Pages

Thursday, January 14, 2016

20 tendencias para los medios y el periodismo en el 2016



 

NOTA: Con esta columna sobre las tendencias mediáticas, inicié la publicación de columnas semanales en el 2016 en NotiCel. Fue publicada el 6 de enero de 2016 - http://www.noticel.com/blog/184918/20-tendencias-para-los-medios-y-el-periodismo-en-el-2016.html )


El 2016 será un año interesante para la industria de los medios de comunicación y para el periodismo. Será un año de muchos cambios y de una apabullante competencia por ser quien primero dé las noticias, pero a la misma vez, será un año en el que las estructuras tradicionales lucharán por mantener sus anquilosadas estructuras operacionales. Los viejos se resisten al cambio, y en el año electoral, se verá como pocas veces, cómo esta pugna tendrá un impacto en la manera en que se informarán los contenidos noticiosos a las audiencias.

Si en la columna de la semana pasada analizamos algunas de las principales tendencias que nos dejó el 2015 en los medios de comunicación, en esta planteamos algunas de las cosas que podrían venir en el 2016. Estas tendencias se desprenden de un análisis de lo que está ocurriendo a nivel internacional que realizamos todos los años en este blog En Blanco y Negro con Sandra con más de 40 entrevistas y conversaciones con expertos locales y del exterior.

Por las pasadas seis semanas hemos mantenido conversaciones con periodistas de los medios Reuters, The New York Times, Huffington Post y All Digitocracy; y con profesores de periodismo y comunicación de las universidades estadounidenses Rutgers, Stanford, Arizona State y Columbia Journalism School.  A esto se añaden conversaciones a nivel local con 10 de los principales publicistas del país, cuatro profesores de periodismo y comunicación de la Universidad de Puerto Rico, de la Universidad del Sagrado Corazón y del Sistema Universitario Ana G. Méndez, así como con sobre 20 periodistas, blogueros, gerentes  y empresarios de casi todos los medios en Puerto Rico.

El resultado de estas conversaciones y análisis del campo del periodismo se resume en 20  tendencias que podrían ocurrir en el 2016 en el periodismo y los medios de comunicación en Puerto Rico.

1.      Siguen los cambios: La crisis económica que impacta a los medios desde hace cinco años continuará en el 2015. Se anticipan cierres de varias emisoras de radio, la eliminación de al menos uno de los periódicos impresos para convertirse sólo en versión online, y más bajas en los medios alternos como televisión pagada y ‘billboards’ porque los presupuestos de publicidad siguen bajando.

2.      Contenidos únicos: En el 2016 tendrán éxito los medios y productos mediáticos con contenidos únicos y propios, que no sean copias o iguales a los demás. Como abunda la información disponible en tantos dispositivos y de manera tan rápida, sumado al efecto de la fragmentación en los medios, todo esto obligará a los empresarios mediáticos a crear contenidos diferentes con rediseños y más infografías que logren atraer audiencias.

3.      Entender las audiencias: Para entender por qué los medios vienen sufriendo tantas bajas desde el 2012, hay que entender las audiencias actuales. Las encuestas de televisión y radio y los estudios de lectoría en los periódicos ya no son suficientes para entender a las audiencias. Ya no podemos medir el éxito según cuanta gente nos ve, nos escucha o sintoniza porque la era de medir efectividad por audiencias masivas murió. Ahora hay que medir el éxito por cuántas audiencias diversas puedes tener y cómo atiendes a esos grupos reducidos de una forma más enfocada. Esto aplica también a las audiencias segmentadas. Ahora son audiencias diversas específicas e individuales, pero los medios tradicionales siguen creyendo que pueden servirle el mismo contenido a todo el mundo con la misma cuchara. Los que no se adapten a esta realidad, desaparecerán en el 2016.

4.      Rechazo a la vejez: El medio que admita que la población puertorriqueña envejece rápido (por la migración y por la baja en natalidad) y cree contenidos para esta población mayor, tendrá éxito en el 2016. Sin embargo, en octubre pasado en esta columna demostramos como todavía los medios y las publicitarias en Puerto Rico se resisten a desarrollar contenidos para el grupo demográfico que más está creciendo en el país. Puerto Rico es un país de viejos, y los medios y los publicistas viven insistiendo en presentar contenidos dirigidos principalmente a los jóvenes. (Ver http://www.noticel.com/blog/182024/negacion-a-la-vejez-en-los-medios.html )

5.      #womeninjournalism : La mujer en el periodismo y en los medios de comunicación sigue siendo víctima del prejuicio, el sexismo y están subrepresentadas en la cobertura noticiosa como reiteradamente demuestran estudios como el Global Media Monitoring Project (http://whomakesthenews.org/home ) en el que Puerto Rico participa. Sin embargo, ante la pérdida de audiencias y con los cambios demográficos, la mujer será clave en mantener la lealtad con los medios en el 2016. Las mujeres, que en la isla componen la mayor parte de los miembros de la prensa, deberán liderar este movimiento y que los contenidos de política, economía, deportes y otros sean vistos desde las ópticas y necesidades informativas de la mujer, en vez de mantener el prejuicio de que sólo les interesan noticias de como  las de “estilos de vida”, artistas y “moda”.

6.      Prensa escrita: La crisis será más grave que nunca porque el modelo de negocio de los periódicos ya está obsoleto. La audiencia de la prensa escrita se entera hoy en día primero de las noticias que la misma prensa. Reciben alertas en sus celulares o lo ven en las redes sociales. En ese sentido, si el negocio principal de la empresa mediática es el periódico, esto significa que seguirán perdiendo dinero. No se podrán dejar contenidos para el día siguiente, a menos que se trate de reportajes exclusivos e investigativos, con contenido distinto a lo que se consiga online.

7.      Rol de la FCC: Lo que ocurrirá en el 2016 en la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC en inglés) será clave en las operaciones de las emisoras de radio y los canales de televisión en Puerto Rico. En el caso de la televisión está pendiente la subasta de señal que afectará a varios canales obligándolos a cambiar de frecuencia. Entre éstos está WIPR y América TeVé. En la radio, la FCC estará más atenta a las operaciones de las emisoras regionales y que éstas cumplan con los requisitos que exigen sus licencias. Esto tendrá particular importancia para las emisoras pequeñas y las que pertenecen a iglesias que no están transmitiendo en el horario regular porque han pedido dispensas para estar menos horas al aire. Algunas van a salir del aire.

8.      Televisión:  Ya la gente no se sienta a ver los programas como antes. Prefieren ver Netflix, Hulu, Youtube. El público mismo se ha convertido en su propio programador, por ende, el modelo de programación lineal que usan las televisoras locales ya no sirve. Funciona sólo con audiencias de 45+. Esto se evidencia en el declive en los ratings que han tenido todos los canales de televisión local. En ese sentido, se obligará a las televisoras a segmentar más sus audiencias. A esto hay que añadir la migración masiva que también tiene un impacto en el resultado neto de las audiencias. Habrá oportunidades en la creación de contenidos para audiencias mayores. Sin embargo, los medios a nivel general, todavía se resisten a programar para audiencias mayores.

9.      Radio: Las cadenas AM de noticias apuestan al dinero publicitario de los candidatos políticos, pero no llegará tanto presupuesto como en comicios anteriores porque no hay tanto dinero en la calle. En ese sentido algunas continuarán luchando por sobrevivir con su debacle económica y problemas de transmisión. En la banda FM se anticipan cambios de talentos en los programas de más audiencias. La radio también enfrentará más competencia de podcasts de corte informativo o noticioso, que están desarrollando varios periodistas que han quedado cesanteados.

10.   Menos San Juan y más regional: En la medida en que los medios tradicionales siguen enfocándose en las mismas noticias, pierden audiencias ante medios regionales que están cada día más fuertes en sus áreas geográficas. Esto se debe a que las audiencias regionales son más leales. Ejemplo de esto es el nivel de audiencias que tienen emisoras regionales como Radio WALO en el Humacao, WMDD en Fajardo o WPAB en todo el sur comparado a las bajísimas audiencias que tienen en esas regiones las cadenas insulares como Univisión, NotiUno o Radio Isla. Lo mismo sucede con medios impresos como El Nuevo Periódico en Caguas o La Perla en Ponce. Los políticos ya están tomando nota del poder de lo regional y seguiremos viendo más transmisiones de mítines que se originan en medios regionales. Muchos periodistas que han sido cesanteados, buscarán opciones en estos medios.

11.   Globalización: Por un lado está el énfasis regional, pero por otro, el 2016 también demostrará el interés por lo internacional.  Vivimos en un mundo más global, más culturalmente diverso, pero los medios tradicionales mantienen gríngolas hacia esas realidades. Casi no informan nada de afuera con profundidad, y las audiencias buscan esos contenidos en la web. Por otro lado, con la crisis en las salas de redacción se han ido eliminando a periodistas y comentaristas con pericia en temas de noticias internacionales. Como no hay erudición en esos temas geopolíticos, el contenido de las noticias locales tiende a ser insularista, simple y superficial.  Aquí hay otra ventana de oportunidad para los medios. El que desarrollo experiencia en temas internacionales podría capturar un segmento creciente de audiencias que necesita esa información.

12.   Audiencias globales: Más allá de cubrir noticias internacionales, los medios locales seguirán buscando y creando oportunidades para atraer otras audiencias más allá del 100 x 35. Wapa América es un ejemplo básico del alto rendimiento por la necesidad de contenidos para la diáspora puertorriqueña, pero lo mismo aplica a las presencias  cibernéticas de los demás medios locales. Obligará también a presentar contenidos con locales “acentos” más neutrales y en otros idiomas, como el inglés.

13.   Periodismo para desarrollar relaciones: Además de propiciar conversaciones, los reporteros deberán participar y conocer a sus audiencias e intercambiar ideas. Algunos reporteros, mayormente editores, ya lo hacen en redes sociales como Twitter y Facebook,  siguiendo el modelo de la radio. Al conocer mejor a sus audiencias, podrán tomar conciencia de la necesidad que tienen las audiencias por recibir mejores narrativas  y mayor diversidad temática.

14.   Inversiones en tecnología y rapidez: Ante la competencia, los medios más sólidos tendrán que invertir en equipo para mantenerse al día y lograr ser los primeros en llevar las noticias. En el 2016 habrá más cobertura en vivo – por televisión, radio e Internet – así que los medios seguirán invirtiendo en mejorar sus presencias en la web, actualizando sus aplicaciones o creando nuevas.

15.   Periodistas como activistas de la libertad de expresión: Esta tendencia se ha visto un poco en los comentarios de algunos reporteros en las redes sociales, pero en el 2016 tomará más vigencia.  Como expresa el profesor de la Escuela de Periodismo Walter Cronkite de la Universidad de Arizona, Dan Gillmor, “habrá una mayor toma de conciencia de que el periodista tiene un rol en defender la libertad de expresión, y que no es un mero ‘entertainer’, como lo ven en algunas empresas mediáticas”.

16.   Monetizar los contenidos: En el 2016 los medios tradicionales y muchos de los periodistas que han sido desplazados y buscan crear sus propios medios informativos se enfocarán en crear nuevos modelos de negocios que les garanticen la oportunidad de generar ingresos a base de ganar audiencias de lectores o cibernautas leales a sus productos. Algunos esfuerzos como el que realiza Sin Comillas y Endi.com que tienen ciertos contenidos para suscriptores por paga, servirán de modelo para este objetivo.

17.   Mirada a las universidades: Aunque las universidades gradúan demasiados periodistas que luego no consiguen trabajo y no tienen las destrezas para emprender nuevos medios, lo cierto es que en algunas se siguen haciendo esfuerzos para que los estudiantes puedan navegar en la realidad del mercado de empleo cuando se gradúen. Esto, a su vez, sirve de ejemplo para los medios tradicionales. En el Laboratorio de Innovaciones Periodísticas de la Escuela de Comunicación en la Universidad de Puerto Rico, por ejemplo, se han desarrollado varios proyectos colaborativos como lo fue la revista de base comunitaria Puerto Rico Te Quiero y el proyecto de programas televisivos de la Interamericana de Bayamón.

18.   Enfoque no partidista: Las audiencias  no quieren manipulación ni parcialidad, quieren más diversidad en los temas y entienden que las noticias no son sólo de los partidos principales (PPD, PNP y PIP). Aquellos medios y periodistas que entiendan que no pueden ser megáfono de ciertos intereses o partidos políticos, sino de todos, tendrán más éxito en el 2016.

19.   Es cuestión de supervivencia: En un mercado donde las audiencias están cada vez más fragmentadas y que tienen a su alcance contenidos donde lo deseen, publicar un torrente masivo de titulares o vídeos no es suficiente. No se trata de presentar titulares repetitivos, sino de construir historias y narrativas a base de personajes vibrantes e importantes que capten el interés de las audiencias, como insiste Dan Colarusso, de Reuters TV.

20.   Detener la erosión en la credibilidad: El periodismo superficial y parcializado, y los temas “light”, entre otras cosas siguen afectando la credibilidad de los periodistas y los medios de comunicación en todo el mundo. Por eso en el 2016 el reto principal será detener la erosión continua en la credibilidad y la confianza entre sus audiencias, especialmente entre aquellos de la generación millenials y los que pertenecen a minorías. Un aspecto clave en todo esto será el lenguaje que no debe seguir perpetuando estereotipos y discrímenes, como argumenta la periodista fundadora de All Digitocracy  y profesora en Stanford, Tracie Powell. El periodismo inclusivo logrará ganar la confianza de las audiencias y reestablecer la reputación perdida.


No comments:

Post a Comment