Pages

Tuesday, October 12, 2010

Tendencias en el periodismo para lo que queda del 2010

En la búsqueda de temas para el programa radial de hoy, me topé con este análisis de las 6 tendencias en el periodismo para lo que queda de 2010.

Para esta fecha en el 2011, el PEW Project for Excellence in Journalism anticipaba otras cosas para el 2010, pero en la medida en que el tiempo ha transcurrido, todo ha cambiado. Con eso en mente, cito textualmente el estudio:

PRINCIPALES TENDENCIAS PARA EL 2010 EN EL PERIODISMO
A medida que aprendemos más sobre la economía de la Web y el comportamiento del consumidor, la desagregación de las noticias parece ser cada vez más fundamental para el futuro del periodismo. El viejo modelo del periodismo supone que las organizaciones de noticias reciben sus ingresos por medio de una transacción social — por ejemplo, la venta de propiedades, vehículos y comestibles o la búsqueda de empleos — y utilizan estos ingresos para monitorear la vida cívica — dando cobertura a consejos ciudadanos y comisiones de planificación urbana, y dirigiendo investigaciones de vigilancia y control. Los editores solían reunir una amplia variedad de noticias pero la popularidad de cada artículo se subordinaba a su valor e interés en toda la audiencia. El valor del artículo podría hallarse en su consecuencia en lugar de su popularidad. Este modelo se está desmoronando. En línea, esta situación cobra cada vez mayor claridad; los consumidores no están buscando organizaciones de noticias por sus completas agendas de noticias. En cambio, están buscando las noticias por temas y por eventos, y deambulando por múltiples canales de difusión. Esto está transformando tanto a las finanzas como a la cultura de las salas de redacción. Cuando los ingresos dependen en tal medida de cada artículo, ¿cuál se vuelve el raciocinio para dar cobertura a las noticias cívicas de consecuencia pero de interés limitado para la audiencia? Los datos también están comenzando a mostrar un desplazamiento en el interés por noticias locales hacia temas de noticias nacionales e internacionales a medida que la gente obtiene un mayor acceso a dicha información, lo cual podría tener otros efectos en la dinámica local.

• El futuro de los Nuevos Medios y de los Medios Tradicionales está más ligado entre sí de lo que se piensa. Un nuevo estudio realizado por múltiples universidades y entregado en este informe muestra que incluso los sitios más populares de los nuevos medios en el país aun tienen una capacidad limitada para producir contenido. Sin duda estos sitios evolucionarán. Sin embargo su capacidad de producir reportajes últimamente dependerá de un modelo de generación de ingresos mucho más grande del que existe en la actualidad o del que se pronostica vendrá de la publicidad convencional en línea. Aunque hay valores en competencia y distintas culturas de redacción, al final los nuevos medios y los medios tradicionales se enfrentan al mismo dilema y podrían estar mucho más alineados en su búsqueda de ingresos de lo que algunos han pensado. En algunos casos, habrán alianzas o redes formales de nuevos medios y de medios tradicionales. Un concepto que captará más atención es el de las colaboraciones entre los medios tradicionales y los ciudadanos, lo que algunos llaman el modelo ―pro-am‖ (profesional y amateur) de noticias. Pero se desconoce la forma en que las organizaciones tradicionales de noticias lidian con tales asociaciones y las reglas de lo que es y no es aceptable.

• Es un error pensar que los medios noticiosos están reduciéndose. El periodismo de reportajes es cada vez menor, pero la faceta del comentario y la discusión en los medios, la cual añade análisis, pasión y formación de agenda, está creciendo — en el cable, la radio, los medios sociales, los blogs y demás. Pero a pesar de toda la actividad en estos espacios, los números aun sugieren que en su mayoría los nuevos medios están llenos de debate, lo cual refleja la reducida base de reportajes que comenzara en los medios tradicionales. Nuestro análisis continuo de más de un millón de blogs y sitios de redes sociales, por ejemplo, muestra que un 80% de los vínculos son hacia sitios web de medios tradicionales estadounidenses. El único medio tradicional con audiencias en aumento es la televisión por cable, en donde la mayor parte de los recursos se vuelca en salarios de presentadores de programas de opinión. Un razón para esto podrían ser las crecientes cifras en las encuestas mostrando que un 71% de estadounidenses siente que hoy en día las fuentes de noticias son parciales en su cobertura, y un 70% se siente abrumado en lugar de informado por la cantidad de noticias e información que ven. Cuantitativamente, más que una expansión de la información, los medios de debate conforman la porción de los medios en aumento a los que la gente se expone hoy.

• La tecnología está trasladando aun más poder a los personajes que hacen noticias, y la forma más novedosa de esta transferencia es a través de la habilidad para controlar los informes iniciales de los eventos. Al menos por ahora, la tecnología digital está trasladando un mayor énfasis y recursos a las noticias de última hora. Las empequeñecidas salas de redacción están pidiéndole a los empleados que les quedan que produzcan sus informes preliminares de manera más rápida y para múltiples plataformas. Esto conlleva emplear más tiempo en la diseminación de la información y algo menos de tiempo en su recopilación, convirtiendo a los periodistas en sujetos más reactivos y menos proactivos. También está desencadenando un fenómeno en el cual el primer informe brindado por los personajes que hacen noticias — en conferencias de prensa y comunicados — llegan al público con el menor escudriñamiento y muchas veces son copiados palabra por palabra. Esos informes iniciales esculpidos por fuentes oficiales ahora se propagan rápidamente y con mayor amplitud por medio del poder diseminador de la Web, con una velocidad que antes no estaba disponible. A esto en seguida le sigue el comentario. Y lo que queda por fuera son las investigaciones complementarias que sacarían a luz más hechos y el contexto de los eventos. Esto quedó claramente al descubierto en un estudio sobre las noticias en Baltimore y también se reafirma en discusiones con reporteros. Aunque la tecnología facilita la participación de los ciudadanos, también les otorga a los personajes que hacen noticia mayor influencia sobre la primera impresión que recibe el público.

• El número de proveedores de noticias con interés propio está creciendo rápidamente y las organizaciones de noticias deben definir su relación con estos proveedores. A medida que las salas de redacción se encogen, la gama de actores que no son periodistas profesionales y que están ingresando al campo de la información y noticias está creciendo rápidamente. Estos proveedores de noticias incluyen a empresas, institutos de investigación, activistas, gobierno y partidarios políticos. Entre estos se encuentran las instituciones frustradas por los espacios cada vez más reducidos dentro de los medios convencionales y por la ausencia de especialistas informados para dar cobertura a sus temas. También se encuentran los intereses políticos y partidarios que intentan aprovechar la aparente oportunidad presentada por el encogimiento del periodismo. Estos esfuerzos comprenden distintos grados de transparencia con respecto a su financiamiento e intenciones. Algunos esfuerzos son bastante claros. Otros se presentan como puramente periodísticos e independientes cuando de hecho están siendo financiados por activistas políticos y solo tras exhaustivas investigaciones de los sitios web se puede descubrir la agenda y las fuentes de financiamiento. En una era en la que los vínculos y la agregación son parte del periodismo, las organizaciones de noticias deben decidir de qué manera quieren interactuar con la creciente cohorte de actores de la información motivados por intereses propios. ¿Recogerán este material y lo diseminarán? ¿Podrán vigilarlo? ¿Podrán permitirse ignorarlo? La única certeza es que estos nuevos actores presentan cada vez mayor competencia por la atención del público y de los medios, y sus recursos, al contrario de los recursos del periodismo independiente tradicional, van en aumento.

• Cuando se trata de los números de audiencias en línea, el contenido de los medios tradicionales aun prevalece, lo que significa que los recortes en los medios tradicionales producen un fuerte impacto sobre lo que el público recibe a través de los nuevos medios. Un análisis en el informe de este año sobre el comportamiento de la audiencia en línea, extrapolado en base a datos de Nielsen Net Ratings, muestra que un 80% del tráfico a los sitios de noticias e información se aglutina en un 7% de los sitios más populares. Además, los principales sitios de noticias en su mayoría (67%) aun están ligados a medios convencionales y siguen siendo financiados por esta cada vez más pequeña parte del negocio.4 Los nuevos medios están creciendo pero sus clasificaciones entre los sitios con mayores niveles de tráfico continúan siendo bajas. Otro 13% de estos sitios de noticias son recopiladores o agregadores cuyo contenido proviene de los medios convencionales. Solamente un 14% de estos sitios son operaciones meramente en línea que producen en su mayoría contenido de reportajes originales en lugar de comentario. En resumen, los recortes en los medios tradicionales afectan drásticamente no solo a los medios tradicionales sino que también producen un impacto significativo en el contenido en línea.

No comments:

Post a Comment