Pages

Wednesday, August 5, 2015

Prensa… ponte al día




En la Semana de la Prensa es imperativo dar un vistazo al estado actual del periodismo y del mercado mediático para analizar con calma si ambos cumplen con lo que necesitan las audiencias. Y el resultado es uno: o se actualizan o desaparecerán. La prensa como institución tiene que ponerse al día.

Aunque las noticias de la Burbu, La Taína, el Guitarreño o Maripily mueven masas y generan opinión igual que los analistas políticos, no es menos cierto que el público sabe separar el grano de la paja. A la hora de buscar información noticiosa e inteligente, las audiencias exigen calidad y saben distinguir entre eso y lo que sale para llenar espacio y entretener. Las audiencias se mueven buscando lo que necesitan. El periodismo que se necesita es el que ofrece contenido único, información pertinente, y distinta.

Eso es lo que exigen las audiencias, pero en Puerto Rico se le ha hecho difícil esa transición para muchas empresas mediáticas tradicionales. Eso explica que mientras en muchos medios tradicionales y masivos predomina la superficialidad o el sensacionalismo, en muchos medios cibernéticos dominan los contenidos especializados y una mayor profundidad en la oferta informativa.

El no aceptar ese cambio en los intereses de las audiencias y al tampoco ser consistente en el ofrecimiento, algunos medios han ido perdiendo credibilidad y por ende, consumidores. Aquellos que no se preparan y se conforman con ofrecer más de lo mismo, cada día aburren más.

Hay varios factores que han afectado la manera en que los medios han ido transformándose de manera acelerada en la última década. La primera, un mercado en el que la Internet rige con más de 2.1 millones de puertorriqueños conectados a diario, según la más reciente investigación de Estudios Técnicos. La proliferación de dispositivos móviles obliga a dar más contenido de manera inmediata. Pero por otro lado, hay menos periodistas y empleados en los medios tradicionales que han eliminado o reducido plantillas por la crisis económica y un menor presupuesto publicitario. Y esto va de la mano de la autogestión de individuos o grupos nuevos que crean plataformas que han ido compitiendo y hasta desplazando poco a poco a los medios tradicionales.

Un ejemplo de esto es el principal portal de noticias de tecnología
Tecnetico.com que hace dos días lanzó nuevo diseño que le da mano y muñeca a algunos de los periódicos tradicionales. Con un formato limpio con un nuevo “power search” y el uso de más imágenes que actualizan la información, este anuncio viene de la mano con una expansión de su ofrecimiento informativo a los mercados hispanos en los Estados Unidos a través de CNN en Español y radio WADO en Nueva York.


Lo que Tecnetico hace 10 años es una muestra de que las audiencias necesitan un tipo de información especializada y si el medio tradicional sólo se conforma con ofrecer un titular y una nota de 200 palabras, van a buscarla en donde sea aunque esto represente dejar de ver el periódico para irse a la web.

De hecho, el campo de la tecnología es quizás el mejor ejemplo de cómo se han ido moviendo las audiencias en los últimos años y otros sitios han seguido la pauta de Tecnetico. El sitio Quiibo, que también ofrece información de tecnología desde hace unos seis años, ha fortalecido su propuesta integrando reseñas de películas y columnas de opinión, y recientemente se aliaron al periódico El Vocero para aportar el contenido que el medio masivo no tiene. Igual tendencia siguen otros sitios de tecnología como Esmandau y Yo Soy Android.

Otro ejemplo interesante de cómo un medio conecta con necesidades particulares de las audiencias es la página de Doctor Shopper, quien ha extendido el contenido a una cadena radial propia con emisoras regionales y a otros medios tradicionales. Establecido en el 2005, el sitio del profesor Gilberto Arvelo fue el primero en traer temas de interés para el consumidor llegando incluso a radicar demandas e investigaciones por casos de fraude que el resto de la prensa no cubría y que aún al día de hoy, agencias como el DACO optan por ignorar.

Con el tiempo muchos lo han imitado, pero no han sido consistentes en la oferta. Sin embargo, otros como NBC y la Cadena Telemundo por ejemplo, identificaron la necesidad y por esto trajeron el segmento de noticias del consumidor que tienen en sus mercados de Nueva York y Los Ángeles. A nivel local se designó a la reportera Zugey Lamela en el segmento “Telemundo Responde” y el mismo es el que más rating le genera al noticiero local. Esto contrasta, por ejemplo, con Wapa, que tenía una exclusividad con los reportajes de Consumer Report, pero no profundizó en esa temática, a pesar de la necesidad.

Cambios temáticos

Aunque Tecnetico y Doctor Shopper comenzaron la tendencia del periodismo de autogestión especializado hace 10 años, la verdadera trasformación del mercado local se dio a partir del 2010 con la entrada de varios medios formados por reconocidos periodistas y que hemos analizado desde entonces en el blog En Blanco y Negro con Sandra.

Cuando NotiCel irrumpió en el mercado como el primer medio de comunicación estrictamente para el mundo digital, cambió muchos de los paradigmas tanto en el modelo de negocio como en el contenido de noticias en profundidad. Igualmente lo hizo Luisa García Pelatti en Sin Comillas, justo en el momento en que la crisis económica cobraba vigencia. Este medio no sólo se ha limitado a tener cobertura especializada sino que ha ido empujando para el derecho al acceso a la información, bandera que abandonaron los medios tradicionales.

Otros medios en esta tendencia incluyen el sitio de negocios News is My Business, el de cultura 80 Grados y el periódico regional La Perla del Sur, cuya difusión cibernética demuestra que el contenido en ciertos temas supera con creces a los periódicos nacionales.  Todos estos periodistas tienen desde la plataforma web un nivel de libertad y de control de contenidos que no necesariamente tienen los tradicionales.

Al mundo cibernético se unen los cambios iniciados en el 2012 cuando El Vocero lanzó una edición gratis y entraron los periódicos Metro e Índice.  Todos estos vienen a competir en un mismo mercado publicitario que hace dos años se estimaba en cerca de $700 millones, pero ahora el estimado real no llega a los $500 millones.

Generalistas vs. especialistas

La tecnología hace que se diferencie más que nunca el periodismo especializado del generalista. Como todos los medios tienen por obligación que tener presencias en la web, la diferencia está en el que puede profundizar en los temas porque tiene una mayor pericia.

Ejemplos de esto son el sitio de noticias de agricultura Agrochic, de la periodista Perla Sofía Curbelo. Igualmente, la nueva revista de temas comunitarios PRTQ y la revista de espectáculos de la periodista Helda Ribera Chevremont, Helda Hoy. Igualmente Metro lanzó una plataforma dirigida a los jóvenes millenials con El Calce.

Se esperaba que la tendencia de las llamadas “mommy bloggers” o mamás blogueras vendría a generar grandes audiencias, pero con excepciones contadas como la de Ser Madre y Piccolo Mondo (que es un papá bloguero), el resto no ha tenido unas audiencias significativas. Igual pasa con las blogueras de moda que ahora proliferan y están saturando el mercado, aunque mucho de su contenido único es copiado en los periódicos y emisoras de radio.

La diversidad en el enfoque que traen los medios cibernéticos contrasta con lo que ofrecen los tradicionales que insisten en la cobertura noticiosa desde la óptica político partidista. A la larga, esto de insistir en lo que a muchos ya no les apela, hace que las audiencias se alejen, y de paso, baja el valor de esos medios como ha sucedido en otras partes del mundo.

Por ejemplo, el emporio mediático Omnicom que llegó a crear Martha Stewart con su revista y otros productos llegó a valer $2,000 millones pero recientemente se vendió por $353 millones. Devaluó porque no se puso a tono con lo que sus audiencias pedían y necesitaban, y fueron abandonándolo. Al perder el capital de los anunciantes y las audiencias, perdió por igual credibilidad y pertinencia.

Si uno analiza bien el mercado local, se da cuenta de que eso también está ocurriendo en Puerto Rico. Con sólo hacer una prueba basta. Evalúe usted cuáles son los primeros cinco sitios locales de noticias que lee ahora en las mañanas y compárelo con lo que leía  hace dos años, o hace cinco años. Puede que leyera El Nuevo Día, seguido de Primera Hora y El Vocero, pero ahora lee a NotiCel, El Nuevo Día, Metro, El Vocero y Primera Hora. El orden de preferencia ha cambiado, según varios ejecutivos de medios en agencias publicitarias con los que se conversó.

El mayor reto para los medios, sea tradicional o cibernético, es el mantenerse actualizado y proveyendo contenido atractivo para su nicho de audiencias. La presión está en no dormirse en sus laureles ni mirar lo que hace la supuesta competencia porque se compite contra sí mismo. Hay que tener contenidos nuevos y únicos todo el tiempo, no ofrecer lo mismo que los demás. El que no de contenido propio y original no logrará la conexión con su audiencia y está abocado a desaparecer.

Con la celebración dela Semana de la Prensa y la convención de la Asociación de Periodistas de Puerto Rico esta semana, esperamos que el periodismo puertorriqueño tome conciencia para que se ponga al día. De lo contrario, cada día perderá más vigencia.



NOTA: Esta columna salió en NotiCel el 29-07-2015 http://www.noticel.com/blog/178858/prensa-ponte-al-dia.html

No comments:

Post a Comment