Pages

Wednesday, March 28, 2012

Idioma reporteril: ¿pensamiento defectuoso?


“Tarjeta de investigación”. “Hubieron”. “Aplicó a una solicitud”. “Están envueltos en un problema de faldas”. “Yo realicé”. Sí, esas son algunas de las frases comunes que más se difunden en los medios de comunicación local.
Al escucharlas o leerlas, se siente una punzada en el centro del esófago. Puede ser que suban los jugos gástricos por el esófago o que sientas el desagradable deseo de vomitar que provocan las nauseas. Otras veces, es como si te dieran un golpe en el centro del estómago que te deja sin aire. Así uno se siente al escuchar o leer los horrores que se publican en las noticias.

La mayoría de las veces los periodistas lo hacen repitiendo lo que dijo el político disparatero, el agente policíaco que sólo habla en monosílabos o el comentarista, que expresa dos o tres burradas y la gente entiende que es inteligente. Otras veces es que por falta de práctica; por vagancia, negarse a leer o a buscar en diccionarios el significado; o porque no entienden. Y muchas otras, porque piensan en inglés y, al no revisar, no se dan cuenta de que repiten y masifican los errores.

Sin pretender ser maestra de español, ni lingüista, y haciendo la salvedad de que todos cometemos errores, menciono a continuación 20 palabras o frases equivocadas que se repiten en los medios de comunicación. La lista incluye varias sugerencias de otros comunicadores, periodistas y profesores universitarios:

1.    “Yo realicé” – En vez de decir yo tomé conciencia, o me dí cuenta, comprendí, entendí, me percaté. Hay hasta una canción escrita por la cantautora Yaire con ese disparate, y otra que canta el amigo Gilbertito Santa Rosa junto al filósofo del rap, Vico C, con ese mismo error. Viene de una traducción mal hecha del “I realized” (como dicen los americanos) o “I realised” (como dicen los británicos).

2.    Accesar – Fo. Esta me da ganas de gritar. No se dice “accesar” sino acceder. Esto sí es un disparate bastante común para referirse al “to access” en temas de Internet, por ejemplo.

3.    El Internet – La red es femenina. Se debe decir “la” Internet.

4.    Tarjeta de investigación - ¡Horror! Esto es el disparate más común impuesto por la Fiscalía Federal y los agentes de Ley y Orden locales. No se dice “tarjeta” al referirse al “target” como se usa en inglés. Se dice “blanco” de una investigación.

5.    El insumo – Esta la puso de moda el ex Gobernador Pedro Roselló y su equipo para decir “retroalimentación” o información.

6.    “De nuevo” – Por “again”. Esta también es otra palabra Rossellista que luego Aníbal Acevedo Vilá copió hasta la saciedad y muchos otros la repiten.

7.    “En adición” –In addition to”. ¿No es más fácil decir “además” que “en adición”?  Esto también fue impuesto en el idioma Rossellista. Se puso de moda como también pasó con la frase “en esencia”.

8.    Dama – No sé si fueron los policías o los raperos, pero eso de estar llamando “damas” a las mujeres me recuerda una columna de Mayra Montero sobre el tema en la que preguntaba “¿Y si ella no es una dama?”.

9.    Las féminas – En vez de decir la mujer. Esto lo dicen demasiado unas reporteras de televisión local.

10. Planta física – Para referirse a un edificio. Que yo sepa, nunca he visto una “planta abstracta”.

11. “Basta experiencia” – Basta con poner la letra “v”, “vasta”, y se corrige el error.

12. ¿En serio? – Esta es una pregunta común entre los jóvenes. El comediante y locutor Molusco tuvo la semana pasada un video blog sobre el uso de esta frase y de la palabra “épico” para describir algo increíble o grandioso. (Por cierto, no se pierdan su vídeo-blog “Desde el trono” que es irreverente.)

13. Hacer dinero – El dinero lo hacen en máquinas o se imprime en prensas. Las personas ganan o pierden dinero, no lo “hacen”. Esto viene de una mala traducción del “to make money”.

14. Endoso – Suelen decir “endosó a tal candidato”. Un político o candidato no se endosa, se apoya o se respalda. Lo que se endosa es un cheque para poder cambiarlo.

15. Envuelto – “Un político envuelto en corrupción”. No. Debe decir involucrado. Se envuelven cosas.

16. “Yo asumo” –  En vez de decir “yo presumo”. Viene del error al pensar que es “I assume”, pero esto no significa lo mismo en español.

17. “De gratis” – “Los niños pueden entrar de gratis al evento”, dijo un reportero de televisión. No se dice “de gratis”, sino “gratis”. El “de” sobra.

18. “Listado”  En vez de decir “lista” dicen “listado”, que son rayas.

19. “Locación” – En vez de decir ubicación, dicen “locación”. Este disparate se usaba mucho entre los productores de comerciales y vídeos o los cineastas para referirse al lugar de filmación, que en inglés se conoce como “location. Otra versión de esto es cuando dicen “que ubica”. “El Teatro tapia que ubica en San Juan”, en vez de decir “El Teatro Tapia en San Juan”. Si quieren añadir un dato, mejor que digan algo como “que se remodeló en el año X”, pero decir “que ubica en San Juan” es como un relleno sin sustancia.

20. “Levantar dinero” – “Gana el candidato que más dinero levante”, dicen algunos. Esto si es vomitivo. No se dice levantar dinero, a menos que esté levantando el dinero del piso. Se dice recaudar dinero. Viene del inglés “to raise money”.
En el 1995 la Universidad del Sagrado Corazón lanzó una exitosa campaña que aún hoy se recuerda para promover el uso correcto del idioma español. Era la campaña “Idioma defectuoso, pensamiento defectuoso”, que tuvo varias versiones y que caló profundamente en el pueblo porque la gente aún hoy la recuerda. Con un guión del escritor Luis López Nieves, en los comerciales de la campaña participaron en varios artistas, educadores y periodistas. http://youtu.be/prKieu92qQo.

Además de fiscalizar y ofrecer balance, una de las principales responsabilidades de los periodistas y comunicadores es educar. Si los periodistas y educadores continúan difundiendo y repitiendo los errores, podría uno preguntarse, ¿quién entonces tiene el pensamiento defectuoso, si ellos, los políticos o el pueblo? Los periodistas y comunicadores no deben perder el privilegio que tienen al estar detrás de un micrófono, de una cámara, de un teclado. Aprovechen ese privilegio y esa oportunidad de ayudar a educar al país, porque un país sin educación, es un país enfermo y sin posibilidades.

Recordemos la idea central de esa magnífica campaña de la Universidad del Sagrado Corazón: “El idioma es la sangre del espíritu”.



NOTA: Si tienen algún otro ejemplo, me dejan saber en el blog por favor, para publicar otras notas en el futuro.

4 comments:

  1. Escucho mucho a los periodistas decir " en base a".

    ReplyDelete
  2. El lenguaje es algo flexible, lo que hoy se considera incorrecto probablemente se acepte en un futuro porque a fuerza de costumbre la Academia lo tiene que aceptar eventualmente.

    Adelante y éxito.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Es cierto que lo que hoy es incorrecto, mañana podría ser aceptado como correcto. Sin embargo, al periodista que escriba un artículo o hable en público, se le debe exigir que si desea decir algo distinto a lo que establecen las reglas de la Real Academia, lo haga mañana, cuando sea aceptado. Pero hoy, que se limite a escribir con la corrección que se espera de las personas que ganan su vida a través del uso de las palabras.

      Delete