Pages

Tuesday, October 4, 2011

Jay Fonseca y Evelyn Vázquez

¿Periodismo o entretenimiento? ¿Una falta de respeto a la mujer puertorriqueña, una falta de ética periodística o una falta a la ética de los abogados? La trifulca innecesaria se suscitó hoy en el programa Día a Día que emite Telemundo entre el periodista-comentarista Jay Fonseca y la pintoresca senadora Evelyn Vázquez que deja mucho de desear. Esto es así porque nos debe hacer reflexionar sobre el estatus del periodismo actual, las nuevas y actuales formas del ejercicio del periodismo, las escasas oportunidades en los medios de comunicación para los periodistas jóvenes, y aún más, la falta de profundidad en la fiscalización a la mediocridad legislativa y la corrupción, que en este caso, ejemplifica la senadora Vázquez.

Vamos por parte. Lo primero es que para ser periodista no se tiene que ser irrespetuoso.

Con dolor e indignación tengo que aceptar que en los últimos años he presenciado la lastimosa tendencia de muchos periodistas y pseudo-periodistas, así como comentaristas, especialmente en la radio, que confunden lo que es ser incisivo con ser insultante. Se creen que ser asertivo es lo mismo que ser agresivo. Juran que por estar detrás de un micrófono o porque escriben en un medio, tienen el derecho a faltar respeto, a hablar con agresividad y sin considerar la dignidad del ser humano al que entrevistan, sea éste un pillo, un violador, un corrupto o un rico.

Nada le da derecho a un periodista a faltarle el respeto a su entrevistado. Por el contrario, hacer esto abre la puerta a que cualquier persona, especialmente los políticos, aprovechen para seguir faltando el respeto a la prensa. Y lo que es peor, le abre las puertas a que cualquier mequetrefe se cree con el derecho a usar epítetos contra los periodistas o a generalizar.

Pienso que aquí es donde se separa la paja del grano. Los periodistas serios, que verdaderamente fiscalizan y descubren cosas ocultas, los que revelan noticiones y buscan la verdad, hacen su trabajo sin necesidad de faltar el respeto. Sin embargo, está en los medios noticiosos el darle espacio a estos periodistas. Darle espacio y trabajo. Pagarles bien. Pero no, lo que vemos es el espacio a los mediocres, muchas veces incultos o con dedos amarrados que plantean serios conflictos éticos y morales. Por eso la confianza en la prensa cada vez sigue bajando. Pagan justos por pecadores.

Ahora lo segundo, y esto es algo altamente peligroso: No todo el mundo en los medios es periodista.

Veo que hay un peligro grande en la confusión que se crea entre los comentaristas-periodista-abogados-analistas políticos y “analistas”, así como otros personajes que aparecen en los medios y ejercen como si fueran periodistas. Comunican, informan, reportan sin necesariamente regirse por los parámetros éticos que imponen los empleadores noticiosos o el ejercicio responsable del periodismo. En este renglón caen los Kobbo Santarrosa de la vida y muchos otros que se han convertido en “opinion makers” en Puerto Rico, que hacen y generan noticia donde no la hay, que presentan sus muchas veces limitados puntos de vista sin contexto y que en muchísimas ocasiones confunden al público.

El peligro aquí es que pagan justos por pecadores y la gente piensa que “todos los periodistas” son iguales, sin necesariamente serlo, o lo que es peor, sin que estén en este grupo de personas.

En tercer lugar, esto es una demanda segura.

¿Cuánto deberá pagarle Telemundo a Evelyn Vázquez?, pregunté hoy en las redes sociales. A la pregunta el licenciado Reynaldo Alegría me recordó que el propio Santarrosa tuvo que pagar unos $300,000 a Adolfo Krans en la demanda que incoó por difamación contra su ex esposa la entonces gobernadora Sila Calderón. Si el evento de “La Comay” fue menos agresivo que la trifulca de hoy, además de que la senadora dijo varias veces que se comunicó con el canal, con los productores del programa y con la presidenta de Telemundo Hillary Hatler sin recibir respuesta, me parece que ha preparado el camino para una demanda.

Vázquez mantuvo la compostura aún cuando Fonseca perdió la tabla. En ese sentido, ella dominó el tiempo y el espacio porque controló la tribuna. Se proyectó como víctima.

Según la licenciada Mónica Díaz, si ella fuera la asesora legal de Telemundo, sacaría del aire a Fonseca mediante una suspensión de trabajo y sueldo por varias semanas en lo que se calman las aguas. También recomendó al canal que emita una disculpa pública al país porque lo ocurrido no es característico de Telemundo ni de su empresa matriz, y aprovecharía para divulgar las políticas internas de respeto y consideración, en contraste con la libertad de expresión.

“También volvería a publicar el "disclaimer" de que la emisora no se hace responsable por las expresiones vertidas en ese programa, y me sentaba con mis asesores a prepararme para la contestación a la demanda que sabemos que viene”, agregó Díaz.

Por último, la pasión nubla.

Debido a que la senadora llegó sin invitación, irrumpió y el canal le permitió entrar al estudio, y pretendió acaparar el tiempo del comunicador, éste perdió la compostura y más que eso, la magnífica oportunidad de tener información para rebatirle sus argumentos.

Debido a la trifulca, ahora Evelyn Vázquez es la víctima y Jay Fonseca el periodista irrespetuoso y victimario.

Y lo que es peor, debido a la trifulca, nadie recuerda ni los galeones ni los actos de dudosa reputación que se le imputan a la senadora como los posibles esquemas de corrupción y nepotismo que fomenta desde su oficina. No. Ese no es el issue. A Fonseca se le fue la mano, pero Vázquez tiene que aclarar si es o no corrupta.

Además, poco se menciona sobre la insistencia de ambos en hablar de abogados. Fonseca dijo ser abogado, ¿cuestionará la senadora su comportamiento en cámara por ser abogado o por ser periodista? ¿O por ambos?

Por otra parte, ser periodista exige ser respetuoso. Una cosa es denunciar la corrupción e incompetencia y otra es aparentar ser incisivo cuando se es irrespetuoso. Creo que Fonseca cayó en el error de permitir que la senadora le robara su tiempo, se proyectara como víctima y a él no le dio tiempo a fiscalizar sus ejecutorias.

Lo que es peor, las acciones de Fonseca le garantizan un lema de campaña a Vázquez, quien, irónicamente aprovechó la coyuntura hoy, precisamente cuando un candidato del partido opositor – PPD – radicó su candidatura para retarla en su distrito, según se comentó en el programa Dando Candela.

Fonseca falló, no mantuvo la cabeza fría, y más que faltarle el respeto a la senadora, demostró falta de preparación y desenfoque como comentarista. Algunas de las cosas que Fonseca pudo haberle cuestionado incluyen:

 Evelyn Vázquez tiene que contestar por las serias violaciones éticas que tiene. Como ha reportado la red NotiCel, Primera Hora y El Vocero, Vázquez no ha contestado preguntas acerca de los familiares que tiene bajo su nómina y que evidencian un patrón serio de nepotismo.

 Vázquez no ha contestado las preguntas que han hecho algunos periodistas sobre su negativa a reportar los ingresos de su compañero consensual y eterno aspirante político Muller en sus informes financieros como requiere la ley.

 Tampoco ha contestado cómo es que dice que vive en Isabela y es la senadora que cobra las dietas más altas, cuando todo el mundo sabe – especialmente los periodistas que cubren el Capitolio y muchos de sus colegas de su partido atestiguan – que ella vive en el Condado. ¿Cómo es que cobra las dietas libres de impuestos más altas viviendo en San Juan? ¿En qué quedó el referido que hizo la Contralora al Presidente del Senado Thomas Rivera Schatz por ese asunto?

 ¿Qué proyectos concretos ha hecho ella por su distrito?

 Ella alega que es feminista. Por lo menos eso fue lo que dijo en campaña. ¿Qué ha hecho ella por defender a las mujeres más allá de salir en programas de televisión?

 ¿Cuál es su efectividad como legisladora? ¿Medidas radicadas? ¿Asistencia? ¿Cuánto gana en dietas?

El trasfondo de la trifulca

El incidente inicial se suscitó al mediodía cuando Vázquez se personó en Telemundo pidiendo tiempo igual para defenderse de las informaciones presentadas el día antes por Fonseca en su programa La Furia en torno el alegado robo de idea de parte de la legisladora del Día del Buen Trato.

A Vázquez se le permitió tiempo en el segmento con Fonseca el cual comenzó a utilizar para negar las imputaciones, acusar al analista de estarla difamando, y exigir una disculpa pública por haber ofendido, no sólo a ella, sino a todas las mujeres puertorriqueñas.

Fonseca interrumpió a la Senadora para refutar los señalamientos e indicó que la que le debe la disculpa a las boricuas es ella por ser “pésima legisladoras”, “por radicar proyectos tontos”, y de paso le preguntó si ella había bailado en el tubo en el Palma Idol como prueban fotos que alegadamente tiene. También hizo insinuaciones sobre su vida íntima y dijo que el novio de la senadora y aspirante a la legislatura, Peter Muller había sido su “amante”. Fonseca además dijo que le iba a enseñar fotos de ella bailando en el tubo, a lo que Vázquez respondió que se las diera y él no las pudo producir, por lo que recurrió al insulto y la ofensa para tratar de ocultar su falta de profesionalismo y preparación.

La pelea a gritos de parte y parte arreció, la Senadora, quien dijo que había llegado a los estudios acompañada de su abogado, y Fonseca contestó “abogado soy yo”. Ella luego abandonó el espacio en cámara, pero la garata continuó.

Posteriormente Fonseca declaró que Muller lo amenazó indicando que “esto es un asunto de hombres y que los hombres resuelven las cosas en la calle”. A tales efectos, el comentarista manifestó estar "preocupado", sobre todo porque "todo el mundo sabe que la ex esposa de Muller (la empresaria Maribel Cartagena) fue asesinada y no estoy diciendo que él la mató, pero ella estableció haber sufrido violencia doméstica por parte de él".

"Si él es inocente o culpable, yo no sé. Lo que sé es que estoy preocupado, sin duda. Me preocupa que personas no comprendan que lo mío es más un personaje... No es a nivel personal", comentó.

Horas más tarde Vázquez le contestó a Fonseca en otro canal de televisión, en el programa SuperXclusivo, donde dijo estar indignada con el “maltrato” y “falta de respeto” por parte de Fonseca, pidió directamente a la presidenta de Telemundo, Hillary Hatler, que lo despida y aseguró que llevará el asunto hasta las últimas consecuencias. “Vamos a demandar, vamos a ir a la FCC, vamos a ir al Colegio de Abogados, y a todos los foros pertinentes”, dijo Vázquez acompañada por Muller quien negó haber amenazado a Fonseca.

Fonseca, por su parte, se defendió en el programa de Telemundo, Dando Candela.

Que sirva esta situación de hoy entre Fonseca y Vázquez de ejemplo para que los periodistas y personajes en los medios analicen el poder que hay, pero también la responsabilidad que hay al estar detrás de las cámaras, frente a una computadora o ante un micrófono.


http://youtu.be/HP1vHbIZD3Q

1 comment:

  1. Que todos tomen tu ejemplo Sandra. Te felicito por excelente y asertivo articulo sobre la situacion.

    ReplyDelete