Pages

Sunday, January 24, 2016

5 “posts” sobre cobertura del caso de la fiscal


Lcdo. Fermín Arraiza y su esposa, la fenecida fiscal Francelis Ortiz. (Foto del portal de NotiUno)


El asesinato de la fiscal Francelis Ortiz el martes pasado, y la apabullante cobertura noticiosa del caso que se generó desde ese momento ha dado mucho de qué hablar ante el país. Las preguntas que algunos miembros de la prensa el hacen al viudo, el reconocido abogado Fermín Arraiza, las especulaciones en varios noticieros, periódicos y emisoras de radio, así como las preguntas a la madre, el padre y otros familiares de la mujer asesinada demuestran cómo el morbo acapara el interés del público y pareciera que es lo único que quieren transmitir algunos medios.

Gran parte de la polémica sobre este caso se generó por la transmisión de un vídeo de seguridad en el que se ve a Arraiza en una gasolinera cargando el cuerpo de su esposa, y a su hija, una niñita de unos cuatro años, siendo cargada por agentes de la policía. El vídeo fue filtrado a la prensa aparentemente por el dueño del garaje y no es la primera vez que hacen eso desde dicho lugar. Primero lo transmitió Wapa TV (NotiCentro). De ahí lo capturó Telemundo (Telenoticias), que lo puso al aire en el telediario de la noche aunque al día siguiente hicieron un reportaje alegando que no lo pondrían al aire. En el programa Los 6 de las 6 de Univisión, así como en Dando Candela (Telemundo) y en Lo Sé Todo (Wapa) tambié se difundió. Wapa lo suministró a otros medios y fue publicado en sitios en la web de lugares como El Vocero, NotiCel, El Nuevo Día, Metro y Primera Hora.

Como era de esperarse, ya que siempre hago análisis del contenido de los medios, desde el primer momento hice comentarios al respecto. Algunos fueron ampliamente difundidos. De hecho, los tres primeros comentarios que expuse sobre el tema en mis presencias sociales en la red Facebook y Twitter tuvieron sobre 50,000 interaciones (retweets, shares, comments, likes) en sólo dos días. Periodistas, políticos, sociólogos, psicólogos, profesores universitarios, policías, abogados, jueces, funcionarios públicos y muchas otras personas comentaron. Algunos criticaron mis posturas, pero la mayoría de las personas las apoyó.

Varios periodistas y personal ejecutivos en algunos medios me recomendaron que no siguiera comentando, para evitar tener problemas o que en los medios me tildaran de persona non-grata, dándole “bola negra”  si tuvieran que hacerles algún acercamiento para colocar noticias de clientes de relaciones públicas. Yo he seguido comentando porque tengo la libertad de hacerlo, es mi opinión y la de miles de personas. De hecho, otras organizaciones como la Alianza del Autismo, APNI, el Colegio de Abogados y diversas personalidades han expresado posturas similares a este y otros asuntos porque el tema del asesinato coincide casi con las expresiones que hizo una comentarista radial sobre los niños y padres de educación especial. Para que conste en record, a continuación presento los cinco “posts”  que origine en mis dos páginas de Facebook.

Primer comentario: 1-20-2016


Entre el vídeo de la fiscal moribunda y los comentarios de Inés Quiles en contra de los padres y de niños de educación especial queda totalmente demostrado que el periodismo serio y respetuoso de la dignidad humana desapareció en Puerto Rico. Ya entienden por qué en los medios cada vez hay menos espacios para gente ética y seria.

Parece mentira que generen rating, lectoría y tráfico en los sites de Internet con el dolor humano. Yo siempre he defendido el periodismo y la libertad de prensa y de expresión, pero nunca la falta de respeto a la dignidad del ser humano. Sé que hay crisis económica en todos los medios. Llevo años analizándolo en mis columnas y Blogs, pero ese tipo de información no ayuda a construir una sociedad enferma. El periodismo corre por mis venas. Es mi vocación de vida y se mejor que nadie lo que es o no noticia y noticeable, pero jugar con el dolor ajeno no lo es.

¿A que no publican videos de sus hijos o esposos/esposas muriéndose? ¿Verdad que no lo permitirían? ¿Por qué hacen eso? ¿Hasta cuándo el público, los anunciantes y las agencias de publicidad van a seguir respaldando ese tipo de producto mediático?

Sinceramente me siento decepcionada.

Les pido a mis amigos en Facebook (al igual que a los enemigos y detractores) que me den sus comentarios por aquí o por mensaje. Ayúdenme a redactar el análisis de todo esto.
PD - Se que por hacer estos comentarios me busco enemistades y los colegas en los medios se molestan conmigo pero es lo que opino. Sé que me arriesgo a que me cierren puertas e intenten afectarme, pero nunca he sido hipócrita.

Segundo post: 1-20-2016


Lean esto



Diálogo periódico digital de la Universidad de Puerto Rico.

 

Tercer post: 1-21-2016


Se molestan en los medios
 https://www.facebook.com/sandra.rodriguezcotto.3?fref=nf

Es oficial. Algunos amigos en los medios se molestaron conmigo porque ayer en este foro libre expresé mi indignación por el vídeo de la fiscal moribunda en brazos de su desesperado esposo y frente a su niña, y por los comentarios estúpidos e ignorantes de Inés Quiles en contra de los padres y de niños de educación especial e impedimentos.

Me dicen que no soy periodista ya y que no puedo opinar. O sea, que me calle. Pues NO.

Yo no ejerzo como reportera por decisión propia desde el 2004 cuando vi por donde iba esto. Anticipé la debacle y me fui en la cresta de mi carrera, viajando a hacer coberturas internacionales, publicando investigaciones que pocos se han atrevido y sin problema alguno. Pero lo hice cuando quise sin la presión de quedar desempleada como lastimosamente le ha pasado a tantos colegas años después.

Soy relacionista licenciada y nunca he parado de seguir educándome en esta honrosa profesión que también estudié en la universidad junto al grado en periodismo, otro en literatura y otro en historia caribeña, en una de las mejores universidades en los Estados Unidos.

Trabajo como relacionista con mucha seriedad, ética y respeto, especialmente por el oficio de otros colegas en los medios. He tenido mucho éxito que rara vez divulgo públicamente porque no me interesa.

Además de todo eso, aclaro que desde el 1993 aún como reportera en los medios hacia mis análisis de comunicación y periodismo que continuo haciendo hasta el día de hoy para medios locales e internacionales. Los hice para Caribbean Business, para Agencia Francesa, para El Nuevo Día, para El Diario La Prensa (NY), El Listín Diario (Rep.Dominicana), El Vocero, WKAQ, Radio Isla, Wapa TV, y desde el 2010 y más recientemente desde mi blog, para NotiCel, para WPAB y a nivel internacional en Huffington Post, Portal RRPP y (Argentina), y para All Digitocracy.

No me gusta sacar mis credenciales pero lo hago porque me las han cuestionado al expresar ayer mi indignación aquí.

Si expresar mi indignación les molestó, aprendan que existe el derecho a la libertad de expresión, el mismo en que se ampararon ustedes para presentar esas imágenes burdas de la fiscal, y para permitir que la comentarista radial ofendiera más de una cuarta parte de la población de Puerto Rico. Recordemos que el censo de 2010 reveló que esa es la cantidad de personas con algunos impedimento en el país.

Tengo pleno derecho a opinar como han hecho cientos de personas por la insensibilidad que representa la basura que pretenden transmitir como noticia. Solo con ver la cara de Fermin Arraiza me partió el alma. Esos primeros días de su tragedia al ver a su esposa acribillada (como le pasa a todas las víctimas del crimen) son aterradores y lo marcarán de por vida, peor aún será con el hecho de que su dolor es usado como imagen para generar rating.

Debo decir que quizás a diferencia de otros profesionales en las relaciones públicas que optan por no opinar por temor a que les afecte en sus relaciones con los medios, y los entiendo y respeto, yo nunca me dejo regir por el miedo. Siempre lo hice y lo seguiré haciendo.

Siendo reportera fui defensora de la clase, presidí gremios, funde centros de libertad de prensa, pero también critiqué y DE FRENTE lo que estaba mal. Si me equivocaba, pedía excusas y enmendada el error. Eso es ser ético y vertical. Lo que le falta a algunos que están tomando decisiones en los medios por temor a perder trabajos si bajan audiencias.

Además, todos los periodistas, editores, dueños o gerentes de medios y jefes de noticias o redacción me conocen. Mi récord está ahí. Todos saben que siempre he sido la misma. Voy por el medio, recta, y NO me vendo ni le cargo colas a la gente que lo hace mal.

Sé que el sensacionalismo copa y nubla las mentes de los que toman decisiones en los medios, pero no es lo mismo ser sensacional que ser insensiblemente sensacionalista. Usar el morbo para validar ratings, a la larga perjudica a todos. No aporta nada a la sociedad y abona al clima de desconfianza y a la falta de credibilidad que le adscriben a sectores de la prensa.

Como dijo la fiscal asesinada en sus tesis de maestría en periodismo " la libertad de expresión debe siempre ir acompañada de la responsabilidad cívica y profesional de los periodistas, analistas y todo aquel que intervenga en los medios". En las páginas finales de su tesis, Francelis Ortiz invita a los comunicadores a generar debates públicos sobre los problemas del país, pero también a evitar crear miedos colectivos y sensacionalismos en las representaciones sociales sobre la criminalidad.

Hoy estaré reflexionando y desde lo más profundo de mi ser le enviaré mi cariño y solidaridad al Lic. Arraiza, a toda su familia y a todos los que han sido víctimas del crimen y han tenido que enfrentar el escarnio noticioso públicamente. También mi solidaridad a todas esas madres y padres de niños especiales que continúan enviándome mensajes por mis expresiones sobre la bajeza que dijo Quiles.
Y por último. No es fácil opinar desde mi posición como me dijo el colega decision-maker del medio. Me arriesgo mucho, pero es lo que siento y sienten la inmensa mayoría de las audiencias serias de este país.


Cuarto post: 1-22-2016


Más sobre el vídeo de la fiscal

Aunque algunos en los medios me criticaron ayer por expresar mi indignación hoy veo otras voces reaccionando porque el vídeo de la fiscal fue filtrado y esto afecta el proceso investigativo. Yo no toqué ese aspecto en mi comentario sino lo más básico que es la insensibilidad ante el dolor que es a mi juicio una falta a la dignidad del ser humano. O sea, una violación al Artículo 1 de la Carta de Derechos de nuestra Constitución


Tras la difusión por parte de uno de los principales canales de televisión del País de un vídeo de seguridad de la gasolinera Total del barrio Campo Rico en Canóvanas, donde…


Quinto post: 1-23-16


Sobre el Colegio de Abogados y los medios

 https://www.facebook.com/sandra.rodriguezcotto.3?fref=nf

Me alegro que sigan saliendo otras voces pidiendo mesura a los medios de comunicación y no soy la única. Esta vino ayer del Colegio de Abogados. Pero me pregunto, ¿por qué a unos si y a otros no? Hubiera sido positivo que otras voces salieran a pedir respeto en los medios no sólo hacia la figura de la fiscal asesinada y su familia porque son gente conocida, sino que también pidieran respeto por los miles de familias y niños con impedimentos y de educación especial que fueron salvajemente vejados esta misma semana por una comentarista que busca afanosa algún tipo de reconocimiento a su programa radial sin rating. El problema aquí es más o menos el mismo: se usa el dolor ajeno para generar audiencias, para “pautarse”. Y eso está mal.

Todos, como CONSUMIDORES DE MEDIOS que somos, o sea, como audiencias que nos empujan contenidos por radio, prensa, televisión, billboards, cine, Internet y hasta móviles, debemos ser exigentes. Cierto es que la libertad de prensa y de expresión permite de todo, pero no es libertinaje. Y hay opciones. Usted puede ver pornografía o puede cambiar el canal. Lo mismo pasa con las noticias o los comentarios. O los lee y escucha, o cambia el medio. Sin embargo, ante la abrumadora avalancha de porquería, se debe exigir respeto. Respeto y calidad.

Me reafirmo en lo que llevo varios días escribiendo en este foro, que es que el periodismo y los medios sufren una crisis de credibilidad. La crisis responde en parte por este tipo de cosas. Que se publican o difunden contenidos sin importar las implicaciones. Sin importar las consecuencias. Sin medir el impacto en las víctimas o en los afectados, y mucho menos, el efecto total con el paso del tiempo, en la sociedad.

Todos debemos exigir calidad como se le exige a cualquier producto que se compra o se consume. Igual pasa con los medios. Me siento tranquila que a pesar de los ataques, críticas (y hasta insultos) recibidos en estos días, y hasta las recomendaciones de que no siga porque me “quemaré” con ciertos periodistas y me “cerrarán puertas”, tengo el derecho a expresarme y siempre lo he hecho. Estoy en récord en cientos – llevo casi 1,000 – columnas, escritos y ponencias analizando la evolución y cambios en los medios de comunicación, sobre la ética y el ejercicio del periodismo.

De hecho, desde que la mal llamada analista y supuestamente socióloga insultó a los niños con impedimentos la semana pasada y luego, con el asesinato de la fiscal y la cobertura noticiosa, todos los días he escrito algo distinto para mi columna de esta semana. Lo rompo y lo vuelvo a escribir, tratando de que me pase el coraje que provoca la indignación, de modo que se pueda comunicar algo con cabeza fría que provoque la reflexión y haga que aquellos en los medios que toman decisiones, reconozcan la responsabilidad que tienen con el país. Porque pararse detrás de un micrófono, una cámara o una computadora no es un relajo. Mucho menos ser quien decide lo que sale al aire o a quién dejan salir al aire o a publicar contenidos. Se tiene poder, pero con el poder también se exige responsabilidad. Así que sigo reflexionando, y leyendo sus respuestas y mensajes, para poder hacer una composición de lugar.
Añado que algunos de mis “posts” han generado miles de reacciones, y es algo que no esperaba pero me alegro que pase, porque significa que toqué una fibra y que son muchos los que están pensando que hace falta mejorar los contenidos. Lo positivo de todo esto es que ha provocado que la gente reaccione, como hemos visto incluso en coberturas noticiosas y análisis.

Ciertamente el caso de la fiscal asesinada ha calado en el país. Me pregunto si es por la indudable conexión y relaciones que tenía ella y tiene su esposo con sectores de la prensa y de centros del poder. Quizás por eso son más cuidados y protectores, pero también quizás por eso son más insistentes en la burda y excesiva cobertura. Ciertamente este caso es bien triste, como también son tristes los miles de otros asesinatos que morbosamente se cubren o analizan en los medios, pero resulta irónico que no hubo igual reacción de estos sectores. Quizás sea ahora el momento en que esto provoque cambios.
A pesar de todo esto, es imperativo, obligado y URGENTE mencionar y aclararle a algunos cibernautas que no todos en la prensa y en los medios son iguales. Hay cientos de periodistas (incluyendo reporteros, editores, periodistas gráficos, productores y jefes de noticias) que son gente altamente seria, con un profundo compromiso ético con los rigores que exige el periodismo. De igual forma, doy fe de que hay muchas otras personas en los medios de comunicación como productores, artistas, escritores y “talentos” que son personas serias y éticas. Hay algunos – no muchos – comentaristas, analistas y lo que yo llamo “opinantes” que también son gente seria. Eso es un hecho.

El problema que tenemos como pueblo, como sociedad, es que la mediocridad también abunda. Hay tanto mediocre, bruto, tonto, inescrupuloso, vendido y gusano en los medios, que tienen poder y acceso, y por desgracia, son los que a veces dominan la opinión pública. Acaparan los espacios. Usurpan el espacio y acceso, y hasta los pocos trabajos que quedan de la gente seria. En parte por eso es que hay tanta porquería en los medios. En parte también es por es que la gente critica a los medios o dice que los periodistas hacen tal o cual cosa, y meten en el mismo bote a gente que no son reporteros, mucho menos periodistas. Algunos ni inteligentes son. Se confunde la gimnasia con la magnesia. A la larga, la credibilidad de todos, especialmente de la prensa, se afecta.

También esto habla mucho de lo que somos como pueblo. Las audiencias tienen que exigir calidad, pero también tienen que respaldar aquellos contenidos buenos y no los burdos e inescrupulosos porque hemos caído en un círculo vicioso. El morbo y el interés de la gente generan cada día más contenido morboso y malo. El medio tiene que vender, así que se va por lo más fácil. A esto se añade la incompetencia de algunos en los medios, y tenemos esa bomba de tiempo.

Entiendo que en estos días la Asociación de Periodistas y el Overseas Press Club – gremios en los que estuve activa por décadas e incluso hasta presidí o estuve en sus juntas – coordinan foros para analizar esta situación. Imagino que algo vendrá también del sector de la academia. Lo importante aquí es que venga algo de los medios y de los dueños de las empresas mediáticas. Pero más que nada, que vengan movimientos ciudadanos, y que el público participe de la discusión y aporte. Así se mejora todo.
Por lo pronto, seguiré pensando y leyendo sus comentarios que me sirven de fuente de inspiración para lo que espero publicar en los próximos días en mi columna. Gracias.


El Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico, mediante su presidente Mark Anthony Bimbela, pidió espacio para que las autoridades pertinentes lleven a cabo…
aldia.microjuris.com

Top of Form
Bottom of Form


No comments:

Post a Comment