Pages

Wednesday, October 23, 2013

Superintendente: ¡tiene que rendir cuentas!

 
Esta columna es una carta abierta al Superintendente de la Policía y a quienes lo supervisan, si es que hay alguien en este país que tiene los pantalones de hacerlo.
Señor Superintendente de la Policía, don Héctor Pesquera:
 
Usted no me conoce ni yo lo conozco personalmente, pero sepa que estoy en todo el derecho de exigir que usted rinda cuentas. Como cualquier ciudadana preocupada por la histórica cifra de asesinatos, delitos Tipo 1 y otros actos de violencia que nos abruman, exijo una explicación. Su salario lo pagamos nosotros los contribuyentes. Usted, como cualquier otro funcionario público, es nuestro empleado. Ya basta de que buscar pretextos, mantener la mordaza y silencio. Ya está bueno de culpar a otros porque las excusas solo satisfacen al que las da. Usted no toma al pueblo de tonto.
 
Si bien es cierto que usted no es el culpable de la criminalidad rampante en el país, no es menos cierto que usted es el responsable por enfrentar este problema. Por eso usted, don Pesquera, tiene que rendir cuentas y explicar qué es lo que está pasando. Es hora de que explique qué acciones está tomando, que admita que los cambios que implementó en las jefaturas de la Policía no han funcionado y que admita que no ha podido controlar la guerra por el narcotráfico que se libra en las calles de esta bendita tierra.

Este fin de semana hubo 18 asesinatos, y usted, Señor Superintendente, volvió a hacer lo de siempre: culpó a otros. En esa ocasión, volvió con la práctica quizás heredada de los federales o de muchos políticos, de intentar responsabilizar a la prensa cuando no se atreven a aceptar su incapacidad. Osó usted de apuntar a que el problema son los medios de comunicación que no reportan cuando se reduce la cantidad de asesinatos.


“Cobra más importancia a base de que los medios lo resaltan porque hubo muchos, pero cuando no hubo ninguna (muerte) no lo resaltaron”, dijo usted, señor Pesquera. “Entonces no me preguntes a mí qué pasó, pregunten por qué lo resalto, pero cuando no hay, no se resalta”.
 
La prensa no puede cargarle las maletas ni a usted ni a nadie Pesquera. Eso no se puede ocultar. Si han matado a 18 personas, hay que decirlo y usted no tiene derecho a criticar a la prensa por decir esa verdad.
 
Yo sé que usted ha intentado y ha logrado con algún éxito imponer una mordaza en la Policía. Si no dan información, dilatan los procesos o tienen una especie de dictadura en la que mantienen amenazados a muchos oficiales de la Fuerza de sancionarlos si dan información a los periodistas. De esto escribí a la saciedad el pasado mes de agosto en la columna “Ineptitud + control = mordaza en la Policía” que publiqué en este diario cuando escribí: “Cada vez que una entidad, funcionario o persona con una pizca de poder trata de impedir que la gente se entere de su incompetencia, de sus secretos, o de su corrupción ataca a la Prensa e impone mordazas que lo que hacen es afectar el derecho de todos a enterarse. Es así de simple: ineptitud + control = mordaza”. ( http://www.vocero.com/ineptitud-control-mordaza-en-la-policia/) en la que

Ahora bien, don Pesquera, yo no digo que usted sea culpable de las matanzas. La realidad es que el origen viene de otros lados. La profunda desigualdad social, el estatus, la marginación en la que está sumida gran parte de la población, la falta de acceso a la educación y los sistemas de apoyo, la desintegración de la familia y de los núcleos comunitarios, y la crisis económica son sólo algunas de las causas que mueven a tanta gente al negocio del narcotráfico y el crimen.

Sabiendo esto, lo lógico y responsable de su parte, y de la prensa, sería exigirle igual responsabilidad por el alza en el crimen al Departamento de la Familia, a Educación, a la Procuraduría de la Mujer, a los Trabajadores Sociales, a las iglesias y a otras entidades, comenzando por La Fortaleza y el Capitolio.

También reconozco que la Prensa tiene que fiscalizar y exigir respuestas en otros sectores. Y por encima de todo, es hora también de que los medios de comunicación en Puerto Rico dejen de enfocarse sólo en las noticias negativas, obviando cosas buenas que hace la gente y que muchas veces terminan siendo “mondongos” como llamamos en el argot periodístico a las noticias “light “o de “interés humano”. El verdadero interés humano es que todos podamos convivir en paz y armonía, con seguridad.

Pero con todas esas salvedades, don Pesquera, usted no tiene patente de corso para desinformar, obstruir el libre flujo de información a la que el pueblo tiene derecho a conocer y simplemente echarle la culpa a los demás. Lo hizo bajo el gobierno de Luis Fortuño y sigue con la misma actitud ahora bajo Alejandro García Padilla. Las excusas satisfacen solamente al que las da. Hay que rendir cuentas.

Columna publicada en El Vocero el 16 de octubre de 2013 - http://www.vocero.com/superintendente-tiene-que-rendir-cuentas/

No comments:

Post a Comment