Pages

Friday, August 26, 2016

PPD: Se dobló el florete




Como el esgrimista que blande su florete pero la punta se arrastra sobre la pista y sabe que está a punto de que lo descalifiquen del combate, a David Bernier no le ha quedado más remedio que ir al ataque.  Tuvo que cortar cabezas en su campaña que ya pasó el umbral de la crisis. Podría caer en una hecatombe si no actúa. Estamos a 74 días de las elecciones y se le va la vida si se queda igual.



Su campaña es un caos. Hoy le renunció su directora, la Lcda. Lisa Ortiz, luego de que su nombre saliera mencionado en el escandaloso caso de corrupción de los allegados al principal recaudador del Partido Popular, el convicto Anaudi Hernández.  Tiene guerra interna entre los legisladores porque aún no le dan el poder – ni los votos - para sacar de la presidencia de la Cámara de Representantes a Jaime Perelló, quien se aferra al puesto. Sabe que tuvo su momento y estaba arriba, pero ahora va en free fall con más de 10 puntos por debajo de Ricardo Rosselló y todavía no ha empezado bien el juicio. Es decir, si no actúa rápido, Bernier sabe que lo eliminan.



Pero el problema de Bernier es complejo, como así de complejo es la definición de status que siempre dan en el PPD. O son ex independentistas, o son soberanistas, o son populares pro americanos o son como él está, a favor del voto presidencial y la estadidad.



Su lucha es grandes porque de lo que se trata es de la vieja guardia, la mafia interna en el partido, y los Millenials que  llegaron, se han apoderado y quieren sacar a todo vestigio de antes, incluso a los que tienen experiencia en el grupo de Bernier. Es una pugna para determinar quiénes son los que van a guisar y quiénes no, pero más que eso, es un problema de proyección, de comunicación y de estrategia política. De lo que salga de este entuerto se sabrá si Bernier se consolida o no como el líder.



Hace dos días  un reconocido experto en comunicaciones con decenas de campañas ganadas en el PPD comentó frente a esta servidora y a un grupo de periodistas que estaba harto de que en su partido “los muchachitos se creen que se las saben todas y están hundiendo a David (Bernier)”. Sus comentarios a viva voz, frente a tan nutrido grupo de personas, denota la frustración amplia entre los populares.



Pero este no es el único ejemplo. Un evento clave para Bernier debía haber sido los actos del 25 de julio. Se optó por celebrarlo el 24 desde la plaza de recreo de San Lorenzo, y transmitieron el evento en una emisora radial – Radio Isla -  que no se escucha en ese pueblo. El resultado fue que el evento no trascendió ni movilizó gente.


Hace una semana, el alcalde de Patillas inauguró su comité municipal y el invitado era Bernier, quien es natural de ese pueblo. Cualquiera pensaría que habría una multitud esperándolos, pero “lo que habían eran cuatro gatos”, como dijeron algunos de los pocos presentes. O el alcalde y las estructuras políticas no movilizaron gente o es que nadie se enteró. De hecho, más asistencia tuvo ese día el aniversario de la estación de radio X61 que en la actividad del PPD.



A esto uno le añade la falta de dinero para hacer anuncios de campaña, la inminencia de una Junta de Control Fiscal y la carga negativa que conlleva aún la presente administración de Alejandro García Padilla. Todas estas cosas se van sumando, y se tiene la tormenta perfecta contra Bernier o cualquiera en su posición.



La respuesta del equipo de campaña de Bernier ha estado enfocada en las redes sociales. También parecería que se han recostado de la fama y el cariño que la gente le tiene a su esposa Alexandra Fuentes, por ser una personalidad televisiva. A ella la sacaron de su espacio televisivo y los de la campaña la dejan en las redes sociales, pensando que con eso cuadraban caja, porque sin dinero para campaña sólo se puede usar Facebook, Twitter, Youtube y otras plataformas. Pero se equivocaron. Con la población envejeciendo, hay que estar en los medios masivos y tradicionales. Si no fuera así Hillary Clinton no estuviera recogiendo cientos de millones para su campaña para contrarrestar a Donald Trump. Si esa fue la recomendación de los millenials, pues ahí tienen el resultado.



Y mientras tanto, en el Partido Nuevo Progresista, están en una fiesta medio sosa. O sea, la fiscalización sobre el escándalo Anaudi-Perelló ha sido limitada porque ellos también están implicados en el esquema. Recordemos que había un precandidato por Moca del PNP – Javier Muñiz – que fue arrestado por conspirar junto a Anaudi Hernández.  Además, en la memoria colectiva todavía permanecen grabados los arrestos de más de 49 personas de gobiernos penepés en el pasado.



Cualquiera pensaría que en esta coyuntura el público buscaría refugio entre los candidatos independientes o entre los partidos pequeños como el PIP o el PPT, pero eso tampoco está pasando. Ninguno tiene la infraestructura necesaria para lograr que la población despierte, y sólo prevalecen los protagonismos porque ninguno cede ni forma una coalición política para derrocar las tiranías del bipartidismo, como sucede en otros países.



Ya hay quien dice, como dijo el Lcdo. Harry Anduce, que los federales quieren influenciar en las elecciones con el juicio de Anaudi. Y eso es evidente, porque así siempre operan ellos. Lo que pasa es que eso se hubiera evitado si no fueran corruptos. Se lo buscaron. Por eso el juicio, con todo el escándalo que provocará la próxima semana, será beneficioso para el país porque hay que sacar a los corruptos de donde estén. Y Bernier tiene que aprovechar esto para limpiar la casa.



El problema que tiene Bernier es que puede ser un excelente candidato comparado con Ricky Rosselló, pero la cosa nostra en el partido, no lo deja. Los partidos en Puerto Rico no son partidos. Se han convertido en especies de mafias en donde  para poder guisar, tienen que pertenecer y hacer lo que digan los que controlan.  



Las mafias que están entronizadas en los dos partidos principales lo que quieren es mantener su poder, y no les importa presentar lo que sea el mejor producto, el mejor candidato o la mejor legislación de beneficio al país.  Por eso les dan contratos a sus amigos, a su piña, a sus amigos que les recogen dinerito para sus campañas. Ese fue el esquema con Anaudi y  ese es el mensaje que está comunicando ahora mismo en el Partido Popular,  Perelló y los que lo apoyan.   



En el mundo de la esgrima, se considera como más hábiles a los floretistas ya que esta arma es la más técnica de las tres y requiere más destreza mental y física, pues sus movimientos (paradas y respuestas) requieren una mayor habilidad y rapidez. Bernier tiene que hacer un movimiento simple y uno compuesto.  El simple:  ser líder. El compuesto: cambiar su campaña y enderezar el barco. No le queda de otra.

Relacionadas:
David Bernier: Mr. Simpatía - http://www.noticel.com/blog/179476/david-bernier-mr-simpatia.html

4 comments:

  1. Sandra; Así las cosas;Ya lo dijo Muñoz: El partido Popular, lo derrota el Partido Popular.
    Y los Federales en su agenda está: Desacreditar a TODOS los Puertorriqueños; para evitar que continúen adquiriendo MÁS poder político.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Historicamente el voto PNP y PPD obtiene 95% de los votos. Pienso 2016 sera 85% y los restantes 4 candidatos el 15%. Veo, sin "bolita de cristal" ganar al PNP ganar por 35,000+...veremos pues...

      Delete
    2. Historicamente el voto PNP y PPD obtiene 95% de los votos. Pienso 2016 sera 85% y los restantes 4 candidatos el 15%. Veo, sin "bolita de cristal" ganar al PNP ganar por 35,000+...veremos pues...

      Delete
  2. Ha Sandra lo popular no la deja vivir en paz

    ReplyDelete