Pages

Friday, May 17, 2019

Los verdaderos resultados


(NOTA: Esta columna fue publicada originalmente en NotiCel el domingo, 12 de mayo de 2019 - https://www.noticel.com/opiniones/blogs/en-blanco-y-negro-con-sandra/los-verdaderos-resultados/1077235547)

Esta semana los medios usaron como monotema los resultados de una encuesta cuya metodología y composición han sido altamente cuestionadas. El único resultado indiscutido fue que casi el 60% de la gente está indecisa, lo que evidencia que en este momento le importan tres cominos la política y los candidatos.
Lunes, martes, miércoles, jueves y hasta el mismo viernes la inmensa mayoría de los medios y los analistas políticos servían de focas aplaudiendo, hablando y promoviendo la encuesta, mientras la Junta de Control Fiscal le pasaba el rolo a la gente. Cortarán en un 10% las pensiones, cerrarán 300 escuelas adicionales, le dieron a la Policía el dinero y beneficios que Pesquera y Rosselló les han negado en 2 años, y prácticamente tomaron por asalto a los municipios para crear los “counties” o condados, a la cañona. Poco les importó que esto sea lo más antidemocrático y antiamericano que han impulsado ese grupo de 7 regentes que gobiernan.
La realidad es una, pero el discurso público va por otro lado. Esto se debe al maridaje medios-políticos.
No son todos, pero sí una inmensa mayoría, especialmente en la radio. Son los cómplices del engaño. Ponen a supuestos analistas a hablar mañana, tarde y noche sobre candidatos y puestos para justificar su obsesión electorera. Se prestan para hacerle 'marketing' a un periódico que ya ni se busca, como se constata en las estivas que se quedan sin vender, aunque eso demuestre su negligencia. Porque para ellos es más fácil leer un titular que ponerse a crear su propio contenido, a indagar o a visitar comunidades. Como no tienen periodistas porque siguen eliminando puestos para dárselos a cabilderos, piensan y dicen que son la voz del pueblo.
Pero la gente está hastiada. En la época de la abundancia soportaban ese matrimonio de medios-políticos, pero ahora no. Los niveles de tolerancia se agotaron porque las audiencias saben que los políticos y medios tienen la misma conducta que nos trajo al caos actual. Su unión fomenta el despilfarro de fondos públicos, el acomodar a los suyos en puestos y contratos, o en payola y chayoteo, mientras la mayoría de la gente pasa vicisitudes. Como no hay dinero y se tienen que debatir entre quedarse o coger un avión, la gente ya no tolera el maridaje medios-políticos y por eso se desconecta.
1) La primera: El viernes entraron en vigor los nuevos aranceles que impuso el gobierno de Trump a China. Eso significa que todo lo que se compre “made in China” va a costar 25% más. ¿Alguien ha hablado de eso entre los llamados analistas en la radio? ¿Qué medio lo sacó en portada analizando su impacto para el bolsillo del puertorriqueño promedio? ¿Algún político pintoresco de este país entendió y atendió el tema? Realmente no, cuando aquí la mayoría de los productos son importados.
2) Otro ejemplo fue una expresión que dio el presidente de la empresa Claro, Ortiz de Montellano, por una emisora radial. Dijo que ya tienen a casi todo el país conectado, pero no llegan al 100% porque le falta el municipio de Culebra, ya que el cable submarino de telefonía se afectó tras el huracán y el gobierno no lo ha arreglado. La pregunta es, ¿acaso Claro no pertenece a Carlos Slim, uno de los hombres más ricos del mundo? ¿Entonces, por qué Claro no invierte en su propio cable submarino y dependen del gobierno? ¿Qué se lo impide? Estas son las preguntas que no se hacen y que afectan a ciudadanos de carne y hueso que siguen incomunicados en las islas municipio. Eso tampoco es tema de análisis ni de legislación por los políticos, mucho menos de los medios que temen molestar anunciantes y se silencian ante la necesidad real.
3) Otro tema: las carreteras. El gobernador celebró en rueda de prensa hace unas semanas que todo está bien y que DTOP está trabajando en las carreteras. Pensaron que la gente se iba a creer el titular, pero muévase a la ruralía y verá la verdad. Todavía hay una enorme cantidad de vías estatales que no las han tocado a casi dos años del huracán y esto preocupa cuando estamos cerca de que empiece la nueva temporada. Aquí van 11 ejemplos que están graves: La carretera 181 en Patillas, la PR-772 Barrio Botijas en Orocovis; la PR-143 entre Barranquitas y Villalba; las carreteras 123, 605 y 140 en Utuado; la 151 en Villalba; la 143 en el barrio Helechal (ruta panorámica) en Barranquitas y los puentes de la PR-770 en Barranquitas, el puente 111 en Utuado y el puente de la 145 de Ciales a Morovis. Todas esas antes mencionadas pueden dejar pueblos enteros incomunicados. ¿Algún político ha dicho algo o han sido portada en algún periódico? No. Afectan a ciudadanos de carne y hueso, pero el interés de ciertos medios estaba en la encuesta y los candidatos. De esa desconexión es que estamos hablando.
Esa relación incestuosa entre políticos y ciertos medios le hace daño al progreso. No se dan cuenta de lo que está pasando en otros lugares, donde se han producido cambios dramáticos en rechazo.
En México, por ejemplo, ahora mismo las conferencias de prensa matutinas del presidente Andrés Manuel López Obrador acaparan los 'ratings'. Las Mañaneras, como él les llama, tienen más audiencia que los programas en ese horario en Televisa y TV Azteca porque la gente se hartó. Saben que las empresas mediáticas y los analistas encubren la corrupción y el traqueteo de los políticos porque son parte del esquema. Por eso los llaman despectivamente “los medios fifi”.
En los Estados Unidos se ve en la actitud de amplios sectores de la sociedad que siguen el discurso anti-prensa de Trump porque sienten que los medios no los representan. Ven a las grandes cadenas y periódicos demasiado liberales y demócratas cuando hay amplias masas conservadoras que sienten que esas políticas les quitan empleos para favorecer inmigrantes. Es decir, asocian a los medios con lo que les afecta en su diario vivir, por eso los rechazan.
Aquí en Puerto Rico este fenómeno se vive con mayor intensidad desde hace 15 a 20 años, como hemos analizado en todo ese tiempo en mi blog y mis libros. Por un lado, están los medios desconectados de la realidad de la gente, pero también está la realidad del mercado. Menos periodistas, más comentaristas que son cabilderos, abogados y políticos. Menos reportajes y más comentarios. Menos profundidad y más entretenimiento. Es todo un aparato para mantener a las masas sedadas a pesar de las presiones que viven.
Reitero que los medios y políticos van por un lado, pero el pueblo está por otro. La gente seguirá escéptica mientras vea en los medios un burdo intento de justificar lo indefendible. Los medios tienen que admitir que son cada día menos vigentes porque ya la gente los tiene leídos. No quieren admitir que es una tomadura de pelo al país y la gente lo sabe.

No comments:

Post a Comment