Pages

Friday, May 27, 2011

El Puerto Rico del “such is life”

¡Esto es el colmo! Amanecí hoy con esa sensación de nauseas que se produce justo antes de vomitar. No. No es que algo que comí me cayó mal ni mucho menos que esté encinta. No. Las oleadas de asco las sentí desde temprano al ver primero la noticia de las dos jefas del gabinete de gobierno que se visten de Minga y Petraca para investigar el servicio público. Y luego, al ver la publicación donde, como dice su editora, se entrevistan a “los hijos del privilegio”… ¿Es ese el verdadero Puerto Rico? O más bien, ¿es ese el Puerto Rico del ‘such is life’?

La noticia fue reseñada en Primera Hora. Se trata María Sánchez Bras y María Fullana Hernández, quienes se desempeñaban como directora de la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP) y presidenta de la Comisión de Servicio Público, que les ha dado por tratar de ser actrices. Pero no es imitando a Lucy Boscana, a Johanna Rosaly o a Angela Meyer. No. Imitan a los personajes de Johnny Ray y del Gángster de “Minga y Petraca” para investigar los servicios que el Departamento de la Familia a los pobres que reciben los servicios del Programa de Asistencia Nutricional (PAN).

“Nosotros los empleados lo hemos visto como una falta de respeto porque nuestra clientela es nuestra razón de ser y ellas están haciendo ver que las personas que vienen aquí a solicitar el servicio son gente cafre, vulgar, desarregladas... de verdad que es algo humillante porque hasta con las camisas manchadas de pintura han ido y con la camisa rodada y la tira del brassiere por fuera”, dijo a Primera Hora una persona que trabaja para el Departamento de la Familia y prefirió no identificarse por miedo a represalias, pero que fue testigo del espectáculo en una oficina de la región de Bayamón.

Ahí no queda la cosa, pues el teatro -cuya deprimente función se ha escenificado en unas 36 oficinas del DF- incluye también incurrir en un comportamiento indisciplinado.

“Ellas llegan, cada una por su lado, y se sientan en la sala de espera. Esperan un ratito y de momento una - en mi caso fue la licenciada Fullana Hernández- se para y empieza a decir de forma gritona: ‘Quiero que me atiendan ahora... Quiero que me den una emergencia’. Entonces la recepcionista trata de explicarle que tiene que hacer turno y esperar por una cita y ahí se alborota el gallinero”, dijo otra fuente, esta vez de la región de Mayagüez, donde casualmente se realizan las visitas sorpresa esta semana. Primera Hora publicó que las funcionarias y actrices ayer estuvieron en la oficina de Añasco.

Alegan las funcionarias que van mandadas por el Gobernador Luis Fortuño, y mientras tanto, el Secretario de la Gobernación, Marcos Rodríguez Ema, acaba de decir que evaluará lo que hacen sus subalternas.
¡Qué bonito!

Por otro lado, como todos los días me levanto temprano a ver la prensa y me topé con el proyecto de la apreciada Mati Córdova, que edita la revista Lujo, en su edición Primavera-Verano 2011 y que se publicó en El Nuevo Día. De todo corazón que me alegro por el proyecto de Mati porque siempre es bueno que aparezcan más vehículos de comunicación y más oportunidades. También sé que no todo en la vida puede ser el fenómeno de Maripily o los programas como la Comay, y que en los medios debe haber espacio para la diversidad que es nuestro País. Además, soy la primera en decir que la prensa en general, debe destacar cosas más allá de las noticias negativas. Lamento, no obstante, que se cierren otras publicaciones, como las revistas culturales que tanta falta hacen.

Sin embargo, al leer en la introducción en la revista de que se trata de entrevistas a los “hijos del privilegio” en Puerto Rico que son “nuestro futuro más cercano”, no pude contener el reflejo vomitivo provocado al saber que esto es otra manifestación del Puerto Rico del Such is Life.

Y que conste que no soy de las izquierdosas que enfatizan en los ricos vs. los pobres o en los grandes intereses vs. el pueblo oprimido. No hay nada de malo en ser rico y poderoso y tener acceso en la vida. Hay muchísimos ejemplos de puertorriqueños que todos los días laboran por mejorar nuestro país, que producen y dan empleos, y que la prensa no los destaca.

No se trata de eso. Se trata de que se sigan perpetuando las divisiones sociales y que cada vez más se divida el país entre los ricos y los pobres o cafres. Se trata de que los ricos se burlan cada vez más del resto porque créanlo o no, los puertorriqueños somos cada vez más pobres.

Huyendo de esa pobreza, de la falta de empleos y la criminalidad rampante es que los el mismo periódico El Nuevo Día revela hoy que los puertorriqueños están cogiendo vuelo hacia Estados Unidos. Según el censo, durante la última década, la diáspora boricua en Estados Unidos es ahora 900,000 personas más grande que la población de Puerto Rico.
Pero volviendo a los ricos y famosos, me pregunto, ¿con qué cara miran al país para decir que esto está mejor que antes? ¿Será acaso que el énfasis en el lujo nos hace olvidar algunas de nuestras realidades? Y en cuanto a mi teoría de que nos estamos empobreciendo más, para muestra un botón:

• Están las nuevas guías de pensiones alimentarias en Asume que ahora no cubrirán gastos “suplementarios” como lo es la educación, vivienda, cuido de niños y gastos médicos no cubiertos por un seguro médico. O sea, que se fastidiarán las madres, que es la inmensa mayoría son custodias.

• Al día de hoy no hay una cifra exacta de cuántos desempleados totales creó la Ley 7. Unos, como la propia Sánchez Brás, han dicho que son como 3,000 pero la oposición dice que son 30,000. La realidad es que la calle está cada vez más dura, más personas se van del país, la morosidad bancaria aumenta y las quiebras se disparan.

• No se sabe el revolú que vive internamente la Universidad de Puerto Rico. Como no hay huelga, el país se cree que eso está tranquilo. ¿Cuántos se quedarán sin estudiar?

• Las cifras de asesinatos asustan a cualquiera. Y lo peor es que nadie sabe a ciencia cierta, cuántos crímenes hay de verdad porque siguen jugando con las estadísticas, administración tras administración.

• En Educación impera la ley del “free for all”. Allí lo que hay es un arroz con trasero que no se sabe ni la hora que es. Al momento en que escribo estas líneas, investigo unos horrores que están cometiendo contra niños con impedimentos en la zona oeste del país y que espero denunciar próximamente. Hablo de maestros y directores escolares que pegan mangueras a niños autistas para que no griten. Realmente no es un discrimen. Se trata de violaciones de derechos humanos avalados por Departamento.

• En Justicia y los tribunales, los ricos o los que tienen conexiones se salen con las suyas. El ejemplo más conocido, el del niño Lorenzo González Cacho. Hoy le radicarán cargos al investigador que contrató Ana Cacho, pero al nene lo asesinaron hace más de un año y el asesino anda suelto. Claro, si hubiera sido un negrito de Carolina o de Lloréns, ya alguien estaría en la cárcel.

Y no digo más porque todos saben lo que pasa en este país. El gobierno, bien gracias.

Se trata de que si eres pobre, eres cafre. Si eres negrito, sólo te toleran si tienes dinero o poder – como en el caso del presidente Obama – que ahora todo el mundo hace fila por recibirlo en su próxima visita al país. Si fuera un negro cualquiera, muchos de los funcionarios públicos de ambos partidos que hoy se pelean por definir quien estará en el “photo op” ni caso le harían. Es más, ni lo dejarían entrar a los sitios.

Ese mensaje que llevan la Sánchez Brás y la Fullana Hernández cuando se disfrazan para burlarse de los pobres que buscan cupones lo que demuestra es en realidad lo que muchos poderosos piensan del resto del país.

Me hicieron recordar al ex director del Portal del Futuro, creo que Jaime González, que no sé en qué sitio del gobierno lo tendrán trabajando. El mismo que tuvo que renunciar cuando dijo de las comunidades de Ceiba que iban a desarrollar la base de Roosevelt Roads.

Dijo algo así como: “Vamos a hacer unas tiendas, que algunas de las tiendas tendrán productos que no los van a poder comprar, pues ‘such is life’. No todo el mundo ha sido tan agraciado. Pero no hay exclusión aquí de nadie (…) Y el que no tiene ni siquiera 50 chavos pa’ comprarse un límber por lo menos puede disfrutar de caminar libre de costo por esos paseos peatonales frente al mar y ver los cruceros llegar y ver a los pasajeros, los pasajeros con chavos, bajarse del crucero y verlos meterse en las tiendas y verlos comprando cosas caras y al que le cree eso complejo, pues lo siento mucho por ustedes, porque la vida es así, no todo el mundo nació tan agraciado…”…

Such is life y los demás que se jodan.

Esa es la actitud.

Es como decir, “nosotros somos los hijos del privilegio”, los niños y niñas del bien. Los dueños de la plebe.

Y el resto, que proteste, que se quede sin trabajo, que decida si paga el carro o hace compra, que tenga que luchar para vivir. Total, como dicen muchos “si son una partida de vagos”.

¿Es ese el Puerto Rico que queremos?, pregunto yo.

¿Queremos seguir indiferentes a lo que nos rodea?

Sé que muchos como yo no lo quieren…. Pero me temo que el “such is life” impera.

No comments:

Post a Comment