Pages

Tuesday, June 7, 2011

Bienvenido Míster Marshall: La visita de Obama a Puerto Rico


La visita que el presidente de los Estados Unidos Barak Obama planifica hacer a Puerto Rico la próxima semana, me recuerda la película española “Bienvenido Mr. Marshall”.

Como en la obra maestra del cine español que dirigió Luis García Berlanga, la brevedad es la clave en la próxima visita de Obama a Puerto Rico. Y aquí, como sucede en la trama de la película española de la década del 50, todo el mundo se prepara para recibir al presidente estadounidense.

La película se basa en un pequeño pueblo español, Villar del Río, que se prepara para recibir la presunta visita de los estadounidenses en pleno plan de ayuda al desarrollo. El pueblo ve una oportunidad y toda la vida social comienza a girar en torno a los norteamericanos. Todo el mundo en el pueblo se preparó para la visita del Míster Marshall, cuyo vehículo pasó corriendo sin detenerse por el pueblo. Dejó a todos – cura, boticario, alcalde, y el pueblo en general, atónitos.

Aquí, con Obama, parece que podría suceder lo mismo.

Lo recibirá el Secretario de Estado, Kenneth McClintock y el Comisionado Residente Pedro Pierluisi. El Gobernador Luis Fortuño se reunirá en La Fortaleza y quién sabe quién más estará en esa reunión o en otra que planifica la Casa Blanca en el Jardín Botánico.

Empresarios, legisladores, jefes de agencias y otros luchan por colarse y poder reunirse con Obama. Una foto con el presidente será como un premio, como un trofeo, en cada oficina.

Los populares no se quedan atrás. Los demócratas quieren un photo opportunity, al igual que el candidato a la gobernación, Alejandro García Padilla, quien se juega un protagonismo importante con el líder de la metrópolis.

Los independentistas planifican sus protestas. Algunos dicen que se le debe exigir la excarcelación de los presos políticos puertorriqueños que aún permanecen encerrados, Oscar López Rivera y Avelino González Claudio.

Y habrá el que estará vendiendo las botellas de agua o las banderas de Puerto Rico a su paso. Otros, a novelerear.

La prensa, disputándose por lograr una entrevista, y muchos otros, compararán ese evento como aquella famosa visita del presidente John F. Kennedy cuando pernoctó en La Fortaleza. Como pasa con la cama donde durmió Kennedy, habrá que ver si a partir de ahora, se incluirá en los tours que se hacen de la Mansión Ejecutiva la silla en la que se siente Obama, si es que le da el tiempo.

Y el tema servirá de inspiración para artistas, libretistas y cuentistas del patio porque ya se sabe que el paso de Obama será efímero, de unas cuatro horas. Ese hecho ha sido criticado incluso por algunos líderes estadistas como el alcalde de Guaynabo, Héctor O’Neill.

Sin embargo, hay que recordar que las visitas del presidente a distintos lugares, por lo general, duran poco tiempo por motivos de logística y seguridad. No es que defienda a Obama, sino que es así. De hecho, tan reciente como hace dos semanas una serie de tornados destruyeron pueblos enteros como en Joplin, Missouri. Allí murieron más de 100 personas pero la visita duró apenas horas.

Desde que llegó al poder, Obama ha hecho lo imposible por restablecer la imagen de los Estados Unidos a nivel internacional, afectada grandemente por su antecesor, George Bush. Por eso, Obama es considerado el presidente que más viajes ha realizado al exterior en la historia de los Estados Unidos, con más de 20 países visitados.

Obama ha estado en Canadá, Reino Unido, Francia, Alemania, República Checa, Turquía, Irak. Méjico, Trinidad y Tobago, Arabia Saudita, Egipto, Rusia, Italia, Ghana, Dinamarca, Japón, Singapur, China, Corea, Brasil, Chile, El Salvador y España, entre otros.

En el 2009 visitó cuatro países asiáticos – Japón , Singapur, China y Corea – en 10 días. Mientras que su reciente viaje a América Latina, estuvo cinco días entre Brasil, Chile y El Salvador.

Así que no es raro que esté poco tiempo en un lugar. Lo que muchos critican es el hecho de que no le dedique más tiempo a Puerto Rico, siendo territorio estadounidense, colonia, Estado Libre Asociado o como le quieran llamar. Especialmente por el tema del status, muchos esperaban una visita más extensa.

Sin embargo, como pasó con Míster Marshall, muchos se quedarán vestidos y alborotados. Otros, perplejos.

La película Bienvenido Mister Marshall que fue una sátira del llamado Plan Marshall o el European Recovery Program, un plan establecido por el gobierno de los Estados Unidos para la reconstrucción de los países europeos después de la segunda guerra mundial, que además de promover el desarrollo económico, tenía la intención de contener un posible avance del comunismo. El plan adoptó el nombre de George Michael, quien era el Secretario de Estado norteamericano en esa época. España quedó fuera de ese plan Marshall.

La película también satiriza la situación política y económica de España en ese momento, algo inédito en la filmografía española hasta ese momento. Dicen que pasó la censura franquista por las dosis de xenofobia que contiene y otros, decían que se usó como propaganda para decir que el régimen franquista no era malo.

Y, pensando en Obama, presento aquí la canción que preparó el pueblo español para recibir a los americanos y al Míster Marshall de la película, que es una joya. Dice así:

Los yanquis han venido,
olé salero, con mil regalos,
y a las niñas bonitas
van a obsequiarlas con aeroplanos,
con aeroplanos de chorro libre
que corta el aire,
y también rascacielos, bien conservaos
en frigidaire


Y el estribillo decía:

Americanos,
vienen a España
guapos y sanos,
viva el tronío
de ese gran pueblo
con poderío,
olé Virginia,
y Michigan,
y viva Texas, que no está mal,
os recibimos
americanos con alegría,
olé mi madre,
olé mi suegra y
olé mi tía.
El Plan Marshall nos llega
del extranjero pa nuestro avío,
y con tantos parneses
va a echar buen pelo
Villar del Río.
Traerán divisas pá quien toree
mejor corría,
y medias y camisas
pá las mocitas más presumías.




(Para el vídeo - que no sé colgar en este blog, visite: http://youtu.be/34GNAEsClVI)

No comments:

Post a Comment