Pages

Saturday, April 25, 2015

Bruce Jenner: de periodismo light e interés humano


En el mundo del periodismo enlatado y light que nos arropa globalmente, ocurren algunas excepciones. Si algo demostró la entrevista en la que Bruce Jenner admitió ser transgénero, fue el cómo se cruzan las líneas en los medios de comunicación, pasando de un espectáculo para el entretenimiento del público hasta convertirse en un revelador retrato de la complejidad del ser humano.

Más que un circo que hizo imposible que millones de telespectadores se despegaran de sus televisores, la entrevista enseñó cómo se puede hacer buen periodismo de interés humano. Y de paso, tanto el otrora campeón olímpico convertido en celebridad de los reality shows  como la periodista a la que muchos califican de diva, han dado una gran lección de lo que verdaderamente debe ser el buen periodismo. http://abcnews.go.com/Entertainment/bruce-jenner-talks/story?id=30571080

Para muchos, la entrevista que hizo Diane Sawyer anoche y que transmitió la cadena ABC a millones de televidentes alrededor del mundo, fue pura propaganda.  De esas que en la televisión son normales para allegarse ratings. Y en parte, lo fue. Tenía grandes dosis de morbo, trajo el tema del sexo, pero de ese tipo de sexo prohibido casi tabú que llama la atención, y más que nada, tuvo el elemento de espectáculo con una figura de los reality shows que ahora son importantes para el periodismo actual y que ya generó miles de portadas en diarios y revistas tabloides. En los Estados Unidos nada más, llegó a 17 millones y acaparó las audiencias televisivas, además de ser tópico principal en las rede sociales. https://www.yahoo.com/tv/s/ratings-bruce-jenner-interview-draws-nearly-17-million-151733112.html

Sin embargo, anoche hubo una distinción clara entre lo que es la basura que abunda en los medios y el verdadero periodismo, ese que despierta el interés del público que siente que le han tocado una fibra por la cotidianidad o proximidad del asunto, o porque lo hechos que se relatan fueron tal y como acontecen, sin pasar juicio. Por el contrario, fue ese periodismo que educa y ayuda a educar al público.

La estructura de la entrevista de Diane Sawyer logró que el público conectara con el protagonista principal, Jenner, y los actores secundarios en este drama de la vida real, sus hijos. Como en cualquier buen ejemplo de periodismo de interés humano, se usó una estructura distinta. Sawyer tuvo más libertad al presentar la historia, usando recursos literarios que apelan al sentimiento, como la evocación del pasado histórico con los triunfos olímpicos de Jenner, el doloroso proceso mental que conlleva una transición de género y las implicaciones al tratar de una figura pública reconocida.

Sí se movieron las emociones, como en cualquier reportaje de interés humano, pero la diferencia fue la seriedad y la ética. Para que sean buenos, en este tipo de reportaje se presenta a la gente y sus problemas, preocupaciones o logros de una forma que provoca interés, la simpatía o la motivación en el lector o espectador. Hay quienes suelen llamarlos “noticias suaves”, o como se les dice en el argot del periodismo puertorriqueño, los consabidos “mondongos”, que no es otra cosa que un reportaje flojo en vez de la noticia dura, del momento. Sin embargo, las grandes historias, las que casi siempre se recuerdan, son de este tipo. Es lo que Terry Morris, uno de los precursores en el periodismo de interés humano llama “las licencias que permiten una especie de persuasión pública”. http://en.wikipedia.org/wiki/Terry_Lesser_Morris

Anoche se evidenció ese periodismo que ve al público con respeto y que permite que las audiencias, como consumidores de medios que son, reciban información amplia para llegar a sus propias conclusiones. Es ese tipo de periodismo que propicia conversaciones inteligentes, preguntas serias y abre puertas al diálogo. No es el que censura o se autocensura ni tampoco el extremadamente light y que tanto prolifera actualmente, en el que es indistinto el producto propagandístico que vende vidas o marcas o imágenes como si fueran latas de salchichas empacadas al estilo de noticias sin diferenciación ni contenido. No. No fue periodismo light, fue buen periodismo. !Qué diferencia del vedettismo actual en tantos sectores de la prensa que optan por convertirse ellos en la noticia o el espectáculo y no en ser los meros interlocutores!

Diane Sawyer aprovechó una coyuntura noticiosa, lo que demuestra su perspicacia y su indudable olfato periodístico, pero a lo largo de la entrevista  demostró respeto, cuidado y más que nada, multiplicidad de voces. Presentó tracto histórico con los que pasaron por esto antes, las voces de expertos en salud mental y los médicos, el proceso emocional que toca a las familias a través de las voces de los hijos, y el doloroso proceso hacia la reivindicación individual de aceptarse tal y como se es uno, en voz del propio Jenner.

En Puerto Rico y en América Latina podemos aprender mucho del ejemplo de anoche. Aunque hay muchas excepciones entre proyectos mediáticos, especialmente entre los de televisión y que vienen en camino, lo cierto es que en nuestros medios impera la superficialidad y las faltas de respeto a las diferencias.

Temas como los derechos y exceso de los gays o LGBTT, así como los planteamientos de los que son neutrales y de aquellos que son ultraconservadores en nuestros países latinoamericanos, especialmente en Puerto Rico, se tratan de manera superficial, muchas veces con irrespeto. Las noticias de este tipo de tema suelen presentarse en una especie de bochinche para que el público haga un ejercicio de fisgonear como si las identidades sexuales fueran cosas ajenas a la experiencia humana.

Diane Sawyer demostró anoche fue su profundidad como periodista. No cayó en la cursilería ni el paternalismo que impera entre las personalidades periodísticas de la televisión y condujo una entrevista one-on-one con respeto. Después de todo, ella es una reportera de la vieja guardia pero que se ha adaptado a los tiempos y medios actuales. A pesar de vivir en la era del Twitter no hizo una cobertura como si fuera para 140 caracteres, sino una entrevista de calidad y sensibilidad. Y aunque puede ser una diva - y muchos así la consideran - está consciente de su oficio. Ganará un salario de $22 millones al año, pero ella misma prepara sus libretos y hasta se maquilla. Pudiendo ser una artista como hacen en la televisión, ella es periodista primero.
http://www.oprah.com/oprahshow/A-Day-in-the-Life-of-Diane-Sawyer-Video

Por otra parte, Bruce Jenner, sin proponérselo, o quizás si lo hizo, logró traer a la palestra pública un tema profundamente humano que va al tuétano de los derechos humanos. De paso, abrió la puerta para múltiples debates. Por ejemplo, su admisión de que es republicano y la pregunta de si buscaría apoyo de líderes de ese partido como el líder de la mayoría Mitch McConnel o el Speaker John Boehner, obliga a los republicanos en ruta a las elecciones a contestar. La respuesta de Jenner a esa pregunta fue magistral: “ningún partido tiene el monopolio de la comprensión”.
http://www.huffingtonpost.com/2015/04/24/bruce-jenner-conservative_n_7140858.html?utm_hp_ref=tw )

En términos pragmáticos, la entrevista de anoche también le garantiza más ratings tanto a ABC como E Entertaintment porque las Kardashians tendrán que responder las preguntas y la excesiva cobertura de los programas de infoentretenimiento. Incluso hasta la ex esposa, Kris Jenner,  tuvo que reaccionar ante su ausencia de la entrevista alegando que nunca fue contactada por Sawyer, lo que ABC ha desmentido. http://www.dailymail.co.uk/news/article-3054938/Furious-Kris-Jenner-hits-Diane-Sawyer-claiming-did-not-provide-comment-Bruce-insists-hero.html

Una de las hijas, Khole Kardiashian, quien según Jenner es a la que más difícil se le ha hecho aceptar su transición de género, también tendrá que contestar a la prensa. Y la hermana más conocida, Kim, se ubicó como la estrella, al ser proyectada como la más abierta al proceso, lo que la catapulta entre las comunidades transgénero a nivel global.

Igualmente, el esposo de Kim, Kanye West, a quien muchos aún recuerdan como un patán por sus posturas y por haber interrumpido a la cantante Taylor Swift en una entrega de premios VMA en el 2009, salió anoche ganando. Fue West quien abrió el camino para que Kim aceptara y apoyara a su padrastro. http://www.etonline.com/news/163475_bruce_jenner_kanye_west_helped_kim_kardashian_understand_his_transition/


Sobre qué dirán las otras hermanas, o el hermano Rob, al que por ser gordo lo tienen fuera del clan público de los lindos Kardashian, será otro cantar. Pero aún dentro del espectáculo que esta familia de famosos representa, se dan espacios de reflexión profunda. El diario cibernético Hufftington Post publicó un emotivo y hermoso ensayo de la segunda esposa de Jenner, Linda Thompson, en el que se habla de cómo se debe respetar a las personas transgénero que sufren en silencio lo que estos cambios representan en sus vidas. http://www.huffingtonpost.com/linda-thompson/bruce-jenner-linda-thompson_b_7080918.html?utm_hp_ref=tw


En otras palabras, la entrevista de ayer y todas las noticias que se generaron semanas antes y las que se generarán después son una gran lección de cómo se generan las noticias, cómo se mueve la opinión pública y el impacto de las nuevas tecnologías para lograr mayor entendimiento en temas difíciles o tabú para muchos, como lo es la identidad de género. Pero más que nada, la entrevista que Diane Sawyer le hizo a Bruce Jenner demostró que aún con los Twitter, los Facebook y los medios en línea, el periodismo serio, el profundo y el que demuestra respeto, no sólo tiene su espacio, sino que es necesario para la sociedad.

2 comments:

  1. Excelente blog, Sandra. Estoy de acuerdo: el periodismo de interés humano puede tratarse con profundidad en esta era de 140 caracteres. La prensa peca mucho de superficialidad en este tipo de reportajes. También fallan a menudo al no presentar diversos puntos de vista, especialmente sobre un tema complejo. Pero se puede y se debe hacer mejor

    ReplyDelete