Pages

Tuesday, February 26, 2019

Jorge Ramos... una historia verídica


Esto es una historia verídica.

“Jorge, ¿cuántos años llevas como hombre ancla?”, me atreví a preguntarle al famoso periodista de Univisión, Jorge Ramos.

Yo tenía apenas casi 18 años, era tímida, pero había aprovechado al máximo la oportunidad presentada. Dos meses antes había conocido en una convención del National Association of Hispanic Journalists en Nueva York al vicepresidente de la Cadena Univisión y exeditor del periódico The Miami Herald, don Guillermo Martínez, y éste me había ofrecido trabajo en la cadena Univisión en Miami. Hice mi primer préstamo estudiantil para pagarme el viaje, me hice un alisado con iones para calmarme las pasas del pelo, y llegué a la ciudad de Miami a trabajar en Univisión, cadena que apenas llevaba seis meses en esa ciudad tras mudar la sede desde California. Fui a parar en un apartamento alquilado, con tres muebles y dormía en un matress en el piso, pero estaba feliz. Yo estaba cumpliendo rápido uno de mis sueños de trabajar en un medio importante y todavía no llegaba a mi segundo año en la universidad.

Fui conociendo poco a poco a la gente en Univisión. Éramos sólo cinco puertorriqueños en toda esa cadena. La estrella que era ancla del noticiero de fines de semana, María Celeste Arrarás. Malule González, quien era ejecutiva y hermana de la actriz Cordelia. Carlos Calvo, quien era camarógrafo y en ese tiempo estaba casado con la periodista Lourdes del Río, quien a su vez, se había quedado trabajando en Puerto Rico y con el tiempo se fue a Miami y se divorció de Carlos. Las otras dos puertorriqueñas éramos mi roomate Sonia García, boricua de tercera generación de New Jersey y yo, la negrita de Guaynabo con sueños de ser periodista. Fue en el año 1988.

Sunday, February 17, 2019

Borrosa realidad


(NOTA: Esta columna fue publicada originalmente en NotiCel el domingo, 17 de febrero de 2019 -  https://www.noticel.com/opiniones/blogs/en-blanco-y-negro-con-sandra/borrosa-realidad/1021369003) 
La noticia de que una comisión de la Unión Europea incluyó a Puerto Rico en uno de los países de “alto riesgopor lavar dinero y financiar el terrorismo no es poca cosa. Va a la raíz de cómo nos ve el mundo: un paraíso fiscal llenos corruptos, pillos, embusteros, mala paga, ‘embrollaos’ hasta las teleras, pobres, con empleados fantasmas y sin poder levantarnos después del huracán. Esa es la imagen que se proyecta de nuestro país.

Todavía nos ofende que Donald Trump nos tiró con papel toalla como en un acto simbólico, diciéndonos que somos sucios y nos tenemos que limpiar. Para el presidente de los Estados Unidos somos unshithole country”, un “país de mierdacomo ha catalogado a otras naciones pobres y negras del mundo. Nos ve como ese tipo de escoria con la que no quiere relacionarse, y así nos trata, por eso no confía ni quiere mandar dinero para la reconstrucción porque sabe que es mucha la corrupción. Entonces ahora, para completar, también los europeos nos ven así.

Los países europeos que tienen una historia de depravación y traqueteos, ahora nos tiran porque somos  territorio americano igual de corrupto, y por eso nos pusieron entre los 23 países más problemáticos que hay que vigilar porque pueden afectar sus negocios. Esa es la imagen que tienen de Puerto Rico.

Sunday, February 10, 2019

Prensa, verdad y Venezuela


(NOTA: Esta columna fue publicada originalmente en NotiCel el 10 de febrero de 2019 - https://www.noticel.com/opiniones/blogs/en-blanco-y-negro-con-sandra/prensa-verdad-y-venezuela/1006544193)

La vergüenza que le hizo pasar al pueblo de Puerto Rico el segundo al mando de nuestro gobierno, Luis Rivera Marín, demostró una verdad irrefutable: están jugando con el dolor del pueblo venezolano.  La crisis de Venezuela se ha convertido en el escenario de una guerra mediatizada en el que todos los bandos tratan de halar para su lado, con medias verdades, “fake news” y una gula insaciable por pautarse y ganar “likes” a nivel internacional. Y como en toda guerra, la primera víctima es la verdad.
Literalmente, ya todo el mundo sabe que Rivera Marín mintió cuando celebró en CNN en Español que Puerto Rico había logrado aterrizar un avión con ayuda humanitaria en Venezuela. Horas después el expresidente de la Asamblea Nacional venezolana, Diosdado Cabello, lo tildó de “pura paja”. Entonces el secretario de Estado cambió su versión, mantuvo en secreto el itinerario del vuelo y siguió en un desenfrenado ‘media tour’ tratando de salvar cara, de lucir como el canciller de una república o como un peón el juego de ajedrez que se dilucida en Washington. Porque de eso es que se trata, de los intereses detrás de la pantalla.

Las dimensiones geopolíticas de esta crisis son preocupantes para toda la región. Maduro y Guaidó ya parecen títeres, movidos por los intereses de Putin-Jinping y de Trump, y cada bando proyecta su versión de la verdad. Lo menos que les importa es lo que sufre el pueblo venezolano, que no tiene prensa interna, y que a nivel internacional es víctima de propaganda.

En esa batalla por la verdad el escenario de conflicto son los medios de comunicación desde donde se informa y se manipula por igual, como bien demostró Rivera Marín. Los periodistas son los que están de frente, informando, desinformando o como carne de cañón de otros intereses. Hasta ahora, los periodistas llevan las de perder. O es en credibilidad y descrédito, como le pasó al de CNN Fernando Del Rincón con Rivera Marín, o son víctimas de una represión brutal y despiadada en Venezuela.

Monday, February 4, 2019

La verdad sobre el caso de Wanda Vázquez (Comentario)

Wanda Vázquez, secretaria de Justicia. (Foto Primera Hora)

La Secretaria de Justicia Wanda Vázquez debe ser destituida porque sus violaciones de ley manchan el sistema de justicia del país. Esa es la conclusión a la que llegaría cualquier persona sensata, sin gríngolas político-partidistas, que tenga en sus manos el informe de la Oficina de Panel del Fiscal Especial Independiente en el caso que llevaron contra la funcionaria.

El informe es demoledor. Se lo pedimos a la oficina del FEI el viernes, tan pronto se anunció que esa oficina no iría en alzada en el caso contra Vázquez, y nos fue entregado hoy. Una lectura del informe evidencia que la secretaria abusó del poder. En sus 83 páginas se constata que las actuaciones de Vázquez la inhabilitan y que no está apta para dirigir la justicia en este país.

El informe revela contundentemente que Vázquez violó la ley; mintió; presionó a fiscales, ayudantes y secretarios en La Fortaleza (incluyendo a Alfonso Orona, William Villafañe e Itza García); se ensañó e intervino en el caso contra Tyrone Torres Betancourt, el hombre que escaló la casa donde pernoctaba su hija y su yerno, y obligó a que fuera acusado y condenado a 15 años de cárcel sin negociación; y usó a ciertos medios de comunicación para tergiversar la verdad.

El documento expone que Vázquez implementó como estrategia sistemática el ir a la prensa con “expresiones inflamatorias” para dañar el caso y ayudarla en su defensa. Esta actitud de mediatizar la situación recuerda lo acontecido en casos en los que nunca ha habido justicia, como fue el del niño Lorenzo González Cacho.

Tres interrogantes se desprenden del análisis del informe del FEI:
1.    ¿Por qué el Gobernador protege a Wanda Vázquez y no a otros jefes de su gobierno como Orona, Villafañe y García?

2.    ¿Qué medió para que la jueza Yadzel Ramos Colón no hallara causa en regla 6 si la evidencia es contundente? ¿Fue presionada o es amiga de Wanda Vázquez?

3.   ¿Por qué Rosselló mantiene en su gabinete a un secretaria que él mismo refirió y está bajo investigación de Ética Gubernamental, y que además tiene una queja por violación a los cánones de ética ante el Tribunal Supremo? Vázquez y su esposo, el juez Jorge Díaz Reverón, tienen sendas querellas por violar los cánones de la abogacía.

Es decepcionante que el FEI no haya acudido en alzada. Se entiende que tuvieron sus razones para no querer extender un proceso que fue contaminado mediáticamente en la opinión pública, con una judicatura parcializada, y que costaría miles al erario en esta época de crisis fiscal, pero la evidencia es contundente.

El informe de los FEI Ramón Mendoza, Iris Meléndez y Guillermo Garau prueba que la secretaria de Justicia cometió actos irregulares, abusó de su poder y la prueba no fue refutada. Es más, la propia defensa de Vázquez – encabezada por José Andreu Fuentes y Héctor Rivera Cruz – admitió los hechos. Pero con toda esa prueba, con declaraciones juradas y evidencia, la jueza Ramos Colón no halló causa. Pesó más el espectáculo público que la justicia.

Deficiente comunicación interna

Ricardo Rosselló con algunos de sus exasesores y exsecretarios más cercanos (Foto:El Nuevo Día)
(NOTA: Esta columna fue publicada originalmente el 3 de febrero de 2019 en NotiCel - https://www.noticel.com/opiniones/blogs/en-blanco-y-negro-con-sandra/deficiente-comunicacion-interna/997986028 )
Esta semana ha quedado meridianamente claro que el gobierno de Ricardo Rosselló tiene un grave problema de comunicación interna. Es deficiente y eso es parte del caos en su administración.
Los escándalos por el monopolio con los contratos desde Hacienda, en la Comisión Estatal de Elecciones y con los sistemas de informática del gobierno, son muestra de que no han logrado cultivar ese talento para mantener a un equipo enfocado, eficaz y comprometido con los objetivos del Gobernador, que es lo que busca toda buena comunicación interna.
Eso no significa que no sean talentosos, como diría la representante María Milagros Charbonier. Han demostrado que el talento está en darle múltiples contratos a hijos y allegados que sean los del combo de la Isla Bendita, en ignorar al que reclame, y en ser hostil o botar al que lo cuestione. Pero en vez de enmendar a nivel interno, para proyectar afuera que hay control, el propio Rosselló cae en el error al seguir justificando el amiguismo en Hacienda. Todo esto abona a la mala percepción pública de su gestión.
La comunicación interna en cualquier organización, sea una empresa o un gobierno, es la herramienta que se desarrolla para que todas las personas en un grupo de trabajo actúen y se encaminen hacia un mismo objetivo. Es vital cuando hay cambios drásticos, controversias o problemas.  Es una pieza clave para el éxito de cualquier institución porque es su marca o “branding”. O sea, si a nivel interno están mal, eso es lo que esa organización va a proyectar a nivel externo.
Un ejemplo caótico de esto fue el comunicado que La Fortaleza emitió por error el jueves, confirmado un Plan de Ajuste de Cofina que no había pasado, lo que obligó a Christian Sobrino de la Aafaf a desmentirlo inmediatamente. Es impensable ese error tomando en consideración que la economía y lo que dilucide la jueza Laura Taylor Swain es vital para el gobierno. ¿Qué causó ese desliz? ¿Fue un error humano de alguien dándole “send” a un comunicado o fue intencional?