para facilitar las grabaciones y producciones.


Comentario: Acceso a las cortes


 
Hoy la prensa se apuntó una victoria que parece pequeña, pero no lo es. Por primera vez en 56 años, se permite la entrada de cámaras a las salas 904 y 907 del Tribunal de Primera Instancia de San Juan. Esto es el resultado de muchos años de lucha de los periodistas, especialmente los gráficos, así como de los gremios periodísticos.

Esta decisión de la Administración de los Tribunales de permitir el acceso, limitado a esas dos salas, lo que hace es abrir el espacio para que por fin las audiencias puedan conocer lo que hacen los jueces, abogados y fiscales en casos de importancia e interés público. Los tribunales han sido renuentes a esto por tantos años y el proceso para llegar hasta aquí fue lento, pasando por encuestas entre jueces, análisis, redacción de reglamentos, y mucha ponderación.

La reticencia de los jueces a permitir cámaras en las salas en parte respondía a que los jueces querían proteger su entorno, a sí mismos y evitar que trascendiera lo que pasa en corte. Mientras que los periodistas a través de todos estos años de historia, así como la Asociación de Periodistas de Puerto Rico, el Overseas Press Club, y muy en especial, la Asociación de Fotoperiodistas de Puerto Rico, lo que han defendido es el derecho del público a ver lo que pasa en Corte porque el público tiene derecho a estar informados. Hoy es un día para celebrar que se rompen barreras. ¡Enhorabuena!