Pages

Wednesday, January 9, 2019

Coffin Island


(NOTA: Publicado originalmente en NotiCel el 6 de enero de 2019 - https://www.noticel.com/opiniones/blogs/en-blanco-y-negro-con-sandra/coffin-island/965477582)

El camino a la asimilación ya lo había narrado Don Abelardo cuando nos contó que Peyo Mercé enseñó inglés y ‘Santa Clo’ fue a La Cuchilla. Con el tiempo fuimos de la danza al rock n’roll, del pop al trap, de tener meseros tomando órdenes en el “difícil” y colegios English-Only en Guaynabo City, hasta un “gobierno millennial”. Ahora el DMO que nos lleva hasta Coffin Island. Esa es la ruta. Un disparate que trasciende el Spanglish y nos transporta más allá de lo mejor de dos mundos.  Es “Discover Puerto Rico”.

“You have to feel more alive than ever”, stated the DMO, and I must add, that’s how they felt assuming no one would notice the strategy behind the tweet. Porque de eso es que se trata. Si “the #epicviews of our own Coffin Island” los hizo sentir “more alive than ever”, pensé yo que, that was their #epicfail.  Nadie es perfecto y los errores los comete cualquiera, pero esto no fue un simple error. Fue una estrategia de propaganda usando técnicas de mercadeo. Quedó desnuda en la respuesta oficialista a ese error.
 
“Se usó una traducción de Caja de Muertos para el beneficio de nuestros seguidores angloparlantes. Invitamos a nuestros seguidores tanto en PR como en EUA a descubrir los rincones más remotos de nuestra isla”, respondió el Destination Marketing Organization en un segundo tuit tras del error original. En el DMO se creyeron que la gente se comería el cuento de que eso es lo que hacen en otras partes donde se inventan nombres para atraer turistas y que por eso Los Angeles es The Angels, El Paso es The Step, Barcelona es Barcelone, y Washington es Guachinton. Eat your heart out!

El próximo paso lo dieron los asimilados que rápido salieron a la defensiva. Se activó el Ministerio de Propaganda para sacar los ecos en las redes sociales que aplaudían el error del DMO porque “ayuda a mercadear” a Puerto Rico. Acto seguido sacaron más hashtags #yoresaltolobueno o #noledoypautaaloserrores. A son de $25 milloncitos de presupuesto, cualquiera pensaría que tendrían la capacidad de contratar a un traductor que no sea Google Translate. ¿O es que ese dinerito se usa para otras cosas? #yosolopregunto

#sigopreguntando ¿Quién escribió ese tuit y quién lo permitió? ¿Sería alumno de la Rivera Marín School of Politics and Diplomacy o de la Alejandro García Padilla’s School of Languages? A lo mejor es que en esta era de asimilación a lo Julia Keleher y Brad Dean, parte del proceso es cambiar el idioma e inventar los nombres. Or perhaps they learned the lesson: los nombres propios no se traducen. El Yunque en Río Grande no es The Anvil in Big River, es Culebra no Snake Island, es Río Piedras no Stone River y somos Puerto Rico, no Rich Port.

Y recordé lo aprendido, que todo proceso de asimilación es depredador. Se traga la gente, las cosas y las costumbres a la cañona. Algo así como “The Collective”, como le dicen en la serie Star Trek a esa raza llamada Borgs que van por el universo invadiendo planetas, comiendo aliens y asimilándolos con su lema: "You will be assimilated; resistance is futile". Eso creían con la estrategia implantada. O quizás esa fue su idea, pero la lectura pública fue otra. Se les chispoteó y dejó ver que el nivel de imbecilidad arrancando el año sí que es grande. It’s not easy. No es tan fútil ni tan fácil eso de intentar asimilar a la gente en esta isla caribeña, cada vez más parecida a una plantación colonial que a un estado de la Unión. Esa se le quemó al DMO y a sus $25 millones de razones.



Pero bendito. Es que como no saben su historia, nunca se enteraron de aquella lección de Peyo Mercé. Como hoy es día de los Tres Santos Reyes, aquí se la dejo. "This is the cock, the cock says cooca-doodledoo", dijo Peyo Mercé, pero el nene ripostó: “Don Peyo, ese será el cantío del manilo americano, pero el girito de casa jace cocoroco clarito”. 

No comments:

Post a Comment