Sunday, April 14, 2019

Llegó el Capitán América


(NOTA: Esta columna fue publicada originalmente en NotiCel, el domingo14 de abril de 2019 - https://www.noticel.com/opiniones/blogs/en-blanco-y-negro-con-sandra/llego-el-capitan-america/1068758036)

El martes pasado ví la rueda de prensa cuando el Gobernador Ricardo Rosselló nombró al nuevo secretario de seguridad pública y vino a mi mente la idea de que esa película era repetida. La había visto hacía dos años cuando nombraron a la coronela Michelle Hernández de Fraley. En aquel momento a ella la llamaron la Wonder Woman y entonces pensé que ahora llegó el Capitán América.

Elmer Román, capitán de la Armada de los Estados Unidos, viene como sustituto del controvertible y odiado Héctor Pesquera a dirigir la Seguridad Pública. El anuncio se hizo en medio del fuego que no logran controlar desde que explotó el dudoso vínculo entre Julia Keleher y Jay Rosselló, hermano del gobernador. Era urgente llenar la vacante, pero más que nada, hay que cambiar la narrativa del caos por algo distinto. Entonces traen a este nuevo personaje a la política puertorriqueña, contándonos de su experiencia militar.

La obsesión por tener a un militar al mando es palpable. Necesitan proyectar que van a poner orden en la casa, pero al que conoce la historia, no puede evitar recordar cuando el Congreso nombraba aquí gobernadores y los oficiales del NAVY mandaban. Ahora lo pintan casi como un superhéroe. Por eso desempolvaron el viejo libreto de cuando presentaron a la coronela, que Rosselló dijo que la escogieron por su carrera y su experiencia en la milicia, pero ¡qué bajón! De coronela, ahora llegamos a un capitán.

Hernández de Fraley tenía un rango más alto e importante que un capitán. Si Román se la encuentra de frente en un escenario militar, tendría que hacerle reverencias, por su rango. Ser coronela del US Army no es cáscara de coco. Lograr ese rango en un ambiente tan machista como es la milicia, es toda una hazaña, lo que demuestra que ella es una brava. Sin embargo, aquí, por los caprichos de Héctor Pesquera, la sacaron.  El gobernador que juró promover la equidad de género, la sacó, y el resultado fue horroroso.  

Pesquera pasará a la historia como uno de los funcionarios más criticados en administración pública alguna. Él y Rosselló por siempre serán vistos como los responsables directos de la desinformación y del mal manejo que provocó las miles de muertes tras el huracán. La gente no olvida. Finalmente, lo sacaron o renunció el primero de abril. Se desconoce en realidad cómo fue ese proceso de su salida porque poco se ha fiscalizado desde entonces a la Policía y a Seguridad Pública. La atención ha estado en Educación.

Así que en medio de toda esta vorágine llega Román, y al ver la estrategia de comunicación del gobierno, es evidente la desesperación. Necesitan ser exitosos con el nombramiento. Por eso lo proyectan como una figura casi mítica, como si fuera un Capitán América.  

Tal parece que esa táctica de moverse rápido les ha funcionado porque todo apunta a que será confirmado el próximo 23 de abril en una vista pública que ya anunció el presidente del Senado Thomas Rivera Schatz.

Román trabajó en el Departamento de la Defensa y como capitán de la Armada, comandó fuerzas de rescate, buceo y disposición de municiones. En la milicia se empieza como soldado raso, de ahí pasan a ser sargentos. Luego van a los rangos más altos de teniente, capitán, mayor, coronel y entonces general, con sus diferentes escalas. Por eso digo que él queda por debajo de la que ya teníamos, que era coronela.

Elmer Román, designado a Seguridad Pública (Foto El Nuevo Día).
Pero como la coronela está descartada, y lo que buscaba Rosselló era a un militar, entonces, ¿por qué escogieron a Román que es capitán y no al general Reyes, el de la Guardia Nacional, que se rumora era el favorito de la Junta de Control Fiscal? Teniendo la posibilidad de tener un general, que es un rango más alto que la coronela que tuvimos, ¿por qué transaron por un capitán? Silencio.

Sería injusto criticar a Román sin todavía haber asumido su puesto. Considero que es una falta de respeto decir que no sirve, porque todavía ni ha empezado y la preparación, los atributos y capacidad, es obvio que los tiene.  En esta ocasión el asunto no es su trayectoria, lo que hay que cuestionar son los métodos.

¿Por qué en los 26 años de carrera militar Elmer Román sólo alcanzó el rango de capitán? ¿Cuáles fueron sus ejecutorias? ¿A cuánta gente supervisó directamente como capitán del ejército? ¿De cuántos soldados hablamos? ¿Era un batallón o era un capitán supervisando desde una oficina? Porque no es lo mismo. ¿Qué formación policial o sobre “law enforcement” él tiene? ¿Fue a la escuela de policía militar?

Dijeron que Román investigó temas como el narcotráfico, pero una cosa es hacer informes desde el Pentágono, y otra es lidiar con el personal y los efectivos en la calle. Por eso me pregunto, ¿supervisaba tropas directamente?  Eso no lo han explicado ni en los medios han planteado la pregunta.

Román tendrá bajo su mando a sobre 10,000 empleados públicos, no sólo policías sino los trabajadores del Cuerpo de Bomberos, Ciencias Forenses, 9-1-1, Manejo de Emergencias y los demás componentes de la sombrilla esa que es ahora el Departamento de Seguridad Pública. Hay un superintendente de la policía o comisionado como le llaman ahora, pero Román será el “commanding officer” de todas esas tropas, por llamarle así a los empleados estatales. ¿Podrá hacer esa función? Ojalá lo logre. Esa debería ser la meta.

Lo único que se ha discutido a nivel público es que ganará menos salario que Pesquera. En vez de $248,000 que se llevaba Pesquera, ganará $180,000. Eso no es lo importante. Después de todo, es un salario de un capitán, no el de una coronela ni un general.

Lo que hay que preguntarse es si tiene él la capacidad de liderar a la Policía en este momento en que se aprieta la supervisión bajo el Monitor Federal, Arnaldo Claudio. El juez federal Gustavo Gelpí está velando por que se cumplan los acuerdos de la reforma de la policía y hay muchos temas pendientes que van desde la nueva academia, hasta tratar de motivar a una fuerza diezmada que siguen abandonado el país, por los maltratos del gobierno y de Pesquera. ¿Tendrá Román la capacidad de hacerlo? De hecho, ¿por qué no nombraron al mismo Claudio a ese puesto? Experiencia de sobra tiene el monitor federal y también es un exmilitar con una hoja de vida impresionante.

Román entrará en funciones el próximo 1ro de mayo, día internacional de los trabajadores, y habrá que ver cómo actúa en las manifestaciones que suelen darse para esa fecha. Recordemos lo que pasó en el 2017 y el 2018, y los motines, agresiones y arrestos que hubo, que hoy siguen levantando serios cuestionamientos sobre el manejo de la fuerza.


Hay que esperar a ver que pasa. Ahora que viene la nueva película Endgame de Marvel, habrá que preguntarse si el Capitán América salvará el planeta.

Y yo me pregunto, si el Capitán América que acaban de nombrar aquí podrá salvar a la policía y a todo el componente de seguridad pública. ¿Usará su escudo con la bandera de Puerto Rico para protegernos del malvado Thanos? ¿O será como Julia Keleher en el vídeo que le hizo De la Nada cuando la recreó como Sailor Moon? Coming soon….



NOTA: Al publicarse esta columna en NotiCel la directora de prensa del Departamento de Seguridad Pública, y exreportera Karixia Ortiz, envió una nota aclaratoria. Pidió que se aclarara que el capitán Elmer Román, nominado a ocupar el cargo de nuevo secretario del DSP y la coronele Michelle Hernández de Fraley tiene el mismo grado militar que equivale al O-6. Román es del NAVI y Hernández del ARMY. Ver referencia:  https: // dod. defense.gov/About/Insignias/ Officers /. Se hace esta aclaración, a pesar de que para el ciudadano que no domina las estructuras militares, siempreverá al capitán por debajo de un coronel.




No comments:

Post a Comment