Pages

Friday, October 28, 2016

Lúgaro: ¿Trump en petite?

Foto NotiCel

(NOTA: Esta columna fue publicada originalmente en NotiCel el 26 de octubre de 2016 - http://www.noticel.com/blog/196288/lugaro-trump-en-petite.html y generó reacciones virulentas de los fanáticos obsesionados con la candidata, quienes no entendieron la crítica constructiva, ni lo que es la cultura política de analizar a los candidatos , ni mucho menos entienden los conceptos de libertad de expresión y libertad de prensa garantizados por las constituciones del ELA y de los EEUU ) 

¿En qué se parece Alexandra Lúgaro a Donald Trump? Físicamente en nada. Ella es linda y él parece una caricatura mal hecha. Pero ambos son fenómenos mediáticos. Son figuras que la misma prensa fabricó. Ambos durmieron a la prensa que ahora despertó y se dan cuenta de las ideas fascistas de él y de que ella robará votos a los dos partidos principales. Ambos tienen un mensaje inconsistente, superficial y se niegan a dar detalles de cómo cumplirán sus promesas. Son igualitos en que cuando se les cuestiona, los dos se molestan y actúan con igual arrogancia que los políticos tradicionales.

Como pasó con Trump en los Estados Unidos, con Lúgaro todo comenzó como una novedad, casi un chiste. A él lo veían como The Apprentice y cada vez que abría la boca, le generaba audiencias a los medios. Ella dejó a todos en shock. Nadie esperaba ver a una candidata independiente a la gobernación, totalmente desconocida. Con un look parecido al de Ana Cacho, de pronto esta mujer joven, inteligente y hermosa, lanzó su candidatura de manera singular, imitando las poses del personaje Claire Underwood en la serie de Netflix, House of Cards.

Después salieron unas fotos en una página de Facebook de una mujer en bikini y volvió loca a la gente, especialmente a la prensa cibernética, y aunque Lúgaro negó ser la de la imagen, eso quedó grabado en la percepción pública. Luego dijo que promovería el uso de la marihuana y admitió haberla fumado. La prensa estaba fascinada con esta figura nueva, pero tan pronto empezó a negarse a contestar preguntas o a dejar plantados a periodistas y medios después de haberles confirmado entrevistas y comparencias a foros, la cosa cambió. Ahí fue que empezó la verdadera fiscalización.

Fue en ese momento en que empezaron a notar cómo adaptaba su mensaje según la conveniencia.  Ahí notaron cuando primero dijo que botaría a los maestros, pero después se retractó. O cuando dijo en el debate que cerraría recintos de la UPR, pero cuando los universitarios que son su público base protestaron, acomodó el mensaje. En ese sentido, su mensaje fluye y se adapta como ha hecho Trump.

Él insultó a mexicanos, negros, musulmanes, impedidos y otros pero se le aceptaba porque generaba ratings hasta el momento en que salió el vídeo en el que hace comentarios obscenos. Fue ahí cuando incrementó el cuestionamiento a su inexperiencia y falta de visión política. Por eso Trump usa allá la cadena Fox para atacar a la llamada “prensa liberal” que lo critica. Acá Lúgaro usa sus vídeos en Facebook  y dice que no necesita a los medios tradicionales, pero busca pautarse en entrevistas en esos mismos medios que critica para levar su mensaje.
 
Impacto mediático

De Lúgaro es innegable el impacto en el uso de la red social Facebook. Tal es su influencia que todos los demás candidatos a todos los puestos han corrido a imitarla malamente porque ella ya tiene una audiencia cautiva. Un ejemplo de la innovación fue cuando se convirtió en la primera candidata política en la historia del país en grabar un mensaje en lenguaje de señas para los 150,000 sordos. Lo hizo deletreando, no hablando como tal, pero lo hizo. Y así como pasa con ese ejemplo, ha sucedido en otros casos, el problema es que no admite ni quiere dar explicaciones de asuntos relevantes.

Por ejemplo, si la prensa busca sus expresiones cuando se lanzó en el 2015, identifica sus inconsistencias. Al principio dijo que no votó en las pasadas elecciones y la prensa se lo perdonó. También dijo que decidió lanzarse a la política tras reunirse con su familia y determinar que era el momento de actuar, pero no detalló si era actuar por el país o para salvar a su empresa a la que le habían quitado contratos multimillonarios en el Departamento de Educación (lo que ya sabía desde el 2014). Tampoco dijo si era anticipando que los federales estaban tras sus pasos.

Habría que preguntarse si ella lanzó a la contienda para convertirse así en figura pública y poder defenderse por la investigación federal que pesa contra su empresa. No es lo mismo ser candidata a la gobernación que es investigada por el FBI a ser una desconocida de una empresa que enfrenta este tipo de pesquisa.  Ella, como abogada que es, aprendió que las técnicas de defensa han cambiado desde el caso de Aníbal Acevedo Vilá para acá. Ahora si te defiendes públicamente tienes más probabilidades de prevalecer con un veredicto de no culpabilidad, que si simplemente te defiendes en el tribunal. Probado eso está en el caso de Anaudi Hernández y los últimos acusados que no se defendieron en el foro de la opinión pública y el jurado los halló culpables.

La realidad es que el mensaje de Lúgaro no es nuevo. Ella no ha dicho nada que no hubieran dicho antes candidatos del PIP, del PPT o el mismo Rogelio Figueroa y el partido del coquí, pero ella logró deslumbrar a la prensa y a los medios que la crearon porque la vieron bonita. De hecho, rápido la compararon de manera sexista e injusta con los otros candidatos. Con María de Lourdes Santiago la comparación ha sido criminal. Está ahí, aunque no lo digan abiertamente. A Lúgaro la ven sexy pero a la candidata de PIP la catalogan de arrogante y menosprecian su inteligencia criticando lo que antes apreciaban: su capacidad de expresarse con profundidad. Ahora dicen que a Santiago nadie la entiende y aunque Lúgaro habla a 100 palabras por minuto, a ella se le perdona.
 
Sondeo de periodistas

Así que para ver de verdad qué piensa la prensa que antes estaba fascinada pero ahora la fiscaliza, se hizo un sondeo. A través de todo este año en esta sección En Blanco y Negro hemos realizado análisis de todos los candidatos a la gobernación y partidos políticos, menos de Lúgaro, esperando a que su campaña tomara forma.

Ahora que la prensa está furibunda porque ella los ataca, nos comunicamos con 42 periodistas entre ellos directores de noticias, jefes de redacción, productores, camarógrafos, fotoperiodistas, editores, columnistas y reporteros de radio, prensa, televisión y online.  Se les preguntó a los periodistas En una oración, ¿cómo definirías a Alexandra Lúgaro? Sólo tres accedieron a que sus nombres sean divulgados. Se protege el nombre de los demás para garantizar sus empleos. Esto fue lo que dijeron de Lúgaro:

“Es hija de la generación de gratificación instantánea. Dice: Quiero ser gobernadora sin antes ser servidora pública, ni gerente... sin tener una trayectoria profesional sólida. Piensa y prioriza las redes sociales porque su generación muestra afecto, felicidad, enojo e indignación con likes o emojis. Deja a un lado así a la mayoría de un país que envejece cada día más. No tiene cultura política, realidad que maquilla -efectivamente- con el hecho de que es muy articulada en su discurso", según el abogado, comentarista y periodista Leo Aldridge.

Un jefe en un noticiero la catalogó de “La femme fatale”, otro reportero de “oportunista que busca exposición para atraer clientes” y un hombre ancla que “ella manda porque dice que trabajará con cualquier partido o candidato, siempre y cuando piense a su manera”.

Una reportera de televisión dijo que: “El fenómeno Alexandra Lúgaro es el clásico ejemplo de cómo la necesidad del ser humano de tener un ejemplo a seguir en medio de crisis puede llevarlos erróneamente a convertir estatuas en dioses sin necesariamente serlo”.

Otro reportero destacó que aunque lleva un mensaje liberal, está “estratégicamente adaptado para sectores más vulnerables a nivel político como son los jóvenes, y esto la ha convertido en un fenómeno de la redes, la inexperiencia política la convierte en oveja en cuna de lobos”.  Manifestó su compañera de medio que Lúgaro es: “Radical y moderna, parece que rompe esquemas sólo porque está en sintonía con grupo de los millenials, pero la sacas de allí y otras generaciones la leen bien. Saben que no explica cómo logrará sus metas”.

Un reportero de deportes dijo que sus propuestas carecen “de la más mínima evaluación de lo básico, como de donde saldrá el dinero, si son legalmente viables o si es campo ya legislado”.

Casi una tercera parte de los periodistas que participaron del sondeo calificaron de arrogante a Lúgaro. “Lo más destacable de la candidata Alejandra Lúgaro es su ego que no cabe en el Cañón de San Cristóbal”, dijo un productor-jefe de noticias. En eso coincidió un jefe de noticias de una emisora radial: “Meramente presenta al país su inflado ‘súper yo’ y una trillada quincalla de ofrecimientos, producto de algún estudio de mercadeo político. Más allá de eso no aporta nada nuevo a nuestra vida política”.

Casi todos coincidieron en que posee carisma y destrezas de comunicación que hace tiempo no se veían en un líder político en Puerto Rico, y auguran que seguirá siendo una figura mediática pasadas las elecciones.

“Alexandra Lúgaro es arrojada y antojada. Pocas personas tienen la valentía de aspirar al puesto más alto que existe en Puerto Rico y hacerlo con efectividad. Para la mayoría es una quimera y un 'what if' como lo es el juego de qué me haría si gano la Lotería. Ella ha mostrado organización y aplomo en la faceta puramente mediática de la campaña”, dijo una reportera.

Y el periodista deportivo Héctor Vázquez Muñiz dijo que: “La simultaneidad de estar en la foto con gente reconocida, y el factor de riesgo, es como diría Forrest Gump en su película: La vida es como una caja de chocolates, nunca sabes qué te va a tocar”.

Pero para el exjefe de noticias en una emisora radial, Enrique Márquez Ocasio “La defino con el siguiente refrán: "El planeta de los ciegos, el tuerto es rey."

Si me preguntan a mí, diría que ella es una versión pequeña del personaje que ha creado Trump. Son figuras mediáticas fabricadas, que indudablemente tendrán su efecto en las próximas elecciones.

1 comment:

  1. No existe forma possible de establecer un parecido enter Lugaro y Trump. Aparte de la anatomia y fisiologia humana.

    ReplyDelete