Pages

Wednesday, August 7, 2013

‘F’ para el Gobierno en retención de clientes

 
 
El Gobierno no hace nada por retener a sus clientes. Por clientes, me refiero a nosotros: el Pueblo, los consumidores, los electores, los hombres y mujeres que componemos la sociedad puertorriqueña. ¿Por qué digo eso? Fácil, porque no hacen nada por mantener a la gente contenta. Si tuviéramos que darle una nota, el Gobierno sin duda, se colgaría. Sacaría ‘F’.
 
Con esto me refiero a que el Gobierno como un todo –y no solo este de Alejandro García Padilla sino también el de Luis Fortuño y todos los anteriores por los pasados 20 años– no hace nada para mejorar la calidad de vida en Puerto Rico. Por el contrario, con la dejadez, la falta de un proyecto económico que viabilice más empleos, la corrupción y el coger dinero prestado para aparentar que hacen obras aunque endeuden a las próximas generaciones, lo que hace el Gobierno es provocar que más y más personas sigan yéndose de la Isla.
 
Me explico. Si usted es cliente de una compañía de cable TV o de teléfonos y se quiere dar de baja, para evitar perderlo como consumidor, cualquier empresa que sea seria e interesada por mantener su clientela lo que hace es pasarlo a un departamento de Retención del Cliente. Allí le preguntan cómo está, qué pueden hacer para que no se vaya, quizás hasta le den hasta alguna oferta especial. En fin, le buscan la vuelta porque la idea es no perderlo a usted como cliente.
 
Si uno extrapola esta práctica a nuestro Gobierno, tendríamos que preguntarnos: ¿Qué hace el Gobierno para retener a las miles de personas que se nos están marchando? Los que están emigrando en su mayoría son jóvenes en edades productivas. El famoso grupo 18-49; matrimonios jóvenes, familias con niños pequeños o solteros, que se supone que trabajen y generen ingresos y a los que la mayoría de las estrategias de publicidad y mercadeo están dirigidos.

El consumidor puertorriqueño se está mudando a Florida o a Texas o a otros estados a pagar los impuestos allá, a contribuir a las economías de allá y a poner en práctica los estudios y preparación que adquirieron en Puerto Rico, pero en vez de a nuestro País, lo hacen al extranjero.
 
En vez de retenerlos, el Gobierno anuncia más impuestos. ¿Qué ofrece el Gobierno para retener a la gente? ¿Ofrece mejor calidad de vida? ¿Más empleos? ¿Da la mejor educación del mundo? ¿Los ayuda a echar pa’lante, como dice el eslogan de un banco? El dilema es serio porque ante menos público, menos captación. O sea, que el Gobierno anuncia cambios pero tiene menos gente.
 
De hecho, se estima que más de 576 mil puertorriqueños han emigrado en la última década, como mencioné en la columna ‘Indeseables, pa’ fuera del País’ que publiqué en este diario en febrero. Esa cantidad de emigrantes representa pérdidas para la economía y todo apunta a que seguirá empeorando porque hay menos gente que aporta al fisco y que trabaja, mientras que hay más población envejeciente y dependiente del Estado. La mayoría de esos que emigran son jóvenes profesionales se van buscando trabajo y mejor calidad de vida.
 
En mercadeo básico existe la filosofía de que resulta mucho más barato retener a los clientes que buscar clientes nuevos. En el caso de nuestro Gobierno, no hace ni uno ni lo otro. ¡Qué mal nos va como Pueblo!
 
Esta columna fue publicada en El Vocero el 10 de julio de 2013 - http://www.vocero.com/f-para-el-gobierno-en-retencion-de-clientes/

No comments:

Post a Comment