Pages

Monday, March 30, 2015

Los 10 Mandamientos a lo boricua


“Y habló Dios todas estas palabras, diciendo: Yo, Yahveh, soy tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre”, Éxodo 20: 1-17


Unos mil doscientos cincuenta años antes de Cristo, o sea, hace como 3,265 años, cuenta la leyenda, la Biblia y el Torá que Dios Yahveh le dio a Moisés una lista de órdenes “escritas con su dedo", que los israelitas debían respetar. Eran los 10 mandamientos. Los primeros tres se relacionan al amor y al culto a Dios, y los otros siete, al amor y la justicia con el prójimo. Se supone que esos preceptos deben guiar las vidas de los pueblos creyentes, al menos de los que dicen llamarse judíos y cristianos….Pero en Puerto Rico, donde hay templos en cada esquina, los mandamientos son otros.

En Puerto Rico habitan muchos dioses a los que se idolatran, como les pasó a los israelitas hace siglos. Creen ciegamente en los becerros de oro. Imágenes, políticos, status, sexo, drogas y dinero que se idolatran como dioses sagrados. Que hacen alucinar a las masas con los cuentos de camino, con dosis para calmar los nervios o motivando la lujuria tropical típica de una ínsula colonizada con problemas de identidad.

Si bajara un Moisés hoy del Yunque con un Decálogo de mandatos, ¿cuáles serían los preceptos a seguir? Al sol de hoy, con la crisis fiscal, con el IVA y los candidatos, Tito Kajak de la mano con los empresarios, y que los religiosos y los gays, y los carteles de la droga y la perspectiva de género, y las primarias que vienen por ahí, y el éxtasis de irse de shopping, y los moteles vendiendo especiales en las cabañas ejecutivas porque han perdido clientela, y los candidatos nuevos como el ufólogo y la Lúgaro y los mismos de siempre a los que nadie les cree, y los federales, y Oscar López, y la Burbu, y Adamaris López y su bebé, y los vídeos sexuales de los policías, y ….la playa… Y tantas cosas que nos entretienen en las noticias diarias que consumimos casi como autómatas, habría que preguntarse ¿en qué creer? ¿Cuáles serían esos 10 Mandamientos para los puertorriqueños en el 2015?

1.      Amarás a Dios sobre todas las cosas, porque Dios es Dios. Pero no. Aquí eso no aplica. Aquí hay dos dioses principales: Don Dinero y los Americanos. Esos son los que mandan y a los que hay que seguir. El que diga lo contrario, miente.

2.      No tomarás el nombre de Dios en vano. O sea, no tendrás dioses ajenos. Tampoco aplica. Aquí la campaña política dura los cuatro años y se idolatra al que sea candidato.

3.      Santificarás las fiestas. O sea, acuérdate del día del reposo, pero no para descansar, sino para dedicarlo a Dios. Aquí se santifican los fundraisers o las fiestas o la playa. Y sí, muchos prefieren el descanso al trabajo de tantos otros.

4.      Honrarás a tu padre y a tu madre. Si es en la política, al que sea el líder. No sólo es que a Ricky haya que creerle por ser hijo del Mesías, sino que se sigue al que sea la cabeza del partido.

5.      No matarás. Tampoco aplica. En un país con sobre 900 asesinatos al año, esto se ve lejos. Pero más que las muertes físicas, están los asesinatos de carácter a nivel público, y la muerte de la esperanza para muchos que optan por irse del país.

6.      No cometerás adulterio ni  actos impuros. ¡Por favor! En el país de la chillería y la lujuria, esta está bien difícil.

7.      No robarás. Quizás es la más difícil de todas porque se roba todo. $700 millones en Educación, otros millones en la AEE y ahora con el IVA el pueblo siente que le robará el vivir.

8.      No levantarás falsos testimonios ni mentirás contra tu prójimo. Bendito. De la mentira viven muchos. A los gays los engañaron cambiando de postura para respaldar los matrimonios de otros estados, pero lo hicieron sabiendo que ya mismo viene una decisión del Supremo federal. Al pueblo se le engañó diciendo que no habrían impuestos y llevamos bastantes.

9.      No consentirás pensamientos ni deseos impuros. Bendito. Si se notan a legua en muchas de las figuras públicas.

10.   No codiciarás los bienes ajenos, ni la casa de tu prójimo, ni la mujer o el hombre de tu prójimo. O sea, a las mujeres que no codicien al Hermoso, alias Alejandro García Padilla, o al muñeco alias Ricky Rosselló y los hombres que no se hagan cerebro con Alexandra Lúgaro.

Los 10 mandamientos fueron un convenio, una alianza entre Dios y la humanidad, pero como pasó con Moisés cuando bajó del Monte Sinaí, aquí a lo boricua, seguimos adorando a los becerros de oro. Sólo  hay que esperar porque la furia de Dios no nos extienda nuestros pesares, la crisis económica ni las devaluaciones por 40 años más.


En esta Semana Santa, en vez de retirarse a buscar de Dios o a ir a sus templos de predilección para exorcizar los demonios que nos invaden en la sociedad, el pueblo debería reflexionar.  Pero no, esto es Puerto Rico y la Semana Santa a lo boricua representa vacaciones, fiestas, playa. Somos siervos de otros dioses.


NOTA: Esta columna fue censurada por el periódico El Vocero.

1 comment: