Pages

Tuesday, June 5, 2012

La elocuencia de la imagen: Palabras y proyección de los candidatos en foros


Dicen que un gesto vale más que mil palabras, y en materia de comunicación política, la manera en que proyectan los candidatos habla mucho más de lo que sale de sus bocas.

De hecho, los estudios confirman que el 93% de la comunicación se recibe mediante gestos y movimientos y que sólo un  siete por ciento (7%) es el lenguaje, según los expertos Barbara y Allan Pease, autores del libro The Definitve Book of Body Language.

Y en Puerto Rico, en donde los partidos políticos controlan la información y los lemas de campaña que emiten a los electores, no toma por sorpresa que éstos eviten presentarse en debates televisados, cara a cara, para que los electores puedan leer sus gestos. Por lo general esperan a pocas semanas de las elecciones para ir a debates en los que no permiten turnos de refutación, como hacen en Estados Unidos o Europa. Sólo aquellos que están atrás en las encuestas o que necesitan exposición son los que exigen debatir.


Por eso, ante la ausencia de debates reales, vienen los foros. Uno tras otro. Son rondas en las que los candidatos presentan sus ideas y propuestas ante organizaciones profesionales y cívicas. La Asociación Productos de Puerto Rico, la Cámara de Comercio, la Asociación de Detallistas de Gasolina y muchas otras entidades que celebran convenciones incorporan estos foros como parte de sus agendas, y los candidatos los usan para ir calentando motores.

Eso fue lo que pasó el pasado sábado cuando los cinco candidatos a la gobernación se presentaron ante cientos de ejecutivos de las principales compañías del país durante la Convención de la Asociación de Industriales de Puerto Rico que se celebró en un hotel en Fajardo. Allí estuvieron en el siguiente orden: Rogelio Figueroa, candidato del Partido Puertorriqueños por Puerto Rico; Enrique Vázquez Quintana, candidato del Movimiento Unión Soberanista; Juan Dalmau, candidato del Partido Independentista Puertorriqueño; Alejandro García Padilla, candidato del Partido Popular Democrático, y Luis Fortuño, el incumbente y candidato a la relección por el Partido Nuevo Progresista

Sin embargo, lo que proyectan en esos foros, lo que dicen sus gestos y lenguaje corporal habla muchas veces con mayor elocuencia que el mensaje que traen.

Lenguaje sin palabras

Los políticos y sus estrategas saben que el lenguaje no verbal puede enviar muchos significados como poder, sinceridad, estar en control, liderazgo, miedo, nerviosismo, falta de confianza y muchos otros. Por eso se preparan y van moldeando sus expresiones faciales para que luzcan genuinos, con contacto visual con sus interlocutores. El problema está cuando no logran articular un mensaje no verbal que sea convincente y cónsono con sus propuestas.

Para ir analizando cómo se proyectan los candidatos a seis meses de las elecciones evaluamos cinco características:

1.    La postura - La posición del cuerpo, la posición de los hombros/inclinación de la cabeza y la forma en que colocan los brazos y piernas.

2.    Los movimientos corporales - Los gestos con las manos, Los movimientos con los pies/manos/cabeza, Balancear o mover el tronco, y los cambios de postura

3.    La expresión de su rostro – Parpadeos, sonrisas / gestos con la boca

4.    Las características de su voz – Volumen, velocidad, tono, ritmo, cambios en la intensidad

5.    La respiración – ¿Agitado o calmado?

En cada una de las áreas se le otorgó un número del 1 al 5, siendo el 5 el mejor en comunicación no verbal.

Candidato
Postura
Movimientos
Expresión
Voz
Respiración
TOTALES
Rogelio Figueroa
PPR
1
4
4
5
3
17
Enrique Vázquez Quintana
MUS
1
1
1
1
1
5
Juan Dalmau
PIP
4
5
5
5
4
23
Alejandro García Padilla
PPD
4
5
4
4
5
22
Luis Fortuño
PNP
4
4
5
5
4
22

El que mejor proyectó en el foro fue Dalmau del PIP. Lució excelente con un dominio total de su proyección y lenguaje corporal.

Los candidatos del PNP y del PPD quedaron empate porque hicieron cosas prácticamente igual. Ambos comenzaron de formas tensas y lucieron nerviosos aunque ambos lograron hacer un giro total para lucir excelentes al final. Si García Padilla se sale del Teleprompter, lucirá más seguro. Asimismo, si Fortuño llega a tiempo, logrará proyectar el dominio escénico que tiene.

Vázquez Quintana del MUS necesita ayuda urgentemente y Figueroa del PPR lució simpático.

A continuación un análisis, candidato por candidato.

Rogelio Figueroa, del PPR


Fue el primero en hablar ante un salón que aún no estaba lleno, pero se proyectó con seguridad. Caminó de un lado al otro de la tarima y no usó el podio. Sonrió. Se mostró confiado y proyectó bien. En su presentación y al contestar preguntas demostró amplio conocimiento de temas de desarrollo económico, industria y de ambiente.

·        La postura – El cuerpo lo tenía inclinado constantemente hacia al frente. Como le pasó al candidato republicano en las elecciones pasadas, John McCain, eso demuestra ansiedad. Dice “necesito su apoyo”.
·        Los movimientos corporales – Movía sus manos con destreza, y eso lo ayudó a enfatizar sus planteamientos.
·        La expresión de su rostro – Sonrió todo el tiempo y mantuvo la mirada fija, sin parpadear en exceso, demostrando dominio escénico.
·        Las características de su voz – Buen volumen, cambió de intensidad para hacer la presentación interesante y ayudar a romper el hielo ya que fue el primero en presentarse.
·         La respiración – En momentos lució un poco hiperactivo



Enrique Vázquez Quintana, del MUS


Fue el segundo en presentarse. Lucía totalmente rígido. Casi no se movió de posición, detrás del podio. No cambió de tono al hablar. Lucía como un profesor universitario en una clase larga. Su mensaje fue bueno en términos de desarrollo económico, y honesto, en términos de lo que no prometerá crear empleos que no pueda cumplir, pero no supo comunicarlo porque lució aburrido.
  •         La postura – Recto y rígido
·        Los movimientos corporales – Lucía totalmente rígido, y casi no se movió de a posición del cuerpo, lo que denota inseguridad.
·        La expresión de su rostro – Sonrió en varias ocasiones pero fue casi imperceptible.
·        Las características de su voz – Habló en un solo tono, o sea, monótono. NO cambió el ritmo, ni el tono, ni la intensidad. Además, su tono es bajo, por lo que dificultó el poder escuchar lo que decía desde el podio.
·        La respiración – Estuvo tan calmado que parecía dormido.






Juan Dalmau, del PIP




Fue el más elocuente. Arrancó aplausos espontáneos y risas del público porque incorporó frases graciosas durante toda su presentación (como cuando indicó que no necesita presentaciones en “power point” ni telepromters). Hizo su presentación caminando en la tarima y no desde el podio. Enfatizó con las manos cada planteamiento. Muchos en el público que en su mayoría no son de su partido, alabaron su presentación.

·         La postura – Se mostró cómodo, moviendo las manos al señalar temas.
·         Los movimientos corporales – Dominio total de los gestos. Cambiaba de postura y le habló a todas las personas, moviéndose de un lado a otro cada mientras iba exponiendo un tema. Mantuvo un buen ritmo en la presentación.
·         La expresión de su rostro – Muchas sonrisas, se mostró genuino y sincero.
·         Las características de su voz – Mantuvo un buen tono mezclando alzar la voz en momentos y modularla en otros. Domina el ritmo y el cambio en la intensidad
·         La respiración – Total dominio escénico.



Alejandro García Padilla, del PPD



Fue un antes y un después. Al principio lució robótico pero después tuvo dominio total. Comenzó como más le critican, desde un podio, leyendo un Telepromter. Sin embargo, acompañó su mensaje con una presentación que mostró en pantallas gigantes y que fue muy adecuada con imágenes e información valiosa (por ejemplo, los edificios abandonados de Fomento), pero que tenía errores tipográficos. Una vez abandonó el podio y el Teleprompter, el candidato del PPD demostró un total dominio escénico. Lució fenomenal en ese momento. De hecho, caminó de un lugar a otro y se proyectó como hacía en el pasado cuando era secretario de DACO. Fue el único que no se sentó junto a los industriales al momento de contestar preguntas.

·         La postura – En el podio y ante el Teleprompter, rígido. Al salir de allí, lució seguro.
·         Los movimientos corporales – En el podio lucía como un robot. Al salir del podio se presentó como una estrella de rock, según comentó el presidente de una industria.
·         La expresión de su rostro – En el podio se veía serio, parpadeando en exceso mientras leía. Al caminar por la tarima, sonrió constantemente.
·         Las características de su voz – El volumen fue bajo y el ritmo lento en el podio. Cambió de intensidad afuera. Debe trabajar con la entonación.
·         La respiración – Se mantuvo en control.


Luis Fortuño, del PNP



El gobernador suele tener siempre dominio escénico y una buena proyección porque domina la comunicación no verbal. Sin embargo, el foro de los Industriales no fue su mejor día. Como sucedió con García Padilla, comenzó mal, pero logró el control al final. Fortuño llegó tarde, como 5 minutos después de que lo habían anunciado, lo que hizo al público esperarlo. Al llegar, parecía que no sabía dónde tenía que pararse, llegó casi corriendo y con la respiración entrecortada. No habló desde el podio pero sí tuvo apoyo de una presentación en power point, a la que no hizo referencia en un principio y parecía que no sabía por donde iba. Una vez entró en ritmo, sin embargo, asumió el control. Caminó de un lugar a otro con seguridad, enunciando con claridad sus mensajes. Aunque comenzó luciendo perdido y mal, terminó con una excelente proyección.

·         La postura – Al llegar lució tenso al principio, pero después logró una buena postura que mostró seguridad.
·         Los movimientos corporales – Al principio movía su cabeza de un lado a otro y miraba constantemente a sus ayudantes como buscando ayuda. Una vez dominó la escena, se proyectó con confianza con una postura de liderazgo.
·         La expresión de su rostro – Parpadeos insistentes al principio y con un gesto de nerviosismo en la boca, pero esto cambió a sonrisas al final.
·         Las características de su voz – Aunque el volumen de Fortuño es casi siempre igual, el logra mantener un buen tono porque sabe el momento en que tiene que enfatizar y se ayuda con un movimiento corporal.
·         Respiración – Totalmente agitado al principio, pero lució calmado y en control al final.


No comments:

Post a Comment