Pages

Wednesday, December 26, 2012

El periodismo en el 2012

“A pesar de haber sido un año de primarias, elecciones, referéndums y plebiscitos, la política no necesariamente fue el tema central de las noticias”

Karla Michelle, Stefano, Carmen Paredes, el publicista, el bebé en el freezer, el joven que mataron “por error” al entrar en una calle en Ponce, el hijo adoptivo que mató a su madre, y tantos otros casos de asesinatos fueron y seguirán siendo noticia. Es que el crimen y el morbo asociado a la cobertura de noticias de violencia y criminalidad, sin lugar a dudas, fueron los temas centrales de la oferta periodística en Puerto Rico en el año 2012.
 
A pesar de haber sido un año de primarias, elecciones, referéndums y plebiscitos, la política no necesariamente fue el tema central de las noticias ya que lo que más abundó en la cobertura noticiosa en prensa, radio, televisión e Internet fue la cantidad sin precedentes de asesinatos, masacres, ataques a niños, violaciones, matricidios e infanticidios además de otros asuntos relacionados al crimen y la violencia. Esto era de esperarse por el aumento en la criminalidad y la sensación de impunidad que se vive en el país. Este fue el resultado del análisis que hago todos los años para esta época en mi blog En Blanco y Negro con Sandra (http://enblancoynegromedia.blogspot.com/) y en el recuento que hice para el programa radial ‘El Azote con Luis Dávila Colón’ en WKAQ Univisión.
 
Asimismo, la transformación acelerada que comenzó en la industria mediática boricua en el 2010 y 2011, se consolidó en este año. Ya no se puede decir que hay una sola voz hegemónica dictando lo que es o no noticia. Los medios cibernéticos y de autogestión creados por periodistas del patio ya tienen en su mayoría dos años de operaciones, lo que representa voces distintas y alternativas para el consumidor. Además, la tendencia a la reducción de plantillas de reporteros que se dio en el 2011 se detuvo en el 2012 con otra profunda transformación en la prensa escrita, que es la llegada de diarios gratis, lo que por siempre cambiará este mercado porque le ofrece al público la facilidad de leer noticias sin tener que pagar por ellas. El primero en hacerlo fue EL VOCERO, seguido por Índice y Metro.
 
En la radio también se dieron cambios con la eliminación de la emisora NotiLuz, y en la televisión, se dieron varias alianzas con otros medios, especialmente para la cobertura política. Todos estos cambios en los medios se dieron en un momento en que el presupuesto de publicidad está estancado. A pesar de ser año de elecciones, se ha mantenido igual por los pasados cinco años. Publicistas entrevistados estiman que el presupuesto de los medios de comunicación se ha mantenido en $750 millones en cinco años, pero se divide ahora no solo en prensa, radio y televisión, sino también en Internet, publicidad en exteriores y promociones. O sea, más medios y menos dinero. Más con menos.


Cabe destacar que la polarización política en el país también se vio reflejada en las líneas editoriales en los medios, principalmente en la prensa escrita, entre los que son pro Partido Nuevo Progresista y los pro Partido Popular Democrático. En otras partes del mundo los medios dicen públicamente cuál es su línea política y endosan públicamente a candidatos en sus editoriales. En Puerto Rico, esto no se hace abiertamente aún, pero sí es obvio en la cobertura noticiosa.
 
Tres amenazas al ejercicio del periodismo puedo destacar en el 2012: 1) la guerra empresarial entre periódicos, 2) la constante falta de verificación en las noticias, especialmente las que se generan por las redes sociales, y 3) el boicot y la censura con las implicaciones futuras que esto conlleva.
 
La tendencia a sacar al mercado diarios gratis también trajo consigo un incremento peligroso en términos de la competencia empresarial, con la guerra declarada entre los dueños de los periódicos El Nuevo Día y Primera Hora, contra EL VOCERO. Inició con una campaña publicitaria de descrédito contra EL VOCERO, para luego ellos unirse a la tendencia y lanzar un periódico gratuito, el Índice. El año concluyó con el intento de promover en el nuevo gobierno la radicación de cargos criminales contra EL VOCERO. Como he publicado en otras ocasiones, hay que reconocer que en el momento en que la Prensa comienza una pelea interna, se neutraliza y se pierde credibilidad. En esta lucha, en mi opinión, pierden las dos empresas mediáticas porque la inmensa mayoría de los lectores decodifican la pelea en el proceso de comunicación como si hubieran unos hilos tratando de disfrazar las líneas editoriales, sea o no cierto eso.
 
Las redes sociales contribuyeron a la multiplicidad de voces y opiniones, pero también demostraron una tendencia peligrosa en el periodismo tradicional a lanzar noticias de inmediato, especialmente en Internet, sin la verificación necesaria. Un ejemplo reciente de esto fue el caso del bebé que fue puesto en un refrigerador y la noticia que dio la vuelta al mundo fue la de que el padrastro lo mató, para días después saberse que fue la madre. Las redes sociales también originaron noticias, especialmente en la cobertura de política, como fue el caso de Cucusa Hernández y Cox Alomar, las cuentas de García Padilla y los anuncios de Fortuño, entre tantos otros.
 
La amenaza principal para el periodismo, en mi opinión, es que se haya fomentado un boicot contra un programa de televisión que considero un medio informativo, aunque yo no esté de acuerdo con su estilo. Si bien es cierto que el público tiene el legítimo derecho a expresar su oposición al contenido de un programa, e iniciar campañas en su contra, considero que el boicot que se generó contra el programa SuperXclusivo y la posterior censura que anunció la gerencia de Wapa-TV, establecen un peligroso precedente contra todos los medios de comunicación del país. Esto significa que de ahora en adelante, cualquier programa de radio, televisión o periódico que publique o difunda algo que no le guste a grupos de opinión y con acceso a ciertos medios, puede ser objeto de censura y boicot. Esto es algo a lo que los periodistas deben estar atentos.
 
Como todos los años, espero que en el 2013 se den unos procesos de autocrítica entre periodistas, que se reconozca que sigue la censura en ciertas coberturas (como investigaciones al sector privado, entre otras), y que se combata con todas las fuerzas los intentos del gobierno, de sectores fundamentalistas o empresariales por acallar la diversidad de opiniones en el periodismo.
 
(Columna publicada en El Vocero, el 26 de diciembre de 2012 -http://www.vocero.com/el-periodismo-en-el-2012-opinion/)

No comments:

Post a Comment