Pages

Wednesday, November 30, 2011

Corresponsales de la guerra civil boricua piden una tregua

La prensa puertorriqueña hizo hoy, una vez más,  una demostración de la importancia de su rol en la sociedad al convertirse en la voz de la conciencia de un País que no aguanta más crímenes. La propuesta es simple: que por el mes de diciembre se depongan las armas.

Con el anuncio de su esfuerzo “En Diciembre, No” (http://www.endiciembreno.com/) los periodistas de todos las organizaciones y medios del País, juntos, por encima de competencias, piden que se detengan las matanzas ya que es la prensa en muchas ocasiones, los primeros que se topan con la realidad de la guerra civil que vive el país y que este año ha cobrado más de 1,000 víctimas.  En ese sentido, los periodistas son corresponsales que informan al país la guerra que se viven en los puntos, controlada por capos de cuello blanco a los que nunca se tocan.


Aunque las autoridades niegan que Puerto Rico se encuentre en un estado de sitio, lo cierto es que el 2011 es el año de más asesinatos en nuestra historia e incontables actos de violencia. Aquí asesinan a más personas al año que los soldados boricuas que han muerto en guerras en Iraq o Afganistán, y que incluso podemos comparar el grado de violencia como el que desgraciadamente se vive en países como México o una vez Colombia. Y lo que es peor, las autoridades o no saben cómo bregar con el tema, o son unos mediocres incompetentes o sencillamente, no les importa porque no se ve un plan para combatir esta crisis ni en el gobierno actual del partido azul, ni en el de los rojos y mucho menos en el de los verdes.





“Nuestra llamado es sencillo: pedimos una tregua. Que por un mes se detengan las venganzas de todo tipo que se cobran con sangre, las matanzas de inocentes y los tiroteos en lugares públicos. Que depongamos las armas… porque si por un mes, solo uno para empezar, todos decimos que hay que tener una tregua tendremos al menos un poco de esperanza”, expresó el reconocido telerreportero Luis Guardiola.



Rafael Lenín López, presidente de la Asociación de Periodistas de Puerto Rico, hizo un llamado de alto al fuego para detener las muertes violentas: “Los periodistas desempeñamos un rol fundamental como mediadores entre los hechos y la sociedad. Tenemos el deber de divulgar una información veraz, completa y objetiva. Esta gran responsabilidad nos lleva a hacer un llamamiento a todos los sectores del País para que EN DICIEMBRE NO”.


Por su parte, la presidenta del Overseas Press Club, Milly Méndez, explicó que, “los periodistas mantenemos al pueblo informado sobre el acontecer diario. Generamos crítica y opinión. Nuestro papel debe trascender más allá de meramente difundir los eventos noticiosos; tenemos que aportar nuestro granito de arena en la lucha contra el crimen que ha cobrado la vida de mees. Con este esfuerzo caminamos en la dirección correcta”.


El grupo de periodistas, reunidos en el Taller de Fotoperiodismo, exhortó al pueblo a unirse a este proyecto enviando mensajes de texto y a través de redes sociales durante todo el mes porque “solo unidos juntos podemos lograr difundir el mensaje para que trascienda”. Además pueden seguirnos en Facebook a través del grupo EN DICIEMBRE ¡NO! y en la página de internet WWW.ENDICIEMBRENO.COM.


No es que la prensa sean los primeros en hacer este tipo de llamado. Las iglesias lo han intentado, líderes comunitarios lo intentan todos los años, al igual que las empresas que lanzan campañas individuales. Y el gobierno, aunque de manera poco convincente e hipócrita, también lo repite, administración tras administración.


Tampoco es la primera vez que la prensa en Puerto Rico pide al País que tome acción. Lo han hecho otros esfuerzos a través de la historia, como lo fue en los 90 cuando hicieron un llamado para evitar las agresiones y la violencia, o durante la cobertura para sacar a la Marina de Vieques o en educar a la ciudadanía para que se prepare antes paso de huracanes, entre muchas otras. Y tampoco es exclusivo a nuestro país. Periodistas en Colombia lo hicieron desde hace más de 20 años y ahora lo hacen periodistas y blogueros en México.


¿Le van a creer a los periodistas?, me preguntó, precisamente, una periodista hoy. Pienso que puede muchos no, pero en el fondo, todo el País debe reconocer la valía de esta propuesta. Incluso los tiradores y narcos leen periódicos, tienen Internet, escuchan radio y ven TV.


¿A quién le piden la tregua los periodistas?, me preguntó un empresario. Pues a los narcos, pero también a los entrevistados en el gobierno o en las altas esferas de este país que muchas veces controlan el negocio de la droga. También piden la tregua a las madres que los tiradores, para que les digan a sus hijos que se aquieten por un rato.


¿Será otro esfuerzo más en vano?, cuestionaron unos comunicadores en redes sociales. A esos les respondo que no. Por el contrario, es un aviso de quienes ven de frente las matanzas.


¿Surtirá efecto la campaña?, pensé yo. Podrían decir que no dado el típico cinismo que tiene la sociedad gracias en parte a las mentiras de las instituciones privadas, al sistema político y a las administraciones de gobiernos. Sin embargo, espero que sí tenga un efecto. Que no maten más niños inocentes ni violen más mujeres. Que uno pueda salir en paz a disfrutar en familia y con amigos sin miedo a que se ponga oscuro.


Los periodistas que ven de frente las muertes y los cuerpos tirados en las carreteras, o los que hemos visto en nuestro trabajo al reportar los horrores que provocan los tiroteos, los llantos de las madres cuando le matan a un hijo, las caras perdidas de los niños que quedarán huérfanos, solo queremos PAZ.


BRAVO POR LOS PERIODISTAS DE MI PAÍS.

4 comments:

  1. Creo que es buena iniciativa.
    Si el gobierno y las agencias públicas a quienes les corresponde intervenir con los narcotraficantes lo que piden son más recursos, es evidente que no están ganando la pelea.
    Ellos son simplemente nuestros representantes.
    Si no pueden con el peso de la carga tenemos que intervenir el pueblo directamente. Y ustedes han comenzado!!!
    Continúen con la campaña!!!

    ReplyDelete
  2. La voluntad y la esperanza de convivir en una gran comunidad de paz y respeto siempre tiene que ser aceptada con buenos ojos. Este esfuerzo de LOS PERIODISTAS, no es más que un clamor a lo que todos aspiramos. PAZ.
    No es mucho pedir. Es una forma de salir y decir no tenemos miedo, no me va a amedrentar, no voy a ser cómplice con mi silencio, ni me voy a esconder y dejar de caminar por mis calles por el miedo a que me ocurra algo. ESTO LO QUE NOS DA ES FUERZA, Y ENTUSIASMO DE SALIR LIBREMENTE y que las calles sean ocupadas por los ciudadanos no por las balas ni la sangre de nuestros vecinos, amigos o familiares.

    Mañana 1 de diciembre TODOS DEBIERAMOS SALIR A LA CALLE. Y DECIRLO FUERTE NO MAS BALAS, NO MAS MUERTES, NO MAS AGRESIONES. QUEREMOS PAZ.

    ReplyDelete
  3. Buen intento.
    Todo lo que sea para detener el río incontenible de la sangre de los ciudadanos de este pueblo es bueno. Pero hay que dejarse de medias tintas. A esto hay que darle con todo y dejar de criticar a los gobiernos cuando asumen posiciones fuertes y drasticas en contra del crimen.

    ReplyDelete
  4. Me parece un esfuerzo encomiable y, sobre todo, sincero... No me cabe duda de eso. Sin embargo, creo que tenemos que ir un paso más allá y pedirle a la gerencia de los medios que no sean tan insensibles y tan gráficos en la cobertura de noticias criminales.

    Telemundo, por ejemplo, todas las noches empieza su noticiario de las 11 con escena de gente tirada en las cunetas, o tiroteados dentro de un vehículo o ensangrentadas entrando a una sala de emergencia, o llorando desconsoladamente en funerarias. De hecho, tomé la decisión de no ver el noticiario nunca más.

    ¿Es verdaderamente necesario ver estas imágenes? ¿A esa hora, cuando se supone que uno duerma en paz? ¿No es glorificar más la violencia? Hay que hacer un cónclave para discutir cómo cubrir estos eventos -- sin ignorarlos, pero sin contribuir a crear el clima de desasosiego y negatividad que vive el país.

    ReplyDelete