Pages

Sunday, May 20, 2012

El Futuro del Periodismo, según las empresas mediáticas (Parte 2)

El rol del periodista y su impacto no se pueden subestimar, como pretenden muchos que defienden el llamado periodismo ciudadano. En ese sentido, el ejercicio del periodismo sí tiene un futuro, pero reinventado y más exigente, coincidieron, casi al unísono, los líderes y dueños de los mayores emporios noticiosos en el mundo reunidos recientemente en España.

“El periodismo tiene una misión que cumplir y el mundo lo necesita”, aseguró el consejero general de la revista The Economist ante el foro International Media Council (IC1012), que reunió a los líderes de la prensa mundial en Madrid hace unas tres semanas para debatir sobre los retos de la industria periodística para adaptarse a lo que llaman el ecosistema digital.

Autenticar la noticia verdadera del resto de las informaciones que abundan en la Internet, a juicio de los empresarios mediáticos, será el principal rol del periodismo en un mundo donde la noticia se consume y se crea en tiempo real.

Pero para los periodistas, esto es sólo una de sus muchas otras preocupaciones. Sea en Europa, en Estados Unidos o en San Juan, a los periodistas les preocupa el reto de mantener la calidad y ética en el ejercicio del periodismo ante la presión de realizar múltiples funciones con rapidez y brevedad, casi sin tiempo para verificar.

A los periodistas también les preocupa mantener la calidad en el trabajo reporteril, el tener que enfrentar un incremento en tareas que tienen que hacer por igual o menor paga;  y por si eso fuera poco, ahora compiten con individuos autoproclamados periodistas-ciudadanos que comentan o informan en Internet sin proveer muchas veces la verificación y el balance que exige el periodismo. (De esto venimos escribiendo en este blog hace tiempo, Ver:  “Predicciones 2012: tendencias en el periodismo”, http://enblancoynegromedia.blogspot.com/2012/01/predicciones-2012-tendencias-en-el.html)


Periodismo ciudadano

El tema del periodismo ciudadano cobró vigencia sucedió durante los disturbios en el Medio Oriente que la prensa internacional catalogó como la primavera árabe, según se analizó por varios foros de análisis periodístico en Europa.

“Twitter y Facebook se pueden utilizar para la primavera árabe, pero ¿después de eso qué?”, se preguntó Juan Luis Cebrián, presidente del diario español El País, durante el foro internacional. “Si no apoyamos al periodismo tradicional no creo que tengamos tanta libertad de expresión”, apuntó.

Nadie puso en duda que las redes sociales ofrecen un torrente de información, pero ¿cómo saber si esta es creíble?, planteó Katharine Viner, directiva de The Guardian. Mientras que Helen Boaden, directora de la BBC News, dijo que fueron los periodistas los que impartieron credibilidad. “En Reino Unido, la audiencia no estaba interesada en Siria hasta que mandamos a uno de nuestros mejores reporteros”, aseguró.

Wadah Khanfar, presidente de The Sharq Forum y ex director general de la red Al Jazeera, intentó arrojar luz: “Cuando empezamos a cubrir la información de la primavera árabe utilizamos los contenidos de las redes sociales por necesidad. No nos quedaba otra. El Gobierno no nos dejaba entrar en Egipto. La única fuente era la de los activistas y blogueros. En principio hubo una resistencia en la redacción a usar estas fuentes. Tuvimos que trabajar para autentificar todas las noticias que nos llegaban desde las redes sociales”. La tarea del periodista no fue sólo comprobar la información, sino ponerla en contexto. Y para abordar esta tarea, los participantes han defendido la figura del periodista profesional. “¿Quién va a pagar por ello?”, planteó Cebrián. “El periodismo profesional tiene que ser pagado. No nos va a subvencionar Coca-Cola”.

Algunas tendencias de un futuro no muy lejano en el periodismo
·         Los medios impresos no desaparecerán por completo, pero sí se reducirán significativamente para ser relevados por tabletas y celulares.

·         El éxito de los medios noticiosos radicará en mantener la independencia y ofrecerle al  lector un producto con valor, relevancia y diferenciación.

·         La transición al periodismo móvil durará entre 5 y 10 años.

·         Los cambios en el ejercicio del periodismo no vendrán de los medios dominantes tradicionales, sino de los nuevos, los independientes y de empresas más pequeñas.

·         Los medios exitosos serán aquellos con la capacidad económica para mantenerse al día con las nuevas tecnologías pero que a la vez tengan la misma influencia en el ciberespacio que tienen en los medios tradicionales.

·         No todos los medios que son poderosos a nivel tradicional sobrevivirán en el ciberespacio.

·         Las salas de redacción tendrán que replantearse cómo darle forma a una noticia que se puede consumir tanto en forma de artículo como en un tuit de 140 caracteres.

·         Los nuevos soportes tecnológicos – como Storify – están cambiando la forma de narrar las noticias.

·         Las audiencias no serán locales o regionales, sino globales. (Cuando el gobierno de Argentina nacionalizó la empresa española Repsol-TPF, el 25% del tráfico en la página web del diario El País provenía de las redes sociales, según su director, Javier Moreno).

·         La prensa en los EEUU ya utilizan robots-periodistas para analizar data y publicar artículos. La revista Forbes, por ejemplo, publica historias cuyo autor es “Narrative Science”. Esto es una serie de algoritmos desarrollada por Nortwestern University que toma data financiera y la convierte en palabras. http://www.guardian.co.uk/media/2012/may/13/robot-journalist-apocalypse-news-industry

No comments:

Post a Comment