Pages

Thursday, May 17, 2012

Respaldo judicial al FBI por agredir a la prensa: El sistema se protegió


El sistema federal se protegió a sí mismo, tras seis años de deliberaciones. Esa es la conclusión a la que se puede llegar con la determinación que bajó en el caso que llevaron los periodistas por ser atacados con golpes y gas pimienta por parte de los agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) en el año 2006.
Hoy del Primer Circuito de Apelaciones de Boston sostuvo la determinación del juez José A. Fusté de desestimar la demanda que un grupo de periodistas y organizaciones de prensa presentó contra el por aquellos hechos que ocurrieron mientras la prensa fue objeto de atropellos del Estado,  mientras hacían su labor de informar en el allanamiento de una supuesta Machetera en febrero de 2006 en el condominio De Diego 444.

Los jueces apelativos, que incluyen por invitación al juez Paul Barbadoro, aceptaron la versión de hechos de los demandantes pero, aún así, determinaron que la reacción de los agentes ese día fue una reacción permisible dentro de las circunstancias.

Casi todas estas circunstancias estaban fuera de las manos de los periodistas y ciudadanos que llegaron hasta allí por ser de la entera responsabilidad de los que organizaron el operativo, que estuvo supervisado por el posterior Superintendente, José Figueroa Sancha. Entre las circunstancias que los jueces consideraron a favor de los agentes están: falta de apoyo de la policía, inusual extensión del allanamiento, y la falta de un perímetro establecido, reporta hoy el sitio de noticias NotiCel. (http://www.noticel.com/noticia/123962/fbi-se-zafa-del-gas-pimienta-con-solo-una-palmadita.html)
Seis años se tardó el tribunal en tomar una decisión, pero al final, los jueces aceptaron lo que denunció la prensa:

·         Que los agentes del FBI no establecieron un perímetro, lo que desmintió así al entonces jefe local de esa agencia, Luis Fraticelli

·         Que los agentes del FBI no tenían apoyo de la policía local

·         Que los agentes del FBI violaron el protocolo del uso del gas pimienta

·         Que los agentes del FBI se tardaron innecesariamente en un allanamiento

·         Que decisiones recientes de otros tribunales establecen que esta determinación fue injusta.
Al día de hoy, como reportar NotiCel, no se conoce de un solo cargo criminal o arresto producto del allanamiento en el condominio De Diego 444.

En otras palabras: que al gobierno federal no le importó que los agentes del FBI pretendieron impedir el derecho del pueblo puertorriqueño a estar informado, y que menos les importó si esos agentes del FBI atracaron a los periodistas mientras ejercían su función informativa. Y luego la gente pregunta qué le pasa a la prensa local y por qué el miedo de muchos periodistas a decir lo que de verdad pasa.



No comments:

Post a Comment