Pages

Saturday, October 8, 2011

El mundo cambió: los medios alternativos


(Breve ponencia que di la Convención Anual de la Asociación de Relacionistas Profesionales de Puerto Rico en donde moderé el panel “Los medios alternativos” en el que participaron seis periodistas, hoy, viernes, 7 de octubre de 2011)

Todo cambió para siempre con la era de los blogs, las redes sociales y los medios alternativos.


No sólo en el ejercicio diario y cotidiano de lo que es el periodismo, sino también en el proceso inmediato de producir informaciones y de colocar temas ante la opinión pública. Podemos decir que existe un antes y un después con esto de los medios alternativos, no sólo para los periodistas, sino también para los comunicadores.

Habiendo navegado por tantos años en ambos mares, en el periodismo que es mi vocación y pasión de vida; y en las relaciones públicas que ejerzo de manera innata y con mucho sacrificio y vocación, puedo decir sin temor a equivocarme, que esto es otro mundo.

En el caso de las relaciones públicas asevero que la práctica está cambiando por muchas razones, tales como la realidad de enfrentarnos ante miles de usuarios ahora pueden desarrollar sus propios medios con tanta incidencia o más que la de un medio de comunicación en el segmento que realmente les interesa. Asimismo, el hecho de que las noticias se producen instantáneamente, a veces que surgen como chismes o comentarios, pero que transforman las percepciones y la opinión pública de manera viral en cuestión de segundos. Esto nos obliga a los relacionistas a desarrollar planes y estrategias más flexibles, pero mejor pensados.

Y ante la necesidad, las agencias, firmas y oficinas de relaciones públicas se están convirtiendo automáticamente en medios de comunicación donde nos comunicamos en vivo –incluso vía celular-, donde enviamos y recibimos contenido de primera mano -con Twitter-, donde compartimos eventos y noticias a grupos de interés -con Facebook-, donde colocamos videos en las palabras clave que les interesa -con You Tube-, o donde integramos todo en un mismo sitio – creando blogs propios o para los clientes - como estrategia para posicionar todo ese contenido en los primeros resultados de Google.

Para muchos de nosotros en el campo de las relaciones públicas, los medios
tradicionales ya no son el objeto principal en el desarrollo de estrategias de comunicación. Por el contrario, ahora forman parte de un todo en el que en ocasiones, son los medios alternativos la prioridad en el desarrollo de estrategias.

Yo no quiero decir que la tecnología va a reemplazar lo anterior, pero la realidad es que esto ha evolucionado y no tiene marcha atrás. Las fuentes ahora cuentan con sus propios medios para hacer noticia sin tener que esperar a que un medio tradicional de comunicación lo publique. Por supuesto, que para tener incidencia y credibilidad, hay que saber cómo se mueve el contenido en internet, en cada tipo de red social y como genera relaciones con las nuevas audiencias. No podemos limitarnos a usar estos espacios como parlantes de la antigua forma de comunicar.
Con eso en mente, propongo lo siguiente:

1. Saber escuchar y entender lo que los medios alternativos necesitan y requieren. Esto no es cuestión de emitir un comunicado a todo el mundo para que no nos marquen como “spam” o como propaganda. Es entender sus requisitos, su público y sus necesidades para adecuar nuestros mensajes a cada medio.

2. Monitorear adecuadamente. Ya no es ver los clippings, escuchar radio o ver TV como se monitoreaba a los medios tradicionales. Necesitamos tener un control de la reputación online por temas, por portavoces, por competencia de medios alternativos y en redes sociales. En esto vamos a ver como cada vez más aumentan las Aquí es que surgen las figuras como los Community Manarges o Gerentes de medios sociales.

3. Saber producir contenidos especiales para cada medio y cada red social. No es lo mismo producir para Twitter que Facebook o You Tube porque cada red tiene sus características y narrativas distintas, y si se quiere tener impacto en el mensaje hay que adecuarlo al medio.

4. Saber promover la participación e interrelación con sus usuarios: no podemos abrir nuestra presencia digital en redes sociales para convertir a este medio en un boletín o una bitácora de comunicados sino que debemos promover el diálogo para mejorar con la comunidad el servicio, y conectarse con sus necesidades.

5. Saber medir: Internet tiene como ningún otro medio, las herramientas que nos permiten evaluar todo el tiempo y ajustar la estrategia en cada red social. Aquí esto es sumamente importante porque muchos de nuestros clientes desconocen el alcance de estos medios, sus estadísticas y lectoría, el perfil de sus públicos que son impresionantes, comparados a los medios tradicionales.

6. Mantener el contacto con los periodistas y editores cibernéticos. No sólo para mantenerse al día y conocerlos, sino para también conocer cuáles son sus requisitos específicos, formatos. ¿Aceptan vídeos o texto o ambos? ¿Cómo deben ser los comunicados que reciben?

Todos sabemos que el periodismo cambió con estas nuevas tecnologías. Sin embargo, nosotros como relacionistas tenemos que estar conscientes de que hay otras realidades en el periodismo actual puertorriqueño, más allá de las nuevas tecnologías.

Por un lado vemos las reducciones de personal en las salas de redacción tras años de conflictos laborales que incluso han terminado en cierres de medios; por otro, y esto es peligroso, están las mordazas que cada vez más imponen gobiernos y anunciantes; y por último, y la superficialidad con la que se abordan las coberturas, que yo llamo “la espectacularización” o la “maripilización” de la noticia. Ante esa realidad, cada día son más los periodistas que se atreven a crear sus propios espacios y que en cuestión de meses, compiten con informaciones de contexto, profundidad e investigación.

Y hoy, recibiéremos ese detalle de algunos de los más valientes emprendedores – sí, entrepeneurs – del periodismo boricua que se han atrevido a nadar en estos mares, lanzando sus propias aventuras mediáticas. Nos acompañan,

• Michelle Kantrow, de News is My Business, de quien espero que nos narre sus retos y cómo su medio compite con los medios locales no sólo de habla inglesa.

• Omaya Sosa Pascual, de NotiCel, quien nos podrá exponer su éxito a nivel de celulares y cómo han logrado competir con emporios mediáticos con un enfoque más informativo y de profundidad, y menos de entretenimiento

• Luis Fernando Coss, de 80 Grados, quien nos podrá hablar de la diferencia entre un medio comercial y uno cooperativo

• Carmen Enid Acevedo, de Bonita Radio y Pesquisa Boricua, quien espero que nos hable de la experiencia y oportunidad de proyectarse en América Latina y Europa

• Nelson del Castillo de InterNews Service, quien nos puede dar cátedra de los cambios en el ejercicio del periodismo ante estas nuevas aventuras cibernéticas como las que él ha creado.

Sin más, comenzamos.

Sandra D. Rodríguez Cotto

No comments:

Post a Comment