Pages

Wednesday, April 23, 2014

Radio: ‘back to basics’


"De la misma manera en que el valor de las propiedades en el país bajó, se tiene que aceptar que el valor de las propiedades en el medio, o sea, los costos en los que venden anuncios bajaron".


La cancelación del programa de Mayra López Mulero y los alegados cortes en los salarios a algunos de los principales talentos en Univisión Radio ocurridas la semana pasada, más allá de demostrar los problemas económicos de esa cadena, apuntan a la crisis que vive la industria de la radio en Puerto Rico. Pero como pasa con un alcohólico que no reconoce su condición, grandes sectores en la industria radial no aceptan que tienen que cambiar porque no hay presupuesto publicitario que aguante. Negación total.
De la misma manera en que el valor de las propiedades en el país bajó, se tiene que aceptar que el valor de las propiedades en el medio, o sea, los costos en los que venden anuncios bajaron. En la radio y los medios de comunicación tienen que bajar sus costos de un 20 o un 30%, pero en vez de bajar, suben las pautas y con eso, pierden ingresos o dejan de ganar. El problema de la radio viene por varias causas:

Thursday, April 17, 2014

“De cualquier malla, sale un ratón”: cobertura mediática


De cualquier malla, sale un ratón, oye, de cualquier malla”,  entonaba Cheo Feliciano en uno de sus tantos éxitos en la época de oro de la salsa. Así como el ratón daña todo lo que coge y lo destruye, por poco algunos miembros de la prensa hicieron lo mismo esta mañana en la desesperada cobertura noticiosa en la que se afanaban por ser los primeros en reportar el desgraciado accidente de uno de los grandes de nuestra música.

En el análisis de la cobertura mediática de la muerte de Cheo se vio el morbo, la falta de trasfondo y la dejadez de muchos medios locales en todo su macabro esplendor. Eso contrastó también con los esfuerzos genuinos de varios medios y periodistas que abordaron el asunto con seriedad, con respeto al dolor humano y lo que representa esta pérdida para su familia y para el país. Como si eso fuera poco, fueron las redes sociales las que sirvieron de altoparlante para repetir y ampliar tanto para lo bueno como para lo más malo en la cobertura noticiosa.

Wednesday, April 16, 2014

Santa Semana, Semana Santa


Semana Santa, Santa Semana.

Semana para descansar. Días de estar relax, sin preocupaciones.
Semana para coger sol en la playa. Es momento de cogerse un “break”, de irse a la playa, darse unos tragos, coger sol y olvidarse de los problemas de este “período especial” que vive Puerto Rico, aunque lo nieguen los gobernantes de todos los partidos. Son días de olvidarse que estamos pelaos’ por pagar al dichosa planilla, por el IVU y el montón de impuestos que tiene a muchos al borde de la quiebra.

Hay que olvidarse del desempleo, de la falta de oportunidades, del pesimismo, y … ah, es como si escuchara abrir la lata de cervecita fría, que se saborea bajo el sol candente que te quema la piel, de una de las hermosas playas del país. Será en Cabo Rojo. Quizás en Luquillo. En Vieques o en Culebra este año a lo mejor no, porque no hay lanchas, pero sí hay descanso.  Ay qué rico. ¡Santa Semana!

Muchos que desde el viernes pasado cogieron sus bártulos y se fueron corriendo a alguna playa, olvidan es que esta es la Semana Santa. Sí. Es una santa semana en la que deberíamos todos recogernos a buen vivir. Es una semana de reflexión que inició el Domingo de Ramos en la que debemos todos pensar dónde estamos y hacia dónde vamos.

Después de 40 días que se supone fueran de meditación, de introspección en esa Cuaresma, por fin llega la Semana Mayor. Esa semana, que en la tradición religiosa y cultural de la que se supone que salimos como pueblo, pensemos y actuemos como una semana de espiritualidad. Pero no, se convierte en una de todo menos eso.

Tuesday, April 8, 2014

La noticia negativa


Todo el mundo se queja de por qué la prensa siempre se enfoca en lo negativo


La noticia negativa. Siempre sale el tema. En todos los talleres que ofrezco a menudo sobre el manejo ante la prensa, en reuniones con profesionales y en cuanta conversación tenga sobre medios viene la misma queja. Todo el mundo se queja de por qué la prensa siempre se enfoca en lo negativo. 

Inevitablemente, esto siempre me recuerda una discusión fuerte y constante que tenía con uno de mis primeros jefes, Manny Casiano, presidente y dueño del semanario de economía Caribbean Business.

Manny siempre me decía que tenía que enfocarme en cubrir las noticias positivas como aperturas, fusiones, nuevos productos, cambios de empresas. Yo le decía que si esa era la noticia se cubría, pero si era un cierre o una quiebra, se tenía que cubrir igual. Le decía que un verdadero periodista no se puede vender o influenciar por los anunciantes del medio, que la disciplina de un periodista ético se basa en reportar los hechos tal y como acontecen, sin editorializar y sin maquillarlos o pintarlos como el anunciante o el publicista quiera. Y él me decía que yo me equivocaba, que no se trataba de eso, que tenía que decir la verdad pero con conciencia de ver el ‘macro’ y evitar caer en lo que hace la mayoría de la prensa en el país que es verlo todo desde un ángulo negativo.

“Los titulares son negativos. Las noticias de televisión son de crímenes y muertes. Si lo único en que nos enfocamos es en lo malo, se afecta todo. Esto afecta el clima de inversiones porque las empresas no quieren invertir en lugares donde todo sea negativo”, me repetía siempre Casiano.

Veinte años más tarde, pienso que tenía algo de razón. ¿Son las noticias negativas un reflejo de la realidad? ¿Espejo o lupa?

Sometida a la obediencia

Este caso de la vida real trae lo que es el sexo en el siglo 21 con todo lo que la tecnología y los medios sociales conllevan


Esto fue una conversación real que sin querer inicié entre cinco mujeres, de entre 25 y 59 años de edad hace dos días sobre el vídeo viral de una mujer policía practicándole sexo oral a un compañero de labores.

Yo: ¿”Vieron el vídeo de la mujer policía?”

Isa: “Claro. ¿Quién no lo ha visto? La mujer con la macana en la boca.”

Mara: “No lo vi, pero es detestable que siempre victimizan a la mujer. Doblemente victimizada a nivel físico y a nivel público. Fue una encerrona para ella, pero del tipo no dicen nada”.

Annie: “Sí, vi parte del vídeo, ella estaba de lo más feliz. Víctima fue después, no en el momento en que se dejó grabar. ¿Por qué se dejaría grabar? A lo mejor fue por mutuo acuerdo. Es obvio que ella sabía que la estaban grabando, qué estúpida fue”.

María: “Yo no quiero ni verlo, pero no es la primera vez que sale algo así. ¿Por qué será que siempre tienen que fastidiar a la mujer”, dice la mayor del grupo. “Del hombre no dicen nada porque para eso es el macho. Deberían destituirlo”.

Mara: “La gente graba vídeos para su excitación sexual posterior al acto. En vez de buscar pornografía en películas o por Internet, lo tienen en su celular”.

Yo: “El vídeo trascendió por un desquite. Aparentemente la esposa del policía lo filtró. Ya me la imagino rebuscando el Iphone del marido y de momento se topa con la sorpresa de ver su falo en boca de otra en vivo y a todo color”.

Mara: “Faltaba ver a la mujer policía con un collar de perro y que el tipo le dijera ‘sit’, ‘good girl’. La usó y se burló de ella. La trató como una perra”.

Té de campana


"Este tipo de estrategia en la que se usan temas controversiales como el sexismo o el discrimen, o en las que se incita a la violencia, sigue la misma táctica que usa el gobierno con el país'.

Nos duermen por el igual el ‘mass marketing’, los medios de comunicación, las noticias, los políticos y las empresas. Juntos, prenden todas las pipas con el humo que intoxica, que aboba, que duerme pa’ que no pensemos, pa’ que no actuemos, pa ’que no analicemos. Y cuando despertamos del letargo y nos damos cuenta de lo que hay, nos entra la piquiña, nos entra la ‘depre’ y nos ponemos tristes. Tan tristes como el adicto al crack que cuando le baja la nota se tiene que meter más ‘tecata’. Y nos damos el pasecito, la ‘kryptonita’, ‘la rola’, ‘la caspa del diablo’ y nos da con llorar, nos damos un palo o lo que sea pa’ no pensar, pa’ no sentir, pa’ no actuar. La realidad boricua da pena. En el humo lo importante se esfuma.

Esta semana la bomba de chicle Dentyne Ice explotó en el Tren Urbano. Feministas y las que no lo son se sintieron ofendidas con una campaña bastante sexista y estúpida que lanzó esa firma, incitando a la violencia hacia la mujer, y que entre sus múltiples mensajes decía “No le cedas el asiento, ofrécele tu falda. Ready para cada chance”. Las críticas fueron tan fuertes en las redes sociales que el Departamento de Transportación y Obras Públicas, ordenó remover toda la promoción de Dentyne Ice de los vagones y estaciones del Tren Urbano. Cuando el tema trascendió y fue publicado como noticia en la mayoría de los medios noticiosos, la empresa de distribución Mondelez International se disculpó.

Como ésta hay varias otras campañas sexistas como la de “¿Cuántas de ustedes quieren el maní de Yellow de M&M Mars?”, imagino que pensando en las mujeres solo queremos un maní. Yeah right! Y la campaña de “Vamo’a portarnos mal. Rompe las reglas!” de T-Mobile que usa la canción de Calle 13.

En el caso de Dentyne nunca se dijo quién fue el artista creativo ni en qué estudio de mercado se basó para hacer una campaña tan cargada de prejuicios. Sí se sabe que fue la agencia McCann Ericsson. Y entiendo que aunque sexista y estúpida, fue positiva para el producto. Usó la estrategia Maripily. Como dice mi amiga la empresaria Maripily “que hablen de mal de mí, pero que hablen”. O sea, se basó en el reconocimiento de marca. Es evidente que el presupuesto era limitado a afiches en el Tren Urbano, pero con la controversia pública han puesto a la gente a hablar de la marca. Mercadeo de guerrilla. Y así hicieron mucho ruido con poco presupuesto. Fue la táctica de ‘es mejor pedir perdón que pedir permiso’.

Este tipo de estrategia en la que se usan temas controversiales como el sexismo o el discrimen, o en las que se incita a la violencia, sigue la misma táctica que usa el gobierno con el país. Es la misma técnica de propaganda de los políticos que nos tiran bolas de humo para que nos embobemos, como tecatos, y no nos damos cuenta de que nos están clavando, literalmente, una daga por la espalda.

Pasó esta semana también en el tema de energía eléctrica y la pelea entre el Senado y Fortaleza. Imperó el dime y direte, pero pocos se concentraron en el hecho de que el costo de la electricidad tiene a casi todo el país, o mejor dicho, los que no tienen subsidio, hartos de pagar en exceso. Como si eso fuera poco, el gobierno terminó la semana con el anuncio de que el precio del arroz va a subir. Es otro engaño. Hace más de seis semanas que el precio del arroz había subido, pero por la competencia entre los supermercados nadie se dio cuenta. ¿Qué cosa pretende ocultar el gobierno con la bola de humo del alza en el precio del arroz? La respuesta a esa pregunta la tienen que buscar los periodistas.

Es de esperarse que los publicistas y las empresas copien las técnicas de propaganda para adelantar sus agendas o vender sus productos. En un pueblo dormido, hacen lo que quieran. Así mismo el gobierno nos anestesia en vez de decir lo que hay que hacer para limpiar a este país a sangre fría. Que acepten que hay que botar empleados públicos, cortar agencias y reducir servicios. No hay dinero. No se atreven a decirlo de frente y nos siguen anestesiando. El problema es que llega el momento en que la anestesia ya no sirve y hay que buscar una más fuerte y sigue el ciclo. Mientras tanto, seguimos bebiendo el té de campana

NOTA: Esta columna fue publicada en el diario El Vocero, el 3/25 de 2014 -http://elvocero.com/te-de-campana/ 

Sunday, March 23, 2014

Sin enfoque, vendrán más despidos en los medios


Si los medios de comunicación en el país no se enfocan, están abocados a perder mercado y por ende, tendrán que botar gente.

Tiene que haber enfoque distinto tanto en el contenido que ofrecen, como en el mercado al que se dirigen. No todos los medios puedes intentar informarlo todo o cubrir todo de manera superficial porque eso no atrae audiencias que ahora tienen la oportunidad de escoger desde su teléfono o tableta la información o el entretenimiento que deseen.

Esa falta de enfoque en el mercado, así como los problemas que persisten al estar en el octavo año de recesión económica que azota a Puerto Rico, son las causas para las consistentes oleadas de despidos en los medios de comunicación.

El 2014 empezó con la cancelación en enero de todos los noticiarios de fin de semana en Univisión TV con decenas de despidos, y la semana pasada sobre 40 empleados unionados y gerenciales de la GFR Media, empresa matriz de los diarios El Nuevo Día, Primera Hora e Índice, quedaron fuera según confirmó el sindicato United Steelworkers Union a varios medios del país.