UPR Arecibo: ¡Maravillosos estudiantes!

Universidad de Puerto Rico, recinto de Arecibo (foto Tinta Digital)


Hoy viví unos momentos maravillosos con los estudiantes de comunicación y periodismo en el Recinto de Arecibo de la Universidad de Puerto Rico. Tuve el honor de ser invitada a un conversatorio y presentación de uno de mis libros, el de la Bitácora de una transmisión radial. La invitación vino de la profesora Sarah Platt, a quien le prometí ir a conocer a sus estudiantes hace unos meses.
La actividad la coordinaron los mismos estudiantes de comunicación y de varias de sus organizaciones estudiantiles como el magnífico medio digital de los estudiantes de este recinto, Tinta Digital, la NAHJ-Arecibo y UPRA Web Radio, que transmitió el foro por la emisora digital, en Youtube y en Facebook.
 https://www.facebook.com/tintadigitalupra/

Llegué bien acompañada, con mis editoras y amigas, Zayra Taranto y Mayda Colón, quienes confiaron en mi trabajo para publicarlo en Trabalis Editores, una de las pocas editoriales coordinadas por mujeres en América Latina. Para los estudiantes fue una gran oportunidad porque además de compartir conmigo, pudieron conversar con Zayra, sobre temas en los que es una experta como edición, fotografía, diseño, y más que nada, en narración, ya que es una extraordinaria narradora. También hablaron extensamente con Mayda, a quien considero una de las mejores poetas puertorriqueñas contemporáneas. De eso no hay la menor duda.

Las tres, Zayra, Mayda y yo, quedamos fascinadas con los estudiantes. Desde que entramos al edificio de la UPR en Arecibo se sentía la energía. Ajado por el deterioro físico al que los gobiernos han sumido a la universidad, con ventanas tapiadas desde el paso del huracán María y sin electricidad en casi todo el campus, las estructuras son un fiel reflejo de la crisis y destrucción en la que están sumidas las instituciones de este país. Sin embargo, cuando se miraba a los ojos de los jóvenes, su alegría contagiosa, con esas miradas de curiosidad y entusiasmo, se le pegaba a una ese optimismo. Verlos renovó mis fuerzas y sé que a todas nos dio esperanzas.

Agradezco también la participación de varios profesores que estuvieron en el conversatorio, muy especialmente al de Ciencias Políticas, mi querido amigo que también es político, Juan Mercado. También le doy las gracias a Francisco Quiñones, del medio digital Jornada PR, quien me honró con su presencia y al narrar las experiencias que vivimos ambos trabajando en aquella cobertura extraordinaria después del paso del huracán María. Pero los estudiantes me tocaron el corazón.

A mi me sorprendió mucho ver la profundidad de estos muchachos. Tengo que decirlo, sin ambages, que todos se vieron con deseos de participar, conversar, tertuliar, algo que rara vez se nota entre los estudiantes en otras universidades, especialmente la UPR en San Juan. Hacían preguntas profundas, habían estudiado los libros y escritos de esta servidora, y estaban preparados. Y no fue uno o dos, sino todo el numeroso grupo de estudiantes de distintas clases. Todos reflejaban interés, pericia y conocimiento, y me demostraron que la percepción no siempre es la realidad.

Mucha gente piensa que estar en San Juan es lo mejor o es donde mejor se prepararan, y descartan a las regiones. Sin embargo, en los pueblos fuera del área metro es otra cosa. Pero eso yo lo sé hace tiempo, y por eso llevo años aplaudiendo a la prensa regional, y reseñando de sus esfuerzos periodísticos que se realizan desde las periferias. Aunque las encuestan digan otra cosa y las agencias de publicidad se lo crean, la realidad en la calle es otra. Fuera de San Juan hay otro Puerto Rico con intereses distintos, con audiencias exigentes y de pensamiento crítico que buscan contenidos alternativos, y por eso llevo ya más de un año enfocada en mi trabajo en la radio sindicalizada. Pero a partir de ahora también tengo que añadir la perspectiva de los estudiantes en ese enfoque.

Honestamente tengo que decir que en la UPR Arecibo los estudiantes están a otro nivel. Sólo espero que otros periodistas y comunicadores los visiten para que compartan con ellos y puedan entender lo que viví hoy allí. Por lo que decían todos los estudiantes con los que conversé, estoy convencida de que serán grandes profesionales una vez concluyan sus estudios. Sé, por la realidad que vivimos, que muchos quizás se vayan de la isla una vez se gradúen. Sé que serán exitosos donde sea que vayan. Me lo demostraron. Pero como les dije, mi deseo es que se queden en Puerto Rico y ayuden a levantar este país. El nuevo Puerto Rico que se levanta poscrisis, necesita de una generación comprometida como la que ví hoy en la UPR de Arecibo.

¡Gracias por regalarme ese honor de conocerlos hoy!

Sandra





Comenzando la presentación

Jóvenes preparando la transmisión digital.

Zayra Taranto y yo estábamos fascinadas
Parte del nutrido grupo de asistentes al foro-conversatorio en la UPR-Arecibo.

 


Con Sarah Platt
Con Gabriel Soto


Con el querido Francisco Quiñones













Comments