Pages

Wednesday, February 21, 2018

Maltrato a la mujer: Causa selectiva


Rep. Antonio Soto (Foto de Primera Hora)

https://www.telemundopr.com/entretenimiento/Mordaza-en-caso-de-divorcio-de-representante-Tony-Soto_TLMD---Puerto-Rico-474636153.html
 Parece que la violencia doméstica es una causa selectiva. Depende de quién sea el implicado, es que se cubre o no la noticia. Me explico. En estos días hemos venido observando el caso del divorcio entre el representante a la Cámara Antonio “Tony” Soto, y su esposa Sandra Millán, y cómo ha habido un psudosilencio, o peor, una auto censura, por parte de la mayoría de los medios de comunicación.  No cubren la noticia bajo los mismos parámetros y condiciones que han cubierto casos de igual índole, como tan reciente fue la expulsión la semana pasada del legislador Ramón Rodríguez.

La única cobertura mediática consistente del caso de Soto, proviene de programas de entretenimiento, primordialmente de Dando Candela, de Telemundo, en vez de la prensa general. Esto, a pesar de que se trata de un asunto de alto interés público y de política pública por relacionarse a la violencia doméstica y el maltrato hacia la mujer.  La causa de acción para el divorcio del representante, según se informó, es por trato cruel y adulterio.

Comparado al caso de Rodríguez, la cobertura ha sido 10 a 1. A Rodríguez lo expulsaron de la Cámara la semana pasada porque se le imputa haber agredido a la directora de su oficina con quien se presume, tenía una relación sentimental.

Otros casos recientes que también han tenido amplia difusión noticiosa incluyen al de Pichy Torres Zamora (exonerado en un caso de hostigamiento sexual); el exdirector de la Compañía de Turismo José Izquierdo (destituido por varios casos de hostigamiento sexual y violencia laboral); el de Ángel Meléndez, quien era jefe de la escolta del Gobernador Ricardo Rosselló (quien renunció o lo hicieron renunciar cuando trascendió una querella por acoso sexual); y el sonado caso del ex alcalde de Guaynabo, Héctor O’Neill (quien enfrenta varios cargos en su contra por hostigamiento sexual y otros).

La pregunta es: ¿Qué hace que el caso de Soto sea intocable ante tan amplios sectores la prensa puertorriqueña? ¿Por qué a esos otros casos sí los cubren y al de él no? No se trata de que se haga un circo mediático, como injusta y penosamente ocurrió en algunos de los casos mencionados anteriormente. Por el contrario, de lo que se trata es de hacer las preguntas de rigor. Por ejemplo, ¿a qué comisiones pertenece Soto en la Cámara de Representantes que pudieran tener injerencia o estar relacionadas a la violencia doméstica, el derecho de las familias y otros temas que se vinculan en su demanda de divorcio?
En el Partido Nuevo Progresista, especialmente en la Cámara de Representantes, donde hay tantos políticos vinculados a temas pro-familia y los llamados “valores cristianos”, ¿por qué el silencio en este caso? ¿O es que dependiendo de la persona es la agenda y no la causa? Si fuera un divorcio por consentimiento mutuo, se entendería, pero lo que se alega es trato cruel y adulterio. ¿No son esas dos violaciones de ley? ¿Hay fondos públicos o uso indebido de influencias en este caso? ¿Investigará la Cámara de Representantes este caso? Desde el punto de vista político, ¿será que darle foro a este caso pudiera abrir una brecha o una grieta para que la oposición política se enfoque desde ahora en desbancar a ese representante para las próximas elecciones?

¿Dónde están las supuestas feministas que gritaron en los otros casos? La alegación de trato cruel, cuando mínimo, constituye violencia de género. ¿Por qué callan ahora? ¿O es que, como dice la canción de Glenn Monroig, esto es “Causa Perdida”?

Habría que preguntarse si el silencio general responde a que Soto ha sido bien activo como panelista en varios programas de radio y en otros medios.

Conozco muy bien a Tony Soto y a Sandra Millán desde hace más de 25 años, desde los inicios de su relación. Como amiga, me duele mucho ver esta situación, particularmente por los niños y los abuelos. Sé que hay mucho sufrimiento, pero se trata de una figura pública y lo que es noticia, noticia siempre será.

No comments:

Post a Comment