Thursday, December 28, 2017

"Santa Clós", el americano

Foto en Google

(NOTA: Esta columna fue publicada en Noticel el 20 de diciembre de 2017 - http://www.noticel.com/opiniones/blogs/en-blanco-y-negro-con-sandra/santa-cls-el-americano/674842689)

ADVERTENCIA: Precaución con los niños. Esta es una columna para los adultos que deben estar preparándose para la llegada de “Santa Clós” el domingo por la noche. Lo que pasa es que este año la cosa es bien distinta. Fuentes informativas del Sindicato de Duendes que fabrican los juguetes en el Polo Norte, aseguran que el Papá Noel ya tiene listas las 10 excusas para no venir a Puerto Rico este año:

1.     No hay luz. Santa se pierde en la oscuridad. Como muchos barrios han desaparecido entre fango y escombros, no sabe a qué calle se va a meter. Para colmo, el “Blue Flu” azota entre los policías. Tiene miedo de que lo asalten o le roben los regalos, así que mejor se ahorra el mal rato y no viene.

2.     No hay GPS. Como las telecomunicaciones colapsaron y al día de hoy no suben en grandes partes del país, tampoco hay Internet. La señal no es la más poderosa en Puerto Rico, como dice el slogan.

3.     No tiende dónde poner los regalos. No hay guirnaldas, casi no hay decoración y la gente ni siquiera ha puesto árboles porque no tienen luz.

4.     Sabe que no hay chavos. Porque no hay trabajo, porque Puerto Rico está en quiebra, porque en enero la Junta de Control Fiscal va a empezar a apretar y terminan las moratorias en los préstamos, la gente está “aguantá”, sin comprar regalos.  Mejor no viene.

5.     No hay tiendas suficientes para abastecerse si se le acaban los regalos, y si tira desde el aire los pocos que tiene disponibles, la gente puede creer que es Trump tirando papel toalla de nuevo. Mejor evita las comparaciones.

6.     Fue víctima de robo de identidad. En el Capitolio decoraron con su imagen montado en su trineo, pero él no quiere estar cerca para que no lo asocien con los legisladores.

7.     Ya hubo fiesta. El Gobernador adelantó el “get together” titulado “no fue fiesta de Navidad en La Fortaleza” el sábado y no lo invitó. Allí reunió ayudantes de campaña y empleados, mientras la inmensa mayoría de la gente sigue a oscuras y mojándose con los aguaceros de estos días porque o no tienen casa o la lluvia se cuela por los toldos azules de FEMA. Como no hay ambiente, no viene.

8.     Tiene miedo que le cobren el 15%. Produce sus juguetes en el Polo Norte y sabe que gracias al Congreso y la reforma contributiva federal, ahora lo verán como foráneo, así que mejor no viene para acá y se ahorra ese gasto.

9.     Teme pérdidas. Le preocupa que FEMA le incaute la mercancía en los puertos, que el Cuerpo de Ingenieros le confisque los regalos electrónicos porque consumen mucha energía o que en el puerto de Jacksonville no le dejen montar a los renos para venir para acá.

10. Se ahorra el viaje. Como muchos puertorriqueños siguen escapando del caos y del desempleo, mejor los ve allá en el ‘friíto’ de los Estados Unidos a meterse en el revolú acá en la isla.

Las fuentes en el Sindicato de Duendes aseguran que Santa Clós hizo lo mismo que los americanos: Tiró a Puerto Rico a pérdida. Mejor dice a Tres Reyes Magos “breguen con eso”.

Lo que los puertorriqueños que estamos viviendo aquí debemos recordar es que el domingo 24 de diciembre se celebra el nacimiento del Nino Jesús. Ese que nació en un humilde pesebre, a oscuras, rodeado de animales y en la extrema pobreza. Ese que, frente a los mayores obstáculos, cambió al mundo. Mirémonos bien ante esa escena que ahora, como nunca antes, es un reflejo de nuestro Puerto Rico.

No comments:

Post a Comment