Pages

Thursday, June 9, 2016

Hambre, Colonia y Esclavitud



Escribió un día el Vate:
"He roto el arco-iris
contra mi corazón
como se rompe una espada inútil contra una rodilla"
Y hoy 9 de junio de 2016, somos la espada inútil que la metrópolis rompe contra una rodilla. Los tres poderes del amo se unieron para declararle al mundo lo que siempre se supo, que Puerto Rico es una colonia.

" He soplado las nubes de rosa y sangre
más allá de los últimos horizontes.
He ahogado mis sueños
para saciar los sueños que me duermen en las venas
de los hombres que sudaron y lloraron y rabiaron
para sazonar mi café..."

Hoy, no como un soplo, sino más bien un ventarrón que anuncia una tempestad, El Ejecutivo, el Judicial y el Legislativo cantaron al mismo son."O junta o nada", dijo primero el presidente Obama y le dio un ultimátum a los puertorriqueños que si no aceptan la Junta de Control Fiscal,  no hay nada más  que buscar. El segundo fue el Tribunal Supremo de los Estados Unidos que decidió que Puerto Rico no tiene soberanía propia para fines de la cláusula constitucional federal contra la doble exposición en casos criminales. Y el tercero fue el Congreso, cuando aprobó por abrumadora mayoría la imposición de una Junta para que supervise el desmadre económico que han dejado los gobiernos isleños de las pasadas décadas.

Muñoz Marín, en su poema del año 1920 titulado "El panfleto" , pregonaba que se sentía como un mensajero de Dios y que rompía con los esquemas de esa época para sacar a Puerto Rico de la pobreza. Fue un maestro de la propaganda y creó imágenes que fueron idolatrados por muchos. Así, durante años, convenció al pueblo, convenció al mundo y logro acallar las voces de los independentistas y los republicanos de entonces, ideándose un nuevo orden de gobierno que denominó el Estado Libre Asociado.

Se puso de acuerdo con los americanos de la época bajo la promesa que " el estatus no está en issue" y consiguió dadivas económicas para matar el hambre del pueblo.  Sus socios convirtieron a Puerto Rico por su posición estratégica, en un fortín militar por sus cuatro costados. Y  como cualquier dictador, se armó de sus cómplices para acallar a la oposición. Persiguieron, encarcelaron y destruyeron el movimiento nacionalista, y en menor medida a los republicanos también. Muñoz vendió sus ideales a cambio de pan. Vendió la tierra a cambio de dinero. Vendió la libertad, por poder.

" Yo soy el panfletista de Dios,
el agitador de Dios,
y voy con la turba de estrellas y hombres hambrientos
hacia la gran aurora..." .

Los americanos por conveniencia le hicieron el juego y hasta sacaron a Puerto Rico de la lista de colonias del mundo. Ahora,  64 años más tarde, se quitan la máscara y libre de imposturas dicen que Puerto Rico no tiene soberanía, es su propiedad, y como esclavo, tiene que obedecer.

Y mientras todo esto sucede, el pueblo enajenado de esa realidad, abarrota centros comerciales, ve chismes por la televisión o sigue el caso de Ana Cacho/el Manco porque tiene en su DNA aquella máxima impuesta por los antiguos amos españoles de que pueblo que se divierte, no conspira.


" La ignorancia es el peor manicomio a que se puede condenar a un pueblo", Pedro Albizu Campos.

No comments:

Post a Comment