Pages

Saturday, October 6, 2012

Los invisibles y el oportunismo político

Parte 2

“Prácticamente todos los mensajes van dirigidos a resaltar la imagen de los candidatos a la gobernación y se ocultan los demás”
 
 
Empezó la recta final de la campaña política y a 40 días de las elecciones, abunda el oportunismo pero siguen los invisibles.
 
Han salido comerciales nuevos, los candidatos aprovechan cuanta entrevista pueden en los programas de radio en la mañana o tratan que la prensa escrita publique artículos para no tener que pautar anuncios. Todo porque el dinero para los anuncios de la propaganda política está limitado y el acceso a recaudar fondos está cuesta arriba ya que la gente no tiene dinero o no quiere donarlo a la política. Pero como anticipé en la columna publicada en este diario la semana pasada, siguen muchos sectores silenciados en las campañas políticas. Son muchos los olvidados porque los temas no le convienen a los candidatos a la gobernación.
 
Esta semana estrenaron comerciales de televisión el Partido Nuevo Progresista, el Popular Democrático, el Independentista Puertorriqueño y el Movimiento Unión Soberanista. El Partido del Pueblo Trabajador se ha enfocado en las comparecencias de su candidato, Rafael Bernabe. Mientras que el Partido Puertorriqueños por Puerto Rico aumentó sus anuncios ‘billboard’ en los que insiste su mensaje de poner excremento como símbolo de la política actual.
 
Prácticamente todos los mensajes van dirigidos a resaltar la imagen de los candidatos a la gobernación y se ocultan los demás. Esto en parte se debe a los cambios en la Ley Electoral y al fondo especial para anuncios de campaña que prohíbe que se promuevan planchas de candidatos. O sea, que la publicidad masiva le niega al Pueblo la posibilidad de conocer otras caras a la vez que invisibiliza los temas que afectan a la inmensa mayoría de la población.

 
Uno de los temas que esconden es el de los viejos. En un país donde la población está envejeciendo a pasos agigantados, no hay suficientes hogares para envejecientes y ya hay crisis por la falta de servicios, este tema no existe. No he visto un solo comercial de partido alguno que enfoque en soluciones para atender los problemas de esta población. Puede que en los programas de gobierno –que pocos leen– haya promesas, pero ningún comercial o anuncio masivo del tema.
 
Otro tema es el virtual colapso de los Sistemas de Retiro. Parecería como si a nadie le importara los miles de empleados públicos que cotizaron para su jubilación y que se exponen a perder esos fondos. Y aunque la presente administración y la pasada hablaron del tema, es como si no existiera en las mentes de los partidos políticos al momento de hacer campaña y presentar soluciones en los anuncios. Ninguno habla de eso.
 
El trabajo es otro de los temas invisibles. ¿Qué comercial de qué partido ha prometido cómo y en dónde se van a crear los empleos? Hasta ahora, que yo sepa, ninguno. Tampoco he visto un comercial dirigido a más de la mitad de la población votante, o sea, las madres trabajadoras y jefas de familia. ¿Qué programas van a traer para crear centros de cuido para los hijos o para fomentar el trabajo en horario flexible de modo que puedan atender a sus familias? No, tampoco hay comerciales ni anuncios con promesas para este sector.
 
Lo que sí abunda es el oportunismo y me parece que la mejor evidencia para esto es cómo manejan el tema del status.
 
El PNP tuvo casi cuatro años para cumplir su promesa de adelantar la estadidad, pero el gobernador Luis Fortuño esperó a las elecciones para hablar de status. En vez de aprovechar los comerciales para resaltar sus logros tales como la reforma contributiva o las escuelas del Siglo 21, hablan del estatus pero casi de manera etérea. Lanzaron el comercial ‘Bandera’ que es una joya en términos de imágenes, pero no explica lo que de verdad representa la estadidad.
 
¿Dónde está la discusión pública sobre las implicaciones de las opciones que se contemplan en la próxima elección: el quedarnos como estamos, el ELA Soberano, la Independencia o la Estadidad? ¿Qué pasa con los otros partidos que tampoco hacen campaña de status?
 
El PIP lanzó el comercial ‘Yo deseo’ en el que jóvenes presentan sus anhelos para el país y el candidato Juan Dalmau dice que los representa aunque no explica lo que significa un voto por la independencia en esta próxima elección. El nuevo comercial del MUS menciona brevemente el tema de la soberanía, pero tampoco explica al elector las implicaciones de esta contienda.
 
El PPD no habla del ELA, de soberanía o de status en sus comerciales. Han sido hábiles en identificar que lo que más preocupa al país es la violencia y el crimen, por eso se concentran en promesas para mejorar los recursos de la Policía. Pero no hablan de cómo van a mejorar el esclarecimiento de crímenes o cómo van a mejorar los servicios inexistentes para víctimas de delitos, y sus comerciales se basan en presentar a Alejandro García Padilla en un campo, como si fuera Luis Muñoz Marín hablando en la década del 50.
O sea, que el énfasis sigue siendo superficial y se mantienen muchos invisibles en la propaganda política. Quien sabe si los electores algún día tomen conciencia, y exijan calidad y honestidad.
 
Esta columna fue publicada en El Vocero el 26 de septiembre de 2012 - http://www.vocero.com/los-invisibles-y-el-oportunismo-politico/

No comments:

Post a Comment