Pages

Monday, December 12, 2011

Resumen del 2011 en el campo periodístico - Parte 1: Las tendencias que acapararon la prensa y los medios noticiosos


NOTA: Son muchos los temas que rodearon al campo del periodismo y las comunicaciones tanto en Puerto Rico como a nivel global, por lo que presento un análisis en 3 partes: tendencias, mes a mes, y listas importantes.
Las dos tendencias principales en las que se pueden agrupar los eventos y sucesos más importantes en el 2011 en el campo que analizo que  los medios de noticiosos, la prensa y las comunicaciones son:

1.    El periodismo como institución y como industria – Los cambios, influencias, amenazas y tendencias;

2.    La práctica del periodismo y la comunicación  – Cómo se ha estado ejerciendo el periodismo por parte de reporteros y comunicadores en Puerto Rico y el mundo este año.


Tendencias 2011
Características principales
El periodismo como institución y como industria
·         Creaciones en Internet – Web 2.0 – Nuevos medios
·         Consolidaciones mediáticas
·         Faltas éticas – Escándalo Murdoch
·         Oprah Winfrey se retiró
·         Abogados como analistas y cada vez menos periodistas analizando En PR y global (Spitzer en CNN
·         Amenazas e intimidación a los periodistas continuaron
·         Periodistas como eje de la noticia

La práctica del periodismo y la comunicación
·         Cubrir lo urgente
·         Denuncias y luego no hay seguimiento
·         Perdimos el periodismo investigativo con contadas excepciones
·         Falta de profundidad
·         Espectacularización y sexo – por eso Maripily
·         Portadas no dicen nada
·         Sin seguimiento (Vargas Vidot)
·         Faltas de respeto a los entrevistados
·         Insistencia en “non stories”
·         Poca o ninguna preparación para entrevistas
·         Miedo


En el 2011 hemos visto unos pasos acelerados en la transformación de la industria del periodismo. Ya no se trata de pocas voces hegemónicas que le dicen al país lo que consideran o no noticia. Con la proliferación de medios cibernéticos y las redes sociales, el periodismo ciudadano y también la reducción en plantillas en los medios tradicionales, el escenario es distinto. Multiplicidad de voces es la orden del día. Y por múltiples voces, no sólo las provenientes de periodistas bonafide o “tradicionales” sino personas que sin experiencia reporteril hacen y publican noticias o proveen trasfondo, contexto y análisis en blogs, o en Twitter y Facebook, o hasta en programas de TV como La Comay o Dando Candela.

En Puerto Rico este año se cumplió el aniversario de los sitios de noticias 80 Grados, News is My Business, Sin Comillas, y surgieron muchos otros como Bonita Radio, o Sin Rodeo TV. Las noticias en celular – como NotiCel – también traen competencia, así como propuestas innovadoras como la de BizNet Media que tiene programa de radio, revistas y sitio en Internet. El Nuevo Día cambió formatos editoriales los fines de semana mientras que El Vocero profundizó en lo editorial y amplió las páginas de opinión. Primera Hora también trajo columnistas nuevos. El Canal 6 eliminó el noticiero y bajo el mandato de Ray Cruz – quien terminó fuera del canal este mes – se transformó en un producto ciberbético-TV llamado Noticias 24/7.  Wapa TV lanzó un programa noticioso tipo Primer Impacto y Telemundo sacó uno de noticias de entretenimiento titulado Acceso Total. Univisión cambió de horarios a los reporteros y trajo presentadores nuevos a Tu Mañana. TeleOro amplió las noticias y en el Canal 24 se añadieron programas de análisis como el de Rubén Sánchez y el de Carlos Ochoteco, mientras que en el canal 40 se presenta la propuesta de noticias diarias. Y en la radio también hubo cambios de programas en casi todas las emisoras noticiosas.

Otra tendencia en la industria que sigue en aumento es que abogados o ex políticos acaparan los espacios de análisis y cada vez dejan menos plazas para periodistas. Esto afecta mucho en términos de opinión pública porque con honrosas excepciones, la mayoría de los analistas lo que hacen es leer los titulares y en realidad comentan las noticias desde su ópticas, que en su mayoría son de naturaleza legales o políticas. No se presentan investigaciones o reportajes.  También afecta al país porque los temas  - como la política partidista o el status -  se repiten y no hay espacio para temáticas distintas. Esta tendencia no es exclusiva a Puerto Rico. En Estados Unidos, por ejemplo, CNN inició el año con el programa de Spitzer que no pegó. Y otra vertiente de esto es la entrada de hijos de políticos a ser “reporteros” como Jenna Bush y Chelsea Clinton en MSNBC, y aquí los Hernández Mayoral que son ahora analistas políticos.

El escándalo de los medios de Rupert Murdoch que hacían interceptaciones telefónicas y grabaciones ilícitas de entrevistados para luego presionarlos en las noticias, aún sigue siendo tema de debate e investigación por las autoridades en el Reino Unido, aunque también en los EEUU. Murdoch es dueño de Fox TV y de The Wall Street Journal, entre otros.  En Puerto Rico este tipo de caso no se ha dado, pero sí ha sido materia de reflexión para periodistas.
Otra tendencia que afecta al periodismo como institución son las amenazas al ejercicio del periodismo que coartan el derecho del público a estar informado. Esto no es nuevo, pero en el 2011 se ha visto una tendencia a no investigar al sector privado que son anunciantes en los medios. Esos no se tocan, por lo que muchos operan con impunidad. El gobierno, sin embargo, siempre ha intentado limitar a la prensa. En enero arrestaron al periodista Ricardo Olivero de Radio Huelga, en medio del conflicto huelgario, como método para acallarlo. En febrero, agredieron a varios, incluyendo al fotoperiodista Ricardo Alcaraz. Al telerreportero Carlos Weber se le registraron las llamadas telefónicas a sus fuentes, sin él saberlo y sin ser objeto de la investigación criminal porque querían tener acceso a las fuentes noticiosas. Este caso sigue pendiente. El Centro de Periodismo radicó recurso para conseguir acceso a la información en el caso de Jorge De Castro Font mientras que Ana Cacho intentó conseguir una mordaza contra El Vocero y el programa La Comay para impedir que reportaran en el caso del asesinato sin esclarecer de su hijo Lorenzo. El Congresista Luis Gutiérrez e incluso líderes ambientalistas atacaron a la reportera de ese medio Beatriz de la Torre por ésta investigar los negocios de Gutiérrez en Puerto Rico. A Jorge Seijo lo suspendieron varios días de su programa radial en un acto injusto, por sólo permitir que un entrevistado hablara de un listado de acusados en el caso de Jorge de Castro Font.  En fin, los casos no terminan.
Y otra tendencia que afectó al periodismo fue el tener a periodistas como eje de la noticia. El caso del hoy convicto ex jefe de la Policía de San Juan, Hilton Cordero, acusado de pornografía infantil entre otras cosas, tuvo en medio del escándalo a su esposa, la meteoróloga y periodista  Deborah Martorell. Mientras que a el caso de De Castro Font también trajo cola porque se reveló la lista de unos 80 supuestos contribuyentes, que incluían a Antonio Luis Ferré, dueño de El Nuevo Día. Esto provocó que el periódico enviara a José Serra al programa de La Comay a defender la reputación del medio y también aumentó los ataques en contra del rotativo por parte del presidente del Senado Thomas Rivera Schatz, quien denunció al medio en el hemiciclo. Con el mismo tema, el director de noticias de 740, Luis Penchi, tuvo que acudir al Tribunal Federal a explicar por qué permitió que un entrevistado leyera la lista de los 80 contribuyentes a De Castro Font. El caso quedó en nada. Y el año casi cerró con la garata entre la senadora Evelyn Vázquez que irrumpió en el programa de TV de Jay Fonseca. A él le costó una querella y el que no le permitan juramentar como abogado, pero también tiene un programa de radio.
En términos de las prácticas periodísticas, en el 2011 se continuó la tendencia de cubrir lo urgente y mantener el periodismo de denuncia, pero no el de seguimiento a los temas. El periodismo investigativo escasea – con contadas excepciones – y abunda la falta de profundidad y la espectacularización de la noticia (Maripily, el muerto parao o el tatuado, el disfraz de Marta Sánchez Brás al visitar pobres). Un ejemplo de la falta de seguimiento fue el escándalo del Dr. José Vargas Vidot que se inició como un chisme sin fuente, por correo electrónico.
El sexo y todo lo relacionado al sexo también hizo noticia. El caso de más notorio fue el del ex senador Roberto Arango y sus fotos, pero también hubo casos de alcaldes (Cidra) y otros legisladores (Crespo, Farinacci, etc;).
La ética periodística se cuestionó con el viaje que dieron reporteros a Madrid que fue pagado por el Gobierno, que invitó sólo a los medios supuestamente “afines” o que publicarían noticias positivas para la administración. Esto provocó investigación por parte de la Asociación de Periodistas de Puerto Rico.
Y terminando en una nota positiva, la prensa y los periodistas de Puerto Rico concluyeron el 2011 con una nueva iniciativa que busca promover la paz. Este mes de diciembre lanzaron la campaña “En Diciembre No” que busca provocar una tregua en los asesinatos que ocurren en el país. Esta no es la primera vez que la prensa hace este tipo de campaña pero demuestra que en esencia, el compromiso de los periodistas en Puerto Rico va más allá de informar y buscan lo mejor para el país.

No comments:

Post a Comment