Pages

Tuesday, February 17, 2015

Les llegó la hora a los alcaldes


Más allá de  demostrar el descontento, evidencia que están exigiendo su espacio

El mensaje de los alcaldes populares esta semana fue ‘loud and clear’: Hay motín a bordo gestándose con el tema del IVA.
El que tres poderosos alcaldes de la Pava decidieran la misma táctica de comunicación de enviar simultáneamente comunicados de prensa en contra de la propuesta reforma contributiva del Gobernador Alejandro García Padilla es un mensaje elocuente. De hecho, fue un mensaje radical. Más allá de demostrar el descontento, evidencia que están exigiendo su espacio.
Carmen Yulín Cruz, alcaldesa de San Juan
Los alcaldes de San Juan, Carmen Yulín Cruz, de Caguas, William Miranda Torres, y de Carolina, José Carlos Aponte, dijeron lo que el país sabe: que la propuesta para reformar el sistema contributivo con un Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), encarecerá la vida del puertorriqueño, provocará un alza en la inflación, reducción en el consumo, cierre de negocios y una masiva pérdida de empleos. Ellos saben porque tienen el oído en tierra.
José Aponte, alcalde de Carolina
Es que a la hora de la verdad, los alcaldes son los que tienen el poder. Y precisamente por eso, la estrategia debería ser política, más que de comunicación. Es hora de que los alcaldes gobiernen el país. Pero no cualquier alcalde puede gobernar. Sólo unos pocos han demostrado que son los que tienen la capacidad, la inteligencia y la infraestructura para hacerlo.


William Miranda Torres, alcalde de Caguas
No se trata de la inmensa mayoría de los alcaldes que no pueden ni cuadrar su presupuesto municipal. No son los que buscan pauta en la prensa dando el tránsito como el de Yauco, o como el arroz blanco, comentando cada noticia en radio pero tienen casi en quiebra a sus municipios, como el de Toa Baja. Ni tampoco son los que les da con construir parques acuáticos como el de Arecibo o boleras, como la de Barceloneta, que seguramente quebrarán en esta economía. No son esos. Los que de verdad pueden y deben asumir el control del país se cuentan con los dedos de ambas manos y sobran dedos.
Carolina, San Juan, Caguas y Mayagüez entre los rojos. Guaynabo, Bayamón y Aguadilla entre los azules. Y paren de contar. En esos seis pueblos está gran parte de la actividad económica del país, y los alcaldes tienen el volumen para administrarlos bien. Quizás haya otros alcaldes en pueblos pequeños que son exitosos, pero precisamente por eso no podrían lidiar con las complejidades de municipios más grandes y menos, del país.
¿Por qué deben asumir el control los alcaldes? Es sencillo. Más allá de ser los que mueven a los electores en los pueblos,  son los que conocen de cerca lo que ocurre en las comunidades. Saben que no hay dinero en la calle porque saben lo que la gente tiene y lo que carece. Tienen el oído en tierra, y por lo general, no están sedados por la nube de poder que produce el Capitolio o La Fortaleza en los egos de los que llegan hasta esos edificios.
Aponte dijo que los municipios no tienen los recursos para ayudar a ayudar a contrarrestar el impacto negativo que tendrá en las personas más pobres, y como dijo ‘Willito’, el IVA exigirá que los municipios paguen hasta un 17% con el cambio en el sistema contributivo. Yulín llamó la atención a que el gobierno quiere contratar a una empresa privada para que administre el IVA.
¿Por qué no le dejan esa función a los alcaldes que sí han sabido administrar bien las finanzas? ¿Será acaso porque ese contrato – que estiman en $100 millones – es parte de lo que le queda a la administración para generar para la campaña algo previo a las próximas elecciones? No hay necesidad en buscar de afuera si tienen a los alcaldes con experiencia para correrlo, a no ser que hayan otros intereses detrás de esta movida del Ejecutivo.
En el PNP algunos alcaldes han también señalado preocupación con el IVA, además de los cambios propuestos en Energía Eléctrica. El problema con el PNP es que su menaje no trasciende en los medios de comunicación porque se lo traga la división interna. El afán de los grupos Rosselló vs. Pierluisi tiene silenciados a los alcaldes azules, y hay miedo colectivo porque no se ve un norte entre las alternativas. O’Neill en Guaynabo y Rivera en Bayamón, que son de los pocos con dos dedos de frente, deberían asumir el control para mover su partido a que se dejen de chiquitas y empiecen a fiscalizar adecuadamente.
Pero volviendo a los populares, hay que ser críticos con la gestión de los rojos porque son los que están en el poder. Y por eso hay que prestar atención a lo que dicen Yulín, Willito, Aponte y Guillito en Mayagüez. Le hicieron frente al gobernador porque saben que el IVA no funciona. El hecho de que desafiaran al gobierno demuestra lo mal que anda el Partido Popular cuando ya empieza la recta final del cuatrienio.
En estos momentos todo el país está asustado con la perspectiva económica y con las opciones políticas disponibles. No importa la ideología, en todos los sectores y en todos los partidos hay temor porque no se ve en ningún partido un liderato capaz de sacar al país del atolladero. Por eso es momento de que los alcaldes cojan el toro por los cuernos, y asuman el control que de verdad tienen. Les llegó la hora.



NOTA: Esta columna fue publicada en El Vocero, el 17 de febrero de 2015 http://elvocero.com/les-llego-la-hora-a-los-alcaldes/

No comments:

Post a Comment