Pages

Sunday, February 15, 2015

Quítate la máscara: criminales de la red


No se mencionó es que esa medida parecía haber sido diseñada exclusivamente para atender el horripilante caso en el que se divulgaron sin autorización las imágenes de la hija de un acalde

Los políticos y funcionarios del gobierno andan con una máscara. Todo es un show asqueante por lucir bien, por dar la impresión de que hacen algo y en realidad son bolas de humo para que el público no vea lo que es obvio. Mientras eso pasa, la gente no se da cuenta de que se legisla por oportunismo, a conveniencia y no por la necesidad real.
En días recientes el show más burdo fue el relacionado a la venganza pornográfica como crimen cibernético, y en ese proceso, todos – legisladores, periodistas, comentaristas y hasta la policía – demostraron un total desconocimiento de la jurisprudencia vigente. Y lo que es peor, se desinformó porque no se explicó la verdad de lo que acontece. Se le ocultó al país que estos crímenes no se investigan, aunque están en aumento. Da miedo decirlo, pero la verdad es que hasta que no vean un cadáver, no se tomará una acción real contra los crímenes cibernéticos. Prevalecen las máscaras.

Aquí se formó todo un reperpero en la opinión pública por las fotos de la mujer policía masturbándose y de pronto aparece un proyecto de ley para catalogar como delito el ‘revenge porn’. Si bien es cierto que fue una buena iniciativa del representante Ángel Matos, no es menos cierto que fue un poco deshow business lo que movió a radicarla, y a que los demás legisladores de su partido y de la minoría la respaldaran.
Todos querían lucir como que están haciendo algo para detener los problemas en la red cibernética, y por eso la respaldaron, pero no admitieron ni explicaron públicamente que ya hay mecanismos legales vigentes que se pueden implementar, como el mismo Código Penal(Como se denunció en esta misma sección hace varias semanas)
No se mencionó es que esa medida parecía haber sido diseñada exclusivamente para atender el horripilante caso en el que se divulgaron sin autorización las imágenes de la hija de un acalde. Ni se dijo que hay otros proyectos de ley que han sido radicados por los representantes María Milagros Charbonier, Manuel Natal y Luis Vega para atender el manejo de fotos, vídeos o información íntima como mecanismo de venganza o sin la autorización de los implicados.
Se legisla por oportunismo porque ninguno de los políticos ha explicado cómo pretenden investigar esos casos. ¿Qué recursos han asignado para que se investiguen a los criminales del ciberespacio? ¿Qué seguimiento, si alguno, le dan a la Unidad de Crímenes Cibernéticos de la Policía? ¿A la del Departamento de Justicia?
Por ejemplo, ahora mismo hay un individuo con expediente criminal que ha amenazado de muerte a varias personas, incluyendo figuras públicas, en las redes sociales. No conforme con las amenazas, publica fotos de hijos de algunos de los amenazados y los amenaza con violarlos. Coloca fotos de sus órganos sexuales, roba identidades cibernéticas y crea páginas falsas. Junto a ese individuo hay otros haciendo lo mismo, y las víctimas han ido a las autoridades, han radicado querellas, han fotografiado las amenazas, pero no pasada nada. Tanto en la Policía como en el Departamento de Justicia saben de su existencia, pero no hacen nada. El FBI también conoce del caso y no actúa. La agencia ICE tiene las manos llenas con la proliferación de casos de pornografía infantil, y aunque están investigando, nada prospera. No se producen arrestos. ¿A qué esperan?
En Justicia, por ejemplo, la Unidad Investigativa de Crímenes Cibernéticos opera desde el 2013 y según una portavoz de la agencia, en el 2014 atendió 300 querellas. Sin embargo, según se corroboró, el fiscal que la dirige, es un novato que tan pronto pasó la reválida de abogado lo premiaron con el puesto de fiscal, sin experiencia. ¿Será acaso por esto que no ha habido convicciones?
Por desgracia el sistema no es preventivo, es correctivo. Cuando ven los cadáveres es que toman acción. ¿Por qué no se hace una alianza con la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez, o con la Politécnica, o con la Ana G. Méndez, o la Atlantic University que son expertos en informática, y se desarrolla un verdadero programa de Policías Cibernéticos? Las autoridades no saben cómo bregar con estos casos pero optan por legislar por hacer un show.
Como canta Adalberto Santiago en una viejera bastante machista de la salsa,  “Tú me pusiste la trampa, para que en ella cayera…quítate la máscara”.  Ya es hora de que los que legislan y dirigen este país se quiten las imposturas y actúen. Ya es tiempo de que le quitemos sus máscaras.

NOTA: ESTA COLUMNA SALIÓ EN EL VOCERO EL 2-10-15 http://elvocero.com/quitate-la-mascara-criminales-de-la-red/

No comments:

Post a Comment