Pages

Thursday, May 10, 2012

Los políticos y el matrimonio gay


Anoche Barack Obama salió del clóset impuesto por el “political correctness establishment”  y en una estrategia puramente de imagen, dio un paso histórico al convertirse en el primer presidente de los Estados Unidos que apoya los matrimonios entre personas del mismo género. Era de esperarse la controversia que se ha suscitado no sólo en la metrópoli, sino en la colonia isleña. Aquí en Puerto Rico es el issue del día, pero los políticos locales no tocan el tema ni con una vara larga.

Es que la relación entre los políticos boricuas y el tema gay – o lésbico, bisexual, transexual y transgénero - siempre se oculta en los armarios hasta el momento en que salen fotos reveladoras o alguien amenaza con dar a conocer las intimidades.

En materia sustantiva de igualdad de derechos, pocos hablan, y no es para menos en año electoral. Sin embargo, si se analiza la estrategia de comunicación implementada por el team Obama en los Estados Unidos, quizás los políticos del patio podrían aprender algo de cómo adelantar agendas, traer temas importantes y acaparar la atención ahora, para evitar que este issue siga hasta noviembre.


Las posturas locales

La mayoría de los candidatos a los principales puestos aquí no tocan el tema para evitar perder votos entre los religiosos, y evitar críticas de fundamentalistas con acceso a los medios de comunicación. Entiende que Puerto Rico tiene una sociedad conservadora y por eso el tema lo ignoran.

El Gobernador y líder del Partido Nuevo Progresista Luis Fortuño no ha dicho nada en lo que va del día. sin embargo, su compañero de papeleta y Comisionado Residente en Washington Pedro Pierluisi, dijo que rechaza el discrimen por orientación sexual pero expresó: “Pienso, como la mayoría de los puertorriqueños, que el matrimonio es entre un hombre y una mujer. Así debe ser, y así seguirá siendo en Puerto Rico”.

El candidato del Partido Popular Democrático, Alejandro García Padilla, expresó en Radio Isla que se opone porque “el matrimonio es entre un hombre y una mujer”. Como trae NotiCel en un reportaje (http://www.noticel.com/noticia/123527/agp-baila-con-la-comunidad-gay-video.html) a lo mejor su posición sobre los derechos de las parejas gays está todavía en "evolución", porque es distinta a lo que hizo en julio de 2010 cuando reclutó a la comunidad gay para su entonces incipiente aspiración política.  Su compañero de papeleta, Rafael Cox Alomar, ha hecho mutis sobre el tema, aunque se ha expresado en otros asuntos relacionados al discrimen.

Juan Dalmau, candidato del Partido Independentista Puertorriqueño tampoco ha dicho nada, pero su compañero de papeleta Juan Mercado, expresó anoche en su cuenta de Twitter que “no necesito a Obama para indignarme ante la injusticia” al participar en una conversación iniciada por tuiteros influyentes a minutos del anuncio hecho por el presidente americano.

Los candidatos de otros partidos políticos no han hecho expresiones públicas tampoco sobre el tema, pero varios cabilderos y asesores legislativos entrevistados por En Blanco y Negro con Sandra, cuyas identidades se protegen por temor a represalias, coinciden en que aquí este tema será un “non-issue”.

“No se puede culpar a los políticos en este momento porque el clima electoral está bien cargado. Tienes la desconfianza del electorado que provocaron las primarias y hay muchas contiendas cerradas. Aquí nadie quiere restarse posibilidades”, sostuvo un asesor de varios políticos del PNP.

Mientras que uno que trabaja con varios en el PPD adelantó que es probable que la candidata a la alcaldía Carmen Yulín  Cruz se pronuncie. “Es probable que ella diga algo porque en San Juan la comunidad LGBTT es grande”, expresó el también asesor legislativo.

El candidato al senado por el distrito #6 del PPD, Ramón Luis Nieves, se atrevió a felicitar a Obama, pero hasta ahora, es el único en su partido.

La estrategia de Obama

Las expresiones de Obama no vienen en un vacío. Este asunto, al igual que el de los derechos y leyes migratorias, estaban pendientes en su agenda a pesar de las preguntas insistentes de los diversos grupos. Pero este asunto tuvo un “timing” preciso, algo importante en estrategia de comunicación porque conlleva un proceso y una planificación.

1.    Timing o tiempo –  El otro día el Vicepresidente Joe Biden abrió un poco la puerta al expresarse a favor de la igualdad para los LGBTT. Los estrategas de Obama estaban encuestando al público, como ya ha trascendido en la prensa americana, y luego dijeron que sus declaraciones no estaban ajenas a la posición del presidente. Al día siguiente en Carolina del Norte se enmendó la Constitución para prohibir el matrimonio homosexual, entonces ayer Obama se expresó ante ABC.
2.    Eco - El mensaje tuvo eco en otros demócratas como la congesista Nancy Pelosi y el alcalde de Nueva York Mike Bloomberg que posicionaron las declaraciones como un asunto de “avance en los derechos civiles”. Asimismo lo catalogó la mayor parte de la prensa.

3.    Oposición – El virtual candidato republicano a la presidencia, Mit Romney se opuso, al igual que otros en su partido. Era de esperarse, pero aun así Obama se atrevió a hablar, sabiendo que a la larga, neutralizará el tema.

4.    Adelantar el asunto – Obama sacó este tema a 6 meses de las elecciones. Sabe que las encuestas colocan a la opinión pública estadounidense más o menos dividida por iguales a favor y en contra, pero lo hizo ahora y este tema ya no sería un asunto principal cercano a los comicios. Además, el tema de los matrimonios es regulado por los estados, pero como estaba pendiente en la agenda nacional, fue mejor sacarlo ahora que cercano a cuando le pueda afectar en su contienda.

5.    Ocupar el espacio del adversario y dictar la agenda – Al Obama tocar el tema de los matrimonios gays ahora, le ocupa el espacio y el tiempo de discusión en los medios que Romney necesita para levantar a sus seguidores. El team republicano tendrá que crear una nueva agenda para tratar de nivelar la opinión pública, más allá de la oposición a los matrimonios entre gays, porque la agenda de discusión la domina Obama.

6.    Ganar respaldo perdido – Obama fue electo en gran medida por sectores jóvenes y otras comunidades. Con los tropiezos en su administración, principalmente en temas económicos, mucho de ese respaldo se ha perdido o esta neutral. Con esta movida los activa de cara a la campaña.

7.    Test the waters Ahora lo que resta es medir las implicaciones del mensaje para ir adaptando la posición o para volver a cambiar de tema de aquí a noviembre.

Aunque los políticos locales tienen sus propias estrategias y agendas de temas, lo cierto es que en casos tan controversiales como este del matrimonio LGBTT en un año electoral donde se anticipan contiendas cerradas, lo más probable es que pase al olvido pronto. Lamentable porque son cosas de las que tarde o temprano el país tendrá que decidir.

2 comments:

  1. A mi entender, esto no es un asunto de derechos, sino de estilos de vida. La comunidad gay, muy hábilmente ha sabido capitalizar el asunto como uno de derecho, diciendo entre muchas cosas que son discriminado, que pagan impuestos, etc. Si se trata de impuestos en nuestro sistema paga todo el mundo (a excepción de los pobres, por supuesto). Y en materia de derechos los heterosexuales, no tienen más derechos que ellos, ya que casarse con una persona del mismo sexo es algo que no les interesa. El asunto aquí es imponer su estilo de vida y punto. Una cosa hay que reconocer, y es que han tenido éxito gracias a algunos políticos oportunistas y a los medios de comunicación que en su gran mayoría se han puesto de su lado.

    ReplyDelete
  2. Excelente artículo, como siempre. Me parece que los políticos de Puerto Rico sobre estiman el poder del sector fundamentalista de la isla. Si fueran tan fuertes, Kimmy Raschke hubiera arrasado en las primarias y terminó colgándose y quedando fuera de la política.

    Por otro lado, creo que el PPD perdió una extraordinaria oportunidad para diferenciarse del PNP, si bien no apoyando 100% el matrimonio gay, reconociendo que existen desigualdades que deben ser atendidas o proponiendo explorar el tema de las uniones de hecho. Un asunto que debió haber atacado, y no hizo, es el hecho de que el PNP incluyó en su plataforma la promesa de legislar para prohibir el discrimen por orientación sexual en el empleo y no hizo nada al respecto.

    Finalmente, aquí hay un asunto matemático muy claro: si la población gay representa el 10% del total, como estiman todos los expertos, estas posturas les representan más pérdidas que ganancias. Ya escucho hablar de abstenciones en la papeleta para Gobernador.

    ReplyDelete